Logo El Confidencial
familia real danesa

Nicolás de Dinamarca debuta como modelo 4 días después de la muerte de su abuelo

El nieto mayor de la reina Margarita debutó en el mundo de la moda este pasado fin de semana durante la presentación de la nueva colección de Burberry

Foto: Nicolás de Dinamarca desfilando para Burberry.
Nicolás de Dinamarca desfilando para Burberry.

¿Se imaginan que Irene Urdangarin o el mismísimo Froilán quisieran ser modelos? Cuesta hacerlo, ya que esta profesión nunca se ha visto con buenos ojos en la familia real española. No hay más que recordar lo que sucedió cuando don Felipe salía con la top Eva Sannum. La presión familiar por el pasado de la noruega como modelo fue uno de los motivos de la ruptura de la pareja. Sin embargo, parece que en las otras casas reales eso de desfilar en las pasarelas no está mal visto y el gran ejemplo de ello es Nicolás de Dinamarca.

El nieto mayor de la reina Margarita debutó en el mundo de la moda este pasado fin de semana durante la presentación de la nueva colección de Burberry en el marco de la London Fashion Week. La muerte de su abuelo, el príncipe Henrik, tan solo cuatro días antes no impidió que Nicolás se subiera a la pasarela y cumpliera uno de sus grandes sueños. Ataviado con un abrigo negro de estilo militar, una camisa con los míticos cuadrados de la firma británica, pantalón acampanado y un bolso rojo, el príncipe, que ocupa el séptimo puesto en la línea de sucesión al trono danés, dio sus primeros pasos en el mundo del modelaje.

Aunque el desfile fue el sábado, la noticia no llegó a la prensa danesa hasta este martes, pues ni Nicolás ni Burberry quisieron hacer de su presencia algo excepcional. El príncipe desfiló como el resto de modelos, delante de un front row de excepción en el que se encontraban Kate Moss, Jamie Bell o Kate Mara, entre otros. Asimismo, el primogénito de Joaquín y Alexandra Manley compartió esta experiencia con una de las grandes en el mundo de la moda, la mismísima Cara Delevingne, encargada de cerrar el show con un original abrigo de pelo con los colores del arcoíris.

Se desconoce si Nicolás cuenta con otros proyectos parecidos en su agenda, lo que sí sabemos es que el nieto real tiene la intención de hacerse un hueco dentro del mundo de la moda. A sus 18 años, el príncipe tiene muy claro que quiere ser modelo, por ello no ha dado comienzo a sus estudios universitarios, al menos de momento. Ahora se encuentra inmerso en esta nueva faceta que poco tiene que ver con el mundo de la realeza, pero que su familia acepta y apoya.

Siendo el séptimo en la línea de sucesión, Nicolás tiene el doble privilegio de seguir formando parte de la familia real y a la vez no tener ninguna responsabilidad institucional. Eso recaerá en el futuro en su primo Christian, quien está llamado a ser rey de Dinamarca, y en menor medida en los hermanos de este, Isabella, Vincent y Josephine. Tanto Nicolás como sus hermanos -Felix, Henrik y Athena- podrán decidir su futuro profesional, y parece que el príncipe ya tiene más que claro que el suyo tiene que ver con la moda y las pasarelas..

Desde su adolescencia, Nicolás se había convertido en un 'sex symbol' para muchas jovencitas danesas. Su altura, su cuerpo y sus rasgos orientales -herencia de su madre- lo convirtieron en uno de los royals más deseados y cuando en agosto celebró su mayoría de edad ya paso a encabezar las listas de solteros de oro de la realeza europea. De momento, no se le ha conocido ningún romance y sigue manteniendo ese perfil discreto.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios