Logo El Confidencial
reformas

Los árboles de Anmer Hall, 'peligro de muerte' para George y Charlotte

El estudio de toxicidad de una especie concreta (pero muy vistosa en primavera) ha llevado a los duques de Cambridge a estudiar la tala de estos antes de construir una pista de tenis de 84.000 euros

Foto: Esta especie florece en primavera y, al marchitarse, descarga unas semillas similares a los guisantes (Vanitatis)
Esta especie florece en primavera y, al marchitarse, descarga unas semillas similares a los guisantes (Vanitatis)

Los duques de Cambridge, William y Kate, pretenden construir una pista de tenis en los jardines de Anmer Hall, su residencia. Pero antes, varios técnicos se han desplazado hasta el palacete para inspeccionar el estado de muchos de los árboles que lo adornan. Los resultados de este estudio, publicado en la página web de la casa real británica, determinan que una especie llamada Laburnum resulta altamente tóxica para sus dos hijos: el príncipe George (de 2 años) y la princesa Charlotte (de tres meses).

A pesar de la espectacularidad de la planta –en primavera florece tiñendo de amarillo prácticamente toda su copa–, sus, hojas, su corteza y sus semillas (similares a los guisantes) resultan “potencialmente mortales si se consumen en gran cantidad”, explica el informe de los técnicos. Por ello, debido a que ese jardín puede un campo de juego no solo del heredero al trono y de su hermana, sino de sus amigos, los duques estarían valorando la opción de talarlos si descubrieran que sus vástagos acostumbran a meterse cosas en la boca.

Comer sus semillas o tocar sus hojas o su tronco puede causar ardor en la boca, náusas y vómitos entre 30 minutos y una hora tras su ingesta. Según asegura The Mirror, los duques de Cambridge están valorando eliminar uno de los diez ejemplares que poseen en su jardín y que, además, les estorbaría a la hora de replantear su nueva pista de tenis cuyo precio asciende a los 84.000 euros.

Según sostiene una fuente palaciega, los duques habrían de tomar una decisión de inmediato antes de que comiencen las obras en sus jardines. Eso, o evitar que el intrépido George juegue en un área cercana a este vistoso (pero venenoso) árbol.  

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios