Logo El Confidencial
FAMILIA REAL BRITÁNICA

El exclusivo escondite del príncipe Andrés de Inglaterra en España

El hijo de Isabel II, que no para de enviar comunicados para defender su inocencia en el caso Epstein, juega al golf estos días en el exclusivo Real Club Valderrama

Foto: El príncipe Andrés de Inglaterra, en el campeonato de golf de Abu Dabi. (Getty)
El príncipe Andrés de Inglaterra, en el campeonato de golf de Abu Dabi. (Getty)

No está siendo un verano fácil para el príncipe Andrés de Inglaterra. Virginia Roberts, la principal testigo contra el hijo de la reina Isabel en el caso de Jeffrey Epstein, salió hace unas horas de declarar ante el juez Richard Berman de Nueva York. A las puertas del tribunal mandó un aviso a navegantes para el príncipe Andrés: "Él sabe exactamente lo que ha hecho. No me callaré hasta que esa gente responda ante la Justicia".

[LEA MÁS: El comunicado del príncipe Andrés en el que pide perdón]

Mientras, a varios miles de kilómetros de allí, un regordete y despreocupado turista inglés cogía los palos para disponerse a pasar una jornada de golf. Aunque lleva gorra y se encuentra en uno de esos lugares tan exclusivos como inaccesibles, los paparazzi llevan semanas esperando a que salga de su escondite y disparan. Se trata, sí, del príncipe Andrés de Inglaterra, que lleva 'escondido' en España desde el 14 de agosto.

El duque de York aterrizó ese miércoles por la tarde en Málaga en compañía de sus dos hijas, las princesas Beatriz y Eugenia de York. La familia fue fotografiada al bajarse de un jet privado entrando en un vehículo que les trasladó a su lugar de veraneo: una villa en Sotogrande. La propiedad está cerca de la playa y del campo de polo de la famosa urbanización y, lo que es más importante, ofrece una absoluta privacidad.

Virginia Roberts, a su llegada al tribunal de Nueva York. (EFE)
Virginia Roberts, a su llegada al tribunal de Nueva York. (EFE)

"Sarah alquila una casa en Sotogrande todos los veranos. Jugamos al golf y vamos a la playa". Estas palabras de la aristócrata británica Clare Mountbatten son las pocas pistas que tenemos sobre el día a día de la exduquesa de York en la localidad gaditana. Ahora, gracias a las fotos del príncipe Andrés publicadas en la prensa británica, también sabemos que el golf es una pasión compartida.

[LEA MÁS: ¿Quién se quedará con la fortuna maldita de Jeffrey Epstein?]

El príncipe pasa largas jornadas en el famoso Real Club Valderrama, conocido por ser unos de los más exclusivos de Europa. Con pantalones azules, un polo color crema, gorra de béisbol y calcetines blancos, el duque de York no parecía estar demasiado preocupado por el monstruo mediático que le araña la espalda: su amistad con el depredador sexual Jeffrey Epstein. El príncipe ha enviado varios comunicados para aclarar que esa relación nunca abrió las fauces al lado perverso de Epstein, pero sigue bajo sospecha por las declaraciones de las testigos que, como Virginia Roberts, le señalan directamente con el dedo. Roberts afirmó en una demanda en 2015 que mantuvo relaciones sexuales con el príncipe en Londres, cuando aún era menor de edad.

El príncipe Andrés, en los años 90, jugando en Escocia. (Getty)
El príncipe Andrés, en los años 90, jugando en Escocia. (Getty)

Lo cierto es que el príncipe Andrés, un consumado golfista, visita el Real Club Valderrama desde hace años. Se trata de un campo mítico y en sus green se han jugado las mejores competiciones de este deporte. Fue de hecho Valderrama quien puso a Sotogrande en el mapa. Jaime Ortiz Patiño, hijo de bolivianos, bisnieto de españoles y nieto de Simón Patiño (conocido como 'el rey del estaño' en Bolivia) llegó a España en los años 60. Compró el 50% del entonces Campo de Las Aves para transformarlo en el actual Valderrama, y tiempo después compró la totalidad del club para transformarlo en el mejor campo del mundo. Para ello contó con la ayuda del prestigioso diseñador Robert Trent Jones.

Hay varias leyendas en torno a este singular enclave, donde no puede jugar cualquiera. Para ser socio del club se necesita el aval mínimo de dos socios y una charla con el comité de admisiones. Nunca coinciden más de 50 jugadores al mismo tiempo y no se admite cualquier hándicap, solo quieren buenos jugadores. Entre los invitados más ilustres del club está, como hemos dicho, el príncipe Andrés. Pero también han pasado por allí Rainiero de Mónaco o George Bush Jr.

Vista del Real Club Valderrama. (EFE)
Vista del Real Club Valderrama. (EFE)

Desde octubre del año 2017, el Real Club Valderrama es propiedad de los propios socios. Fue entonces cuando los 450 socios del famoso club abonaron los 28 millones de euros que costaba el complejo, del que antes gozaban en régimen de alquiler. El grupo La Zagaleta, con sede en Londres y creado por el español Enrique Pérez Flores, llegó a un acuerdo con los socios para traspasarles la sociedad Valderrama, lo que les convirtió en un modelo único de club privado en Europa. "Ser propietarios del campo era una reivindicación histórica de los socios. El contrato marco y el de arrendamiento que regulaban la relación del club con la propiedad de las instalaciones no daban total independencia a la junta directiva del club para poder tomar decisiones y fijar el rumbo estratégico del club", explicó Javier Reviriego, director general del Real Club Valderrama, a 'Expansión' cuando se conoció la operación.

Y a todo esto, ¿quiénes son los socios? Eso es información privada. Solo se sabe que la gran mayoría son extranjeros, que tienen un altísimo poder adquisitivo y que alguno de ellos es íntimo amigo del príncipe Andrés de Inglaterra.

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios