Logo El Confidencial
SU FUTURO

Kate Middleton, preparada para ser reina: las líneas rojas que no va a traspasar

En un momento delicado por los rumores de infidelidad de su marido, los expertos consideran que tiene cualidades para hacer un gran papel

Foto: La duquesa de York, en una imagen de archivo. (Reuters)
La duquesa de York, en una imagen de archivo. (Reuters)

Nadie hubiera dicho hace unas semanas que Kate y Guillermo iban a quitar el protagonismo a Meghan Markle, por una supuesta infidelidad del hijo mayor del príncipe Carlos sobre la que la prensa inglesa ha dejado de pronunciarse, pues el duque de Cambridge ha amenazado a través de su bufete de abogados con emprender acciones legales. Sin embargo, al otro lado del charco, donde la alargada sombra de la Justicia británica no llega, se sigue alimentando una historia sobre la que no hay evidencias suficientes como para considerar que tenga visos de ser real.

Es la primera vez que Kate Middleton tiene que lidiar con una situación de estas características, aunque las infidelidades han sido más que habituales en la familia real inglesa y solo nos basta el ejemplo del propio príncipe de Gales con Camilla Parker Bowles y cómo lo gestionaron para concluir que no hay mal que cien años dure, como diríamos coloquialmente.

Carlos y Camilla, en Cuba. (Reuters)
Carlos y Camilla, en Cuba. (Reuters)

Por eso, muchos se están planteando ahora cómo sería el papel de la duquesa de Cambridge si su marido llegara al trono. Una situación que no parece que se vaya a producir a corto plazo, pues la reina Isabel II goza de muy buena salud, a los 93 años que cumple este 21 de noviembre, y no está muy claro que el príncipe Carlos vaya a abdicar en su hijo Guillermo, aunque una parte importante de la opinión pública inglesa parece pedirlo hace años.

[LEE MÁS: Kate Middleton, debilidades y fortalezas para convertise en una gran reina]

Aún así, desde hace semanas se está hablando de las cualidades de Kate, que la convierten en una candidata idónea para un papel de tanta relevancia. En Vanitatis ya nos hacíamos eco hace unos días de la opinión de la experta en realeza Victoria Murphy, que manifestaba que "tiene una fuerza interior" que le permitirá afrontar todos los retos que se le presenten (incluidos rumores como el de la supuesta infidelidad de su marido), pero destacaba que "ella ha hecho ya muchas cosas que no son precisamente fáciles, con la excepción de hablar en público. Algo que, según mi opinión, no le resulta natural".

El equilibrio entre su vida privada y su agenda

Ahora contamos con un nuevo testimonio que apuntala estos argumentos a favor de su idoneidad para ser la mujer del rey del Reino Unido. Una fuente, cuya identidad no ha sido desvelada, ha revelado a 'US Weekly' las líneas rojas de Kate: "El príncipe Guillermo y sus hijos son todo para ella, así que está muy decidida a crear un equilibrio saludable entre su vida personal y su rol futuro. Le ha costado mucho llegar a donde está, pero está preparada. Kate continuará haciendo las cosas que le apasionan, pero encontrará la manera de compaginarlas con ser madre y reina".

Guillermo y Kate, con la reina y su marido. (Reuters)
Guillermo y Kate, con la reina y su marido. (Reuters)

La misma fuente asegura que la hermana de Pippa Middleton mantiene una excelente relación con la reina Isabel II y, lo que es más importante, cuenta con su beneplácito. "La reina la admira mucho. La considera inteligente, cálida y profesional".

Sobre sus labores futuras, una vez que su marido llegue al trono, la mencionada publicación manifiesta que "se espera que se centre en un rango más amplio de asuntos y que apoye a Guillermo de todas las formas posibles".

La corona maldita

Por cierto, que algunos medios hablan incluso de la corona que podría lucir cuando se convierta en reina consorte y se conoce como 'la corona de la reina madre'. Compuesta por 2.000 diamantes, entre ellos el denominado 'Koh-i-Noor, de 108 kilates y cuyo nombre significa 'montaña de luz". Se le atribuye una maldición a través de un proverbio hindú que dice: "El que posea este diamante será dueño del mundo, pero también conocerá sus desgracias. solo dios o una mujer pueden usarlo con impunidad". Se utilizó en la coronación de Jorge VI, en 1937, monarca que falleció a los 56 años. Actualmente se encuentra en la Torre de Londres y se depositó sobre el ataud de la madre de Isabel II durante su velatorio.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios