Logo El Confidencial
familia real española

La Corona brilla más que nunca tras Nóos: Letizia estrena las joyas de pasar

Después de la resolución del caso Nóos, la casa real respira aliviada y ha introducido algunos cambios. Uno de ellos está en la propia Reina, quien eligió impresionantes joyas para la cena con Macri y Awada

Foto: Los Reyes durante la cena de gala en el Palacio Real (EFE)
Los Reyes durante la cena de gala en el Palacio Real (EFE)

Algo está cambiando en la casa real y, casualidad o no, coincide con el fin del caso Nóos la pasada semana. Tras unos años complicados en el ojo del huracán con todo el tema de Urdangarin y la infanta Cristina, la Corona se ha relajado y vuelve a brillar como antaño. Así lo demuestran distintas variaciones que hemos podido comprobar durante la visita de Estado que el presidente Macri y su esposa, Juliana Awada, se encuentran realizando en nuestro país. Uno de esos cambios es la elección del Palacio Real como escenario para la ceremonia de bienvenida. Tras más de 30 años celebrándose en el palacio de El Pardo, Don Felipe ha decidido otorgarle al Palacio Real una oportunidad para recuperar el esplendor perdido durante ese periodo.

Otra de las variaciones se encuentra en la propia Letizia. Durante años, y debido también a los estragos de la crisis económica, vivimos una sequía en lo que se refiere a joyas. Siempre la veíamos con la tiara floral y con pocas alhajas. Pero la Reina devolvió este miércoles el boato y la pompa estrenando tres de las denominadas 'joyas de pasar', un conjunto de ocho piezas reunidas por la reina Victoria Eugenia que pertenecen a la Corona y que deben pasar de generación en generación.

La esposa de Felipe VI coronó su cabeza con la tiara de la Flor de Lis, la más importante del joyero de los Borbón y símbolo de la monarquía borbónica. Fue creada por la joyería Ansorena y Alfonso XIII se la entregó a su esposa, la reina Ena, con motivo de su enlace matrimonial. La diadema, realizada en diamantes, representa tres grandes flores de lis. También fue utilizada por la condesa de Barcelona durante la coronación de Isabel II. Fue en 1983, durante una visita de Estado de los reyes de Suecia, cuando la Reina Sofía la lució por primera vez y desde entonces la ha reservado para grandes ocasiones.

Victoria Eugenia, la condesa de Barcelona, Sofía y Letizia con la Flor de Lis
Victoria Eugenia, la condesa de Barcelona, Sofía y Letizia con la Flor de Lis

Doña Letizia lució también las 'pulseras gemelas', dos pulseras idénticas realizadas con diamantes. Su origen se encuentra en una corona de Cartier que Alfonso XIII entregó a Victoria Eugenia como regalo de bodas. La corona pasó de moda rápidamente y tras su exilio, la reina encargó a la misma firma que la desmontara y con los diamantes creó estas dos pulseras. Desde la muerte de Ena, solo habían sido lucidas por Doña Sofía, hasta ahora. Los pendientes elegidos por la actual Reina también están en el lote de las 'joyas de pasar' y también pertenecieron a Victoria Eugenia, quien fue una verdadera amante de las joyas. Están realizadas con un brillante grueso y otros pequeños brillantes alrededor y fueron los elegidos por la infanta Cristina para el día de su boda con Urdangarin.

La Reina durante la cena (EFE)
La Reina durante la cena (EFE)

Para dar total importancia a las joyas, la Reina eligió un vestido de líneas sencillas. Se trata de una nueva creación de Felipe Varela de manga larga y silueta lápiz confeccionada con terciopelo negro. Doña Letizia lucía la banda de la Orden del Libertador San Martín, que le fue concedida en 2009 por Cristina Kirchner, sujeta con la única joya de su total propiedad: el broche de la flor de lis que forma parte de la tiara Princesa, un regalo que Don Felipe le hizo por su quinto aniversario de boda.

La Corona brilla más que nunca tras Nóos: Letizia estrena las joyas de pasar

Una dura contrincante

Doña Letizia se llevó toda la atención con sus joyas, pero su contrincante, la bella Juliana Awada, estuvo a la altura de la situación con un estilismo de lo más favorecedor. La primera dama argentina eligió un elegante vestido del diseñador Gabriel Lage. Se trata de un diseño rosa saturado, teñido con técnica manual. Posee un escote en V con gran falda de campana y está bordado artesanalmente en cristales Swarovski, mostacillas y cristal facetado. El clutch estaba realizado a juego con el vestido. La esposa de Macri eligió joyas más discretas que nuestra Reina: unos pendientes de diamantes y una pulsera. Asimismo, llevaba la banda de la Orden de Isabel la Católica que le había sido concedida unas horas antes.

Juliana Awada durante la cena (Gtres)
Juliana Awada durante la cena (Gtres)

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aq.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios