Logo El Confidencial
LOS CAMBRIDGE EN FROGMORE COTTAGE

La visita secreta de Guillermo y Kate a Meghan (y nueva pista sobre su relación real)

Tras la aparición del príncipe Harry junto a la mujer de su hermano en la misa por el Anzac Day, llegan más pruebas que tirarían por tierra la teoría de una 'guerra de cuñadas'

Foto: Kate Middleton y Meghan Markle en una imagen de archivo. (Getty)
Kate Middleton y Meghan Markle en una imagen de archivo. (Getty)

Son muy frecuentes las noticias en medios británicos asegurando que entre los duques de Sussex y los de Cambridge hay un distanciamiento, que se torna en 'guerra' cuando hablamos de las dos cuñadas, Kate Middleton y Meghan Markle. Una relación que se habría enfriado con la llegada de la exactriz a la vida de Harry, ya que antes era uno más en la familia, vivían muy cerca y compartían mucho tiempo juntos.

Pero la aparición de Kate Middleton y su cuñado en la misa por el Anzac Day fue un 'zasca' en toda regla a los que mantienen que hay una ruptura insalvable entre los dos matrimonios. Las sonrisas, los gestos, la espontaneidad de cada uno de ellos al dirigirse o escuchar al otro demostraban que, al menos, la relación del príncipe Harry y Kate es más que buena, aunque no sea tan estrecha como antaño, por el lógico cambio de vida del hijo pequeño de Diana de Gales al casarse y formar una familia. Y ahora hemos sabido que su actitud en esta misa no es la única prueba del verdadero trato que hay entre ellos.

Kate Middleton y el príncipe Harry, todo sonrisas, llegando a la misa del Anzac Day. (Reuters)
Kate Middleton y el príncipe Harry, todo sonrisas, llegando a la misa del Anzac Day. (Reuters)


Según publica 'Bazaar', el príncipe Guillermo y Kate ya han visitado a los duques de Sussex en Frogmore Cottage, su nuevo hogar, al que se mudaron a principios de mes. Fue tras la misa de Pascua, a la que acudió buena parte de la familia real, ya que además coincidía con el 93 cumpleaños de la reina Isabel II. Pero hubo una destacada ausencia, la de Meghan Markle, que se vio obligada a quedarse en casa por la inminencia del parto, que puede ser en los próximos días o incluso horas. Por eso, siempre según la publicación, los duques de Cambridge se acercaron después del servicio religioso a la casa de la pareja, situada en el recinto del castillo de Windsor para pasar la tarde con ellos y ver cómo iba el embarazo de su cuñada.

Tal y como recoge la noticia, una fuente cercana a la pareja ha confirmado la visita: “Querían ser un apoyo y ver cómo está Meghan. Fue una tarde encantadora”. También pudieron conocer cómo es el nuevo hogar de su futuro sobrino y las reformas que han hecho en la histórica mansión, regalo de bodas de la reina Isabel II. Así que los Cambridge pudieron ver el spa, el estudio de yoga, la habitación del primer hijo de Harry y Meghan, decorada con pintura vegana, y el resto de los espacios de la casa durante su visita, que hasta ahora había permanecido en secreto.

Los duques de Cambridge y los duques de Sussex, la última vez que coincidieron en público. (Reuters)
Los duques de Cambridge y los duques de Sussex, la última vez que coincidieron en público. (Reuters)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios