Logo El Confidencial
FAMILIA REAL BRITÁNICA

Kate Middleton lanza un mensaje sobre su supuesta crisis con su último look

La duquesa apareció espectacular con un diseño gris perla con cuello chimenea de Alexander McQueen que había estrenado durante su tour por Australia en 2014

Foto: Los duques de Cambridge a su llegada a la misa de Pascua. (Getty)
Los duques de Cambridge a su llegada a la misa de Pascua. (Getty)

Como ocurre con Letizia o con Meghan Markle, el estilo de Kate Middleton es analizado hasta el más mínimo detalle. Todo lo que se pone es susceptible de convertirse en noticia aparición tras aparición. Este domingo, durante su asistencia a la misa de Pascua en la capilla de St. George, en Windsor, junto al resto de la familia real, la duquesa de Cambridge dio a sus seguidores una sorpresa en la que algunos ya han querido ver un claro y directo mensaje de Kate a la prensa.

La duquesa apareció espectacular con un diseño gris perla con cuello chimenea de Alexander McQueen que había estrenado durante su tour por Australia en 2014. Lo combinó con un tocado también gris de Jane Taylor y salones y cartera de mano a juego de Emmy London. Pero, sin duda, lo que más llamó la atención fue la elección de joyas. Y es que Kate recuperó una pieza muy especial.

La duquesa de Cambridge con los pendientes. (Getty)
La duquesa de Cambridge con los pendientes. (Getty)

Se trata de los pendientes que lució el día de su boda con el príncipe Guillermo, el 29 de abril de 2011. Fueron un regalo de Michael y Carole Middleton a su hija con motivo de su enlace matrimonial. Diseñados por Robinson Pelham, presentan unas pequeñas bellotas, un símbolo presente en el escudo de armas de los Middleton. Están realizados en oro blanco de 18 quilates y diamantes y tienen un precio de 15.000 libras.

Pero... ¿por qué es tan importante que Kate haya decidido recuperar ahora estos pendientes? Desde que los lució por primera vez en su boda, la duquesa ha guardado con sumo cuidado esta joya, habiéndola repetido tan solo en una segunda ocasión. Fue en junio de 2016, cuando acompañó a su marido a la ceremonia de la Orden de la Jarreta, la más importante de Reino Unido, cuando la volvimos a ver con los pendientes.

Desde entonces, han permanecido escondidos en su joyero y los ha rescatado en un momento en el que los rumores sobre una posible crisis matrimonial están tomando cada vez más fuerza. Todo empezó con la noticia de que se había peleado con su íntima amiga, Rose Hanbury, marquesa de Cholmondeley y esposa de David Rocksavage. Después ya se comenzó a especular con que el motivo de esa enemistad podría ser un presunto escarceo de Guillermo con Rose.

Parece pues que con esta elección la duquesa de Cambridge haya querido transmitir un mensaje de tranquilidad, asegurando que su relación con el príncipe está igual que el día que se dieron el 'sí, quiero'.

Acto de la Orden de la Jarreta. (Getty)
Acto de la Orden de la Jarreta. (Getty)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios