Logo El Confidencial
DESDE ESTE MARTES

Naruhito y Masako, nuevos emperadores: ceremonia de sucesión sin presencia femenina

La tradición ha impedido que Masako y su hija hayan estado presentes en la ceremonia de ascensión del nuevo emperador Naruhito

Foto: Los emperadores de Japón.(EFE)
Los emperadores de Japón.(EFE)

Todavía con la emoción contenida por el adiós del emperador emérito Akihito, el pueblo nipón se ha despertado con los caracteres de la nueva era Rena, la de la armonía, en cada rincón del país. Comienza así el año 1 de la mano del ya emperador Naruhito.

Hoy la lluvia ha dado una tregua y ha facilitado la presencia de centenares de personas en las inmediaciones del Palacio Imperial, aunque fuera únicamente para ver entrar al todavía príncipe heredero en coche los minutos previos a la ceremonia. Animadas por la buena temperatura, algunas mujeres japonesas han optado por vestir kimono, algo que ha gustado y mucho a los turistas que también han querido estar presentes en una fecha tan señalada para la dinastía más antigua del mundo.

Naruhito durante la ceremonia de este martes. (REUTERS)
Naruhito durante la ceremonia de este martes. (REUTERS)

“Quiero que nuestro nuevo emperador sienta el apoyo del pueblo desde el primer día” afirma Akiyoshi, que acompañado de su mujer y de su hija de 9 años ha reconocido sentirse muy orgulloso de la familia real japonesa. “Nuestra intención es venir también el sábado”, ha asegurado este comerciante japonés. Será entonces cuando las puertas del Palacio Imperial se abran al pueblo nipón en lo que se espera sea la primera comparecencia en público de Naruhito como emperador, saludando a todos los presentes desde el balcón.

Ceremonia de sucesión breve y sin presencia femenina de la familia imperial

En una ceremonia con menos de 40 personas y que no ha llegado a los diez minutos de duración, Naruhito ha recibido las insignias del poder imperial – un espejo, una espada y una joya con forma de coma - que representan las tres virtudes que debe sumar un emperador japonés: sabiduría, valor y benevolencia. Junto a él su hermano, ahora príncipe heredero Akishino, y su tío el príncipe Hitachi. Llaman la atención las ausencias de la ya emperatriz Masako y de su hija, la princesa Aiko, pero la tradición no permite la presencia de ningún miembro femenino de la familia imperial en esta ceremonia que sí ha contado con los jefes de los tres poderes del gobierno y los miembros del Gabinete. Cabe destacar que, por primera vez en la historia, una mujer ha estado presente en la sala. Se trata de Satsuki Katayama, la única mujer en el gobierno del Primer Ministro Shinzo Abe.

Los dos emperadores, este martes.(EFE)
Los dos emperadores, este martes.(EFE)

Primera aparición como emperatriz de Masako Owada

Ha sido en la segunda ceremonia cuando hemos podido ver por primera vez en público a la hasta ayer princesa Masako convertida hoy en emperatriz consorte, con un gesto aparentemente relajado y sonriente. También, al resto de integrantes imperiales femeninos que han escuchado in situ las primeras palabras de Naruhito como emperador. “Juro que tendré en profunda consideración el curso seguido por su majestad el emperador emérito (Akihito)” que también se ha comprometido a tener siempre presente en sus pensamientos al pueblo y a respaldarlo.

La nueva era japonesa y el ascenso al trono de las mujeres

El papel de la monarquía más antigua del mundo no pasa por la política. Sin embargo, hay un tema sobre la mesa que sí requiere de la intervención de los poderes del estado y es el ascenso al trono de mujeres. Muchos japoneses esperan un cambio de ley para que la princesa Aiko sea la heredera al trono, un deseo que se ha visto reflejado en una encuesta realizada recientemente por el diario Asashi Shimbun. El gobierno de Abe prometió que se abordaría este asunto después de que Naruhito ascendiera al trono, sobre todo porque las alternativas son cada vez menos y podrían “estar al borde de la extinción de la sucesión imperial”, han señalado algunos expertos.

La nueva emperatriz de Japón, Masako  saluda a su llegada al Palacio Imperial, este miércoles, en Tokio (EFE)
La nueva emperatriz de Japón, Masako saluda a su llegada al Palacio Imperial, este miércoles, en Tokio (EFE)

Antes de que Masako contrajera matrimonio con Naruhito, muchos esperaban que liderase la modernización del papel de las mujeres en la Casa Imperial una vez se convirtiera en princesa. Diplomática y con un futuro prometedor en el Ministerio de Exteriores, representaba el perfil perfecto para ello pero tras casarse, tuvo que renunciar a su carrera profesional y comenzó para ella un declive conocido por todos. La presión por tener descendencia masculina que pudiera dar continuidad al trono fue tremenda y sufre depresión y desorden por estrés desde entonces, lo que la ha mantenido alejada de la vida pública desde hace años.

Coronación oficial ante Japón y el mundo

Habrá que esperar al próximo 22 de octubre para contemplar lo que se espera sea una ceremonia de magnitudes incalculables, donde Japón presente al mundo al emperador Naruhito y a la emperatriz consorte Masako. Un evento que contará con la presencia de jefes de Estado, de gobierno, diplomáticos de casi 200 naciones, así como monarcas y príncipes de todos los rincones.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios