Emotiva visita del Rey emérito a Las Ventas con recuerdo a su madre incluido
  1. Casas Reales
familia real española

Emotiva visita del Rey emérito a Las Ventas con recuerdo a su madre incluido

El discurso de don Juan Carlos ha sido emotivo y diferente a lo que estamos acostumbrados

Foto: Emotiva visita del Rey emérito a Las Ventas con recuerdo a su madre incluido
Emotiva visita del Rey emérito a Las Ventas con recuerdo a su madre incluido

Este jueves, don Juan Carlos presidió en la plaza de toros de Las Ventas (Madrid) la presentación del cartel de la Feria de San Isidro 2018. En realidad lo que quisieron hacer los organizadores del acto fue un homenaje multitudinario con la excusa taurina. Esta vez no le acompañaba doña Sofía, que no comparte con su marido, hija y nietos la afición taurina, pero sí la Infanta Elena. En el acto nocturno no faltaron figuras como Ponce, Manzanares, Perera, Padilla, Castella, López Simón y profesionales retirados. De Cristina Sánchez a Miguel Baez Litri, Espartaco, Joselito, Caballero, Rivera Ordóñez. Con la mayoría de ellos el Rey ha tenido y tiene una relación personal. La fiesta la presentaron los periodistas José Ribagorda y Elena Sánchez, y Rosario se encargó de animar la velada con su actuación. No hubo alfombra roja pero sí azul, por donde desfiló el Rey emérito. Solo le falto dar la vuelta al ruedo.

El discurso de don Juan Carlos fue emotivo y diferente a lo que estamos acostumbrados. Sus primeras palabras fueron: “Siempre me alegra volver a Las Ventas, aunque esta es la primera vez que me presento en la arena ante el respetable. Y de verdad impone”. El monarca dio las gracias por la invitación. “Me atrevo a brindar a todos ustedes con la responsabilidad de verme rodeado por tantas figuras del toreo”. Don Juan Carlos acabó con un mensaje de recordatorio a su madre: “Siempre que vengo a Las Ventas me acuerdo de mi madre, la condesa de Barcelona, cuya gran afición a los toros fue reconocida en esta plaza con el mosaico que en su recuerdo preside la puerta de autoridades”.

El rey Juan Carlos en Las Ventas en una imagen de archivo. (Gtres)
El rey Juan Carlos en Las Ventas en una imagen de archivo. (Gtres)

Con esta presencia, el rey Juan Carlos vuelve a ser visible. El 2018 se va a convertir en el año de su recuperación mediática sin Corinas, elefantes y amistades poco recomendables en su horizonte cercano. Atrás quedan los desencuentros conyugales. En este último mes sus apariciones junto a su mujer han sido más habituales que en etapas anteriores, tras su abdicación. A diferencia de otras ocasiones, incluso la relación resulta aparentemente más cordial con gestos de cariño hacia doña Sofía.

Esta nueva visibilidad no tiene nada que ver con sus experiencias lúdicas anteriores con excursiones gastronómicas por España y el extranjero en las que se dejaba acompañar por la infanta Elena y sus hijos. Tampoco con la vida que comparte con la llamada 'corte gallega'. En realidad no es corte como la de Palma, sino amigos que no necesitan medrar porque tienen la vida personal y económica resuelta. Desde que comenzó el año parece que hay en Zarzuela una iniciativa para recuperar su figura. Tanto la pública como la personal, ofreciendo incluso una imagen de matrimonio de jubilados que vuelve a entenderse.

Desde que dejó la Jefatura del Estado, la presencia de don Juan Carlos se fue diluyendo en apariciones públicas que no fueran de ocio. De la agenda oficial se suprimieron muchos actos institucionales y en muy pocos coincidía con su hijo, el rey Felipe. El mensaje de la Casa Real era dar prioridad absoluta al nuevo jefe del Estado. Durante estos tres años y medio el titular de la Corona se ha posicionado sin escándalos pasados ni presentes y dando una imagen de seguridad como primera autoridad de España.

Llamó la atención que don Juan Carlos no acudiera al Congreso el pasado 15 de junio para participar en el 40 aniversario de las primeras elecciones democráticas. Su ausencia supuso un antes y un después en la vida institucional del anterior monarca. Hubo críticas a este 'olvido' de uno de los nombres imprescindibles para que tras la dictadura hubiera una transición tranquila y democrática.

El Rey en una imagen de archivo. (EFE)
El Rey en una imagen de archivo. (EFE)

Una vez que don Felipe ha demostrado que no le hace falta la figura del padre protector en Zarzuela hay la necesidad de recuperar a don Juan Carlos como persona al servicio de España y dejar a un lado su imagen más frívola.

Rey Don Juan Carlos Familia Real Española Feria de San Isidro Las Ventas
El redactor recomienda