Logo El Confidencial
familia real danesa

La familia real danesa da su último adiós al príncipe Henrik en un funeral privado

Este martes a las 11:00 horas se ha celebrado en la capilla de Christiansborg el funeral privado del príncipe Henrik, quien falleció el pasado 13 de febrero

Foto:

Una semana después de su fallecimiento en el palacio de Fredensborg se ha celebrado en Copenhague el funeral por Henrik de Dinamarca, una ceremonia privada a la que solo han asistido los familiares y amigos más allegados del difunto, un total de 60 personas entre los que se encontraban los hermanos y sobrinos del príncipe; el chambelán Fritz H. Schur; la condesa Alexandra, exesposa de Joaquín; o el primer ministro del país, Lars Løkke Rasmussen

A las 10:50 horas de este martes 20 de febrero, el coche que llevaba a la reina Margarita, así como las dos limusinas en las que iban sus hijos con sus respectivas familias, abandonaban el palacio de Amalienborg y ponían rumbo a la capilla de Christianborg, donde ya les esperaban los invitados, entre los que estaban las hermanas de la soberana, Benedicta y Ana María, esta última acompañada por su marido, el rey Constantino de Grecia, cuya movilidad, como se ha podido comprobar en el funeral, es bastante reducida.

La reina con el confesor real y sus nietos Vincent y Josephine. (Reuters)
La reina con el confesor real y sus nietos Vincent y Josephine. (Reuters)

Con la cabeza cubierta por un velo negro, intentando contener las lágrimas y con una sonrisa para demostrar esa fortaleza que siempre la ha caracterizado, Margarita II ha hecho su entrada a la capilla seguida por sus hijos, nueras y nietos y acompañada por el confesor real, Erik Norman Svendsen, que ha oficiado el sepelio. A las 11:00 horas en punto ha dado comienzo la ceremonia, marcada en todo momento por el cariñoso recuerdo a Henrik, un hombre controvertido para la prensa pero muy querido, en especial por los daneses que en estos días se han volcado en la despedida a su príncipe.

Ha llamado la atención el llanto constante de la princesa Marie, quien se apoyaba en su marido, Joaquín, y se daban muestras de cariño mutuamente. Federico tampoco ha podido contener el llanto en más de una ocasión, pero allí estaba Mary, que actuaba como su pilar -a pesar de que en algunos momentos también se la ha visto desfallecer-. Asimismo, durante el momento más emotivo de la ceremonia, Margarita II se ha roto por completo, pero siempre reina, ha intentado taparse con el libreto de las canciones para que las cámaras no la vieran con el rostro lleno de lágrimas.

Durante el funeral del príncipe Henrik. (Reuters)
Durante el funeral del príncipe Henrik. (Reuters)

Los cuatro nietos más pequeños del difunto -Vincent, Josephine, Henrik y Athena- se han mostrado un poco ajenos a lo que estaba sucedido, algo más que normal dada su corta edad; sin embargo, a los mayores -Nikolai, Felix, Christian e Isabella- los hemos visto realmente afectados al despedir a su abuelo. Todos juntos han hecho piña a la salida de Christiansborg, donde se han despedido del féretro de Henrik, que será incinerado en las próximas horas. Tal como él mismo pidió, sus cenizas se esparcirán por aguas danesas y otras serán depositadas en una urna que será enterrada en los jardines de Fredensborg.

El cariño hacia Henrik no solo se ha visto en la actitud de su familia, también en las joyas elegidas por las damas. Mary, por ejemplo, ha llevado prendido del abrigo un broche que fue un regalo de Henrik y que perteneció a su madre, Renée Laborde. Asimismo, el collar de perlas blancas y negras que lucía la heredera también fue un presente de su suegro con motivo de su compromiso. Por su parte, Margarita ha elegido un broche cargado de simbolismo que le regaló su marido, en forma de corazón.

El féretro de Henrik abandonando Christiansborg. (Reuters)
El féretro de Henrik abandonando Christiansborg. (Reuters)

Una larga despedida

Fue el pasado jueves cuando dieron comienzo los actos de despedida a Henrik de Dinamarca, quien fallecía el 13 de febrero por la noche como consecuencia de una neumonía agravada por un tumor en el pulmón. El féretro del marido de la reina Margarita II abandonó el palacio de Fredensborg -donde falleció- para ser trasladado hasta Copenhague, concretamente hasta el palacio de Amalienborg, residencia oficial de la soberana.

Su familia le acompañó en este camino, siguiendo al coche fúnebre en sus respectivos automóviles. Una vez en el palacio de Amalienborg, Federico, Joaquín y sus familias caminaron por la plaza para ver en primera persona las muestras de cariño de los daneses a Henrik en forma de flores, velas y cartas. Todos vestidos de luto, ofrecieron una imagen de unidad. El viernes, el ataúd del marido de la reina Margarita II era trasladado hasta Christiansborg, donde se instaló la capilla ardiente que duró tres días. Ahora, con el funeral, se da por finalizada la larga despedida a Henrik.

La familia real en Amalienborg. (Reuters)
La familia real en Amalienborg. (Reuters)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios