Ernesto de Hannover y Ekaterina Malysheva ya son marido y mujer: así ha vestido la novia
  1. Casas Reales
el sábado celebrarán la boda religiosa

Ernesto de Hannover y Ekaterina Malysheva ya son marido y mujer: así ha vestido la novia

Como él mismo ya anunció, Ernesto de Hannover, padre del novio, no ha estado presente en la ceremonia

Foto: Ernesto de Hannover y Ekaterina en su boda civil. (Gtres)
Ernesto de Hannover y Ekaterina en su boda civil. (Gtres)

Dos días antes de su boda religiosa, Ernesto Augusto de Hannover y Ekaterina Malysheva se han dado el 'sí, quiero' en una ceremonia civil celebrada en el ayuntamiento nuevo de Hannover. La ceremonia ha sido oficiada por el alcalde, Stefan Schostok, y a ella han acudido unos 30 invitados, tal como revela la revista alemana 'Hannoversche Allgemeine Zeitung'. Entre ellos se encontraban la madre del novio, Chantal Hochuli, y sus hermanos: Christian, quien estuvo acompañado por su prometida, Sassa de Osma, y Alexandra, la hija que Ernesto de Hannover y la princesa Carolina de Mónaco tienen en común.

También han estado presentes en esta íntima celebración Andrea Casiraghi junto a Tatiana Santo Domingo y el tío de esta, Julio Santo Domingo, quien ha ejercido de testigo junto al príncipe Christian y a Dina Amer, amiga de la novia. Tras su boda con Ernesto Augusto, Ekaterina se ha convertido en princesa heredera de Hannover y en duquesa de Brunswick-Lüneburg, títulos que actualmente lleva su recién estrenado marido.

Los novios junto a sus testigos. (Gtres)
Los novios junto a sus testigos. (Gtres)

Para este primer gran día, la novia, quien es diseñadora, ha elegido un vestido de estilo camisero confeccionado en seda rosa empolvado que firma Sandra Mansour, una gran amiga de Ekaterina y la encargada de los otros dos vestidos que lucirá el sábado durante la ceremonia religiosa y la posterior celebración en el castillo familiar de Marienburg. En una muestra de la sencillez que rodeaba la ceremonia, Ekaterina se ha dejado el pelo suelto y lo ha peinado con unas ligeras ondas. A sus pies llevaba unos salones en color nude con tiras cruzadas.

Los novios con el alcalde. (Gtres)
Los novios con el alcalde. (Gtres)

La ausencia de Ernesto y la posible presencia de Felipe VI

Como él mismo ya anunció, Ernesto de Hannover, padre del novio, no ha estado presente en la ceremonia. El motivo de su ausencia se debe a que él no autorizó esa boda y considera a su heredero un "ingrato". Hace ya varios años que padre e hijo se llevan mal. Ernesto padre le dio a su hijo la administración de su patrimonio en 2004. Unos años después, trató de reclamárselo, pero este se negó. Esa decisión provocaba una enemistad entre ambos que ha desembocado en la no asistencia de Hannover a la ceremonia. El entonces marido de Carolina explicaba que revocar la potestad a su hijo no había sido una decisión "fácil, sobre todo porque se trata de mi hijo para mí. Pero me veo obligado a fin de proteger los intereses de la casa de Hannover".

Ernesto de Hannover junto a sus hijos Ernesto y Christian. (Gtres)
Ernesto de Hannover junto a sus hijos Ernesto y Christian. (Gtres)

Cabe recordar que Felipe VI es padrino de bautizo del novio, así que no sería nada extraño verle el sábado en la boda religiosa de su ahijado. Cuando en 1983 vino al mundo el primogénito de Ernesto de Hannover y su primera esposa, Chantal Holuchi, sus padres eligieron para su bautizo en el castillo de Marienburg a nueve padrinos. En la lista se encontraba el nombre de la reina Sofía de España, quien es prima hermana de Ernesto de Hannover, pues su madre, la reina Federica, era hermana del príncipe alemán, Ernesto Augusto IV. Sin embargo, Doña Sofía pidió a Ernesto y Chantal que fuera su hijo Felipe el elegido.

Y así fue. Con tan solo 15 años el entonces príncipe de Asturias se estrenó como padrino con Ernesto Junior junto a otros royals como el rey Constantino de Grecia o el príncipe Andrés de Leiningen. Aunque se desconoce si el ahora Rey ha mantenido una estrecha relación con su ahijado, podría estar presente en su boda y que con él vaya doña Letizia.

Ernesto de Hannover
El redactor recomienda