Logo El Confidencial
PERMISO

Iñaki Urdangarin, "deshumanizado" y "destruido": el durísimo auto del juez

El magistrado dice que la soledad a la que le han sometido conlleva "la destrucción del individuo". Sin embargo, sus amigos creen que "está bien"

Foto: Iñaki Urdangarin, en una foto de archivo. (Getty)
Iñaki Urdangarin, en una foto de archivo. (Getty)

Son más de 20 páginas en las que el juez se explaya y enmienda la plana a todos. Incluso se remonta a la Historia del Derecho. Todo para resolver que Iñaki Urdangarin pueda salir de prisión dos días a la semana, ocho horas como máximo cada vez, para dormir después en la cárcel. No entiende el juez cómo la Junta de Tratamiento, entidad que decide la situación de cada preso de forma individualizada, le negaba tal posibilidad. Porque según su auto, el marido de la infanta Cristina ha sido sometido a un aislamiento que lo ha deshumanizado, destruido.

LEA MÁS: La infanta Cristina se aleja de España ante la inminente salida de prisión de Urdangarin

Considera el juez que “la realización de una actividad en el exterior es más que positiva para reducir o eliminar la desocialización y deshumanización, la destrucción del individuo que conlleva la soledad absoluta a la que se le ha sometido, lo cual conecta con algo esencial en cualquier programa de tratamiento, fomentar la autoestima”.

La infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, saliendo de la Audiencia de Baleares. (Getty)
La infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, saliendo de la Audiencia de Baleares. (Getty)

Puntada sin hilo

El juez titular del juzgado de Vigilancia Penitenciaria del Juzgado número 1 de Valladolid, Florencio de Marcos, no da puntada sin hilo y ha dejado a todos los afectados boquiabiertos, tal como admiten en privado. Porque además considera que el aislamiento al que se ha sometido el exduque de Palma es una "imposición” de la Administración. Esta es la frase concreta: "A modo de conclusión, ningún interno elige, ni puede elegir, no es una opción, la forma de vida en prisión, los aspectos regimentales de ella, antes bien es la Administración quien la impone y ejecuta en aplicación de la normativa vigente. El recurrente no ha elegido el aislamiento como forma de cumplimiento, porque es algo que no está en su mano: se le ha impuesto".

Admite que el preso, por seguridad, debía estar aislado, pero imputa esta decisión a la Administración. Sin embargo, Urdangarin entró de forma voluntaria, por su propio pie, en la cárcel que él mismo escogió, la prisión de mujeres de Brieva, donde obviamente debe estar aislado, al no haber más hombres. Desde Instituciones Penitenciarias responden a este medio que no tienen “nada que decir al respecto” y que debería ser el juez quien diera explicaciones.

El juez añade que la educadora de la prisión pone “de relieve” en su informe “esta necesidad de evitar el aislamiento y el efecto nocivo de aquél”.

Exterior de la cárcel de Brieva, en Ávila. (EFE)
Exterior de la cárcel de Brieva, en Ávila. (EFE)

Toma parte el juez en favor de Urdangarin y critica a la Junta de Tratamiento de la prisión, que ha denegado todas las peticiones del preso: “Si la Junta de Tratamiento ha optado por revisar el programa y no considerar lo solicitado, sin más, lo criticable es esa forma de actuar del órgano administrativo, pues debería haber exteriorizado las razones de su parecer, para no causar indefensión al interno”.

"Desestructuración de la persona"

La decisión de la Junta deja a Urdangarin indefenso, dice, a lo que añade: “Al fijar el régimen de vida de los internos, parte del postulado de la pena no puede ser un elemento de desestructuración de la persona, pues ello casaría mal no ya solo con la finalidad de aquélla, sino que incluso, yendo más allá, chocaría con las más elementales normas de humanidad que deben inspirar el cumplimiento de las penas”.

Iñaki Urdangarin, justo antes de ingresar en prisión. (Mediaset)
Iñaki Urdangarin, justo antes de ingresar en prisión. (Mediaset)

“Si dices que Iñaki está mal, estarías mintiendo -avisan desde el círculo de Urdangarin-. Dentro de su situación, que es estar preso, Iñaki está bien. Es verdad que ha adelgazado mucho, lo normal porque hace muchísimo deporte, es su vía de escape y se machaca. Pero decir que está mal no sería correcto; es más, sería mentira”. El exduque de Palma ha estado “sereno, bien” toda su reclusión y ahora que ve la luz del final del túnel está mejor. “Lo que está claro es que llevan tiempo moviendo hilos -dicen desde su entorno- para que esto sucediera".

La reina Sofía, la infanta Cristina y su esposo, Iñaki Urdangarin, en Madrid. (EFE)
La reina Sofía, la infanta Cristina y su esposo, Iñaki Urdangarin, en Madrid. (EFE)

Sus salidas le permitirán tener contacto con el exterior y además contribuir a mejorar la comunidad. El voluntariado lo realizará en una fundación religiosa de Madrid, el Hogar Don Orione, en Pozuelo de Alarcón. Es más. Al parecer, Urdangarin acudirá cada martes y cada jueves, de 8.00 de la mañana a cuatro de la tarde. El primer día de permiso será este jueves 19.

De paseos a fisioterapia

El juez desvela más detalles: “Se trata de un programa de voluntariado [...] con ayuda en los procesos de movilidad de los usuarios discapacitados que necesitan ayuda en su vida cotidiana: paseos, piscina, fisioterapia, etc…”.

Iñaki Urdangarin y Diego Torres, durante el juicio del caso Nóos. (EFE)
Iñaki Urdangarin y Diego Torres, durante el juicio del caso Nóos. (EFE)

El titular del juzgado de Vigilancia Penitenciaria del Juzgado número 1 de Valladolid recoge en su auto algunos aspectos hasta ahora desconocidos del caso Urdangarin. Como que la Junta de Tratamiento considera que el riesgo de reincidir del marido de la Infanta es alto. “Si bien es delincuente primario -señala el magistrado, para citar los escritos internos-, los delitos por los que ha sido condenado exigen una amplia y cuidadosa planificación, especificando [la Junta de Tratamiento] un pronóstico de reincidencia medio-alto”.

LEA MÁS: La infanta Cristina no se mueve de Ginebra

“Igualmente la Junta de Tratamiento -matiza- recoge los aspectos positivos (adaptación al centro, realización de cursos con notable aprovechamiento, pago de responsabilidades civiles…)”. Salir de prisión y ayudar a discapacitados es, para el juez, fundamental en el caso Urdangarin. Porque “en el ámbito de la delincuencia económica, cuyo eje es el egoísmo, el afán desmedido de lucro, además del desprecio al interés comunitario, la toma de contacto con la vida real, con los problemas de los demás, coopera a generar un elemento de concienciación de la trascendencia de la propia conducta delictiva”.

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
42 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios