Logo El Confidencial
CENA DE GALA

Magdalena y Silvia de Suecia en Nueva York o cuando la madre gana en estilo a la hija

La princesa rescató un diseño de Temperley London para presidir la gala Thank You junto a la reina Silvia, que la superó en elegancia con un vestido blanco muy favorecedor

Foto: Magdalena de Suecia, este martes en Nueva York. (Getty)
Magdalena de Suecia, este martes en Nueva York. (Getty)

Parece que Nueva York se ha convertido últimamente en el centro de operaciones de Magdalena de Suecia. Su vida institucional no es tan activa como antes, dado que vive en Miami desde hace algo más de un año. Pero hay compromisos a los que ni quiere ni puede faltar.

Y uno de ellos es la gala Thank You que cada año celebra la World Childhood Foundation, de la que la propia princesa es vicepresidenta y que fue creada por la reina Silvia hace ahora 20 años, con el fin de recaudar fondos para asociaciones benéficas de todo el mundo dedicadas a la infancia.

Así que fue una bonita cita que compartieron madre e hija, ya que en esta ocasión fue la reina Silvia quien voló hasta la Gran Manzana para vivir una noche llena de emociones, en la que tuvieron oportunidad de dar las gracias personalmente a algunos de los grandes patrocinadores, además de poner su granito de arena para la causa.

Es tradición que se celebre una subasta dentro de la propia gala para recaudar fondos in situ. Y uno de los objetos que se subastaron fueron unos pendientes de la propia Magdalena, un diseño que llevó en una gala de los Polar Prize de la firma Ebra Brahe, una de sus marcas de joyería favoritas.

Magdalena y Silvia de Suecia, en la gala Thank You en Nueva York. (Getty)
Magdalena y Silvia de Suecia, en la gala Thank You en Nueva York. (Getty)

Y para una noche tan especial, Magdalena y Silvia sacaron la artillería pesada. O lo que es lo mismo, uno de los más espectaculares vestidos de su armario. La reina estrenaba un favorecedor vestido blanco, fruncido a un lado y con apliques en un lateral de la cintura que le quedaba especialmente bien. De hecho, incluso superaba en belleza a su hija, algo que no suele ser muy fácil.

Mientras, Magdalena rescató de su vestidor una de sus prendas más alabadas: un diseño vaporoso, con apliques metálicos en pecho y hombros y la parte de la espalda descubierta, que firma Temperly London, vieja conocida en el armario de otras royals como Kate Middleton.

Magdalena estrenó este vestido de auténtica princesa de cuento en 2017, durante la cena de gala que tuvo lugar durante la visita de Estado del exgobernador general de Canadá, David Johnson. Claro que hay una sutil diferencia entre ambos outfits: mientras este martes dejaba su cabello sin ningún adorno, en aquella ocasión la hija pequeña de Carlos Gustavo de Suecia lució la impresionante tiara Kokoshnik de Aguamarinas. Una exclusiva pieza del joyero real cuyo valor se estima en medio millón de euros y con la que Magdalena no necesitaba nada más.

La princesa Magdalena de Suecia, en la gala Thank You en Nueva York. (Getty)
La princesa Magdalena de Suecia, en la gala Thank You en Nueva York. (Getty)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios