Logo El Confidencial
familia real de dinamarca

La familia real danesa acompaña el féretro del príncipe Henrik a Copenhague

A las 10:00 horas de la mañana, el féretro del marido de la reina Margarita II abandonaba el palacio de Fredensborg para ser trasladado hasta Copenhague

Foto: La familia viendo las muestras de cariño en Amalienborg. (Reuters)
La familia viendo las muestras de cariño en Amalienborg. (Reuters)

Este jueves han dado comienzo los actos de despedida a Henrik de Dinamarca, quien fallecía el martes por la noche como consecuencia de una neumonía agravada por un tumor en el pulmón. A las 10:00 horas de la mañana, el féretro del marido de la reina Margarita II abandonaba el palacio de Fredensborg para ser trasladado hasta Copenhague, concretamente hasta el palacio de Amalienborg, residencia oficial de la soberana.

Su familia le ha acompañado en este camino. La reina Margarita ha tenido a su lado en todo momento a sus dos hijos, Federico y Joaquín, así como a sus dos nueras, Mary y Marie, y sus ocho nietos: Christian, Isabella, Vincent, Josephine, Nikolai, Felix, Henrik y Athena. Los trece han seguido el coche fúnebre en sus respectivos automóviles y una vez en el palacio de Amalienborg, Federico, Joaquín y sus familias han caminado por la plaza para ver en primera persona las muestras de cariño de los daneses a Henrik en forma de flores, velas y cartas. Todos vestidos de luto, han ofrecido una imagen de unidad.

 La familia en Amalienborg. (Gtres)
La familia en Amalienborg. (Gtres)

Las muestras de cariño de los daneses hacia Henrik y la familia real se han ido sucediendo desde que se anunció a su muerte. Muchos ciudadanos se han querido acercar hasta los palacios que la familia tiene repartidos por todo el país para mostrar sus condolencias. Uno de los lugares más concurridos ha sido el palacio de Fredensborg -donde Henrik murió-. Viendo que su pueblo se estaba volcando, Margarita quiso este miércoles tener un detalle y apareció en público para agradecerles personalmente su cariño con una sonrisa.

El funeral de Henrik se celebrará el martes 20 de febrero de forma privada por deseo expreso del propio príncipe, quien no quiso que su muerte se convirtiera en un asunto de Estado. Asimismo, tan solo asistirán familiares y amigos cercanos. La ceremonia tendrá lugar a las 11:00 horas de la mañana en la iglesia del palacio de Christiansborg, en Copenhague, y será oficiada por el obispo Erik Norman Svendsen.

Será el viernes cuando sus restos sean llevados a la iglesia de Christiansborg para que dé comienzo la capilla ardiente. Ese día podrá ser visitado por los miembros de la familia y durante el fin de semana se abrirá al público para que puedan darle su último adiós. El deseo del príncipe era ser incinerado y que sus cenizas se dividan: una mitad se esparcirá en el mar de Dinamarca y otra será enterrada en los jardines del palacio de Fredensborg.

El féretro de Henrik abandona Fredensborg. (Gtres)
El féretro de Henrik abandona Fredensborg. (Gtres)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios