Logo El Confidencial
en el reino unido

Meghan Markle prepara un segundo 'baby shower': los errores que no debe cometer

La prensa británica habla de 'desafío' de Meghan Markle a sus críticos y detractores, pero quizás habría que interpretarlo como un gesto de cortesía a sus amistades de Reino Unido

Foto: Meghan Markle, en una imagen de archivo (Paul Edwards - Pool/Getty Images)
Meghan Markle, en una imagen de archivo (Paul Edwards - Pool/Getty Images)

La prensa británica habla de 'desafío' de Meghan Markle a sus críticos y detractores, pero quizás habría que interpretar el segundo 'baby shower' que al parecer está organizando como un gesto de cortesía hacia sus amistades en el Reino Unido, que, como es lógico, no pudieron estar en el anterior, celebrado en Nueva York y en medio de un aluvión de críticas.

Por supuesto, la duquesa de Sussex habría aprendido la lección y no repetiría los mismos errores del anterior, que fue visto como un gesto ostentoso e impropio de su posición, sobre todo porque es una tradición estadounidense y ajena a los Windsor. Así que medios como 'Daily Mail' apuestan a que en esta ocasión no tirará 'el palacio' por la ventana y nos encontraremos con una celebración bastante más modesta.

Meghan, con su madre, Doria. (Getty)
Meghan, con su madre, Doria. (Getty)

Ya se están elaborando quinielas sobre quiénes estarán presentes en este feliz acontecimiento familiar y se da por hecho que su madre, Doria, viajará desde Los Angeles, para no perdérselo, y que también estará la diseñadora Victoria Beckham, con quien mantiene una muy buena amistad.

[LEE MÁS: Los duques de Sussex dan un golpe de efecto: su sorprendente nueva jefa de prensa]

Según una fuente del mencionado medio, la lista de invitados será muy reducida en esta ocasión, no más de cinco o seis personas. Tendrían previsto haberlo celebrado en Frogmore Cottage, en Windsor, donde pretendían instalarse antes del nacimiento de su bebé, pero las obras de acondicionamiento están tardando más de lo esperado, por lo que se inclinan que podrían hacer todo un 'upgrading' y que la fiesta tenga lugar en Buckingham Palace.

Por supuesto, en esta ocasión, al quedarse 'en casa', no incurrirá en gestos como volar en jet privado a Nueva York y en esta oportunidad si habría alguien de su familia, su madre, que sorprendentemente no estuvo en el anterior, celebrado en Nueva York en el mes de febrero. Tampoco estuvo invitada Beatriz de York, que trabaja en la ciudad de los rascacielos, lo que evidencia que no hay entre ellas más que la relación derivada de su posición familiar.

Y un detalle fundamental: ni de lejos se gastarán el medio millón de euros que se cree que costó este viaje a la ciudad estadounidense.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios