Logo El Confidencial
ENLACE REAL

El coronavirus altera la boda de Beatriz de York: se queda sin fiesta en Buckingham

Los novios han decidido que no habrá recepción en el palacio de Buckingham y están estudiando si es posible hacer una ceremonia privada con los amigos más cercanos

Foto: La princesa Beatriz, en una imagen de archivo. (Reuters)
La princesa Beatriz, en una imagen de archivo. (Reuters)
Autor
Tiempo de lectura2 min

Finalmente, no van a ser los escándalos protagonizados por el príncipe Andrés los que echen abajo los planes de boda de Beatriz de York. Poco imaginábamos cuando hablábamos de la conveniencia o no de la presencia del duque de York en el enlace de su hija mayor que, meses después, iba a ser un virus que veíamos entonces muy lejano el que tumbara todos los preparativos y la idea que tenía la nieta de Isabel II de su gran día. Aunque hablábamos hace poco de que la boda se podía ver afectada por la imposibilidad de viajar de amigos y familiares de su prometido, Edo Mapelli, desde Italia, ahora hemos sabido que el enlace podría ser directamente cancelado.

El coronavirus ha hecho estragos en toda Europa, también en Reino Unido, y ya ha obligado a la pareja a cambiar todos sus planes y plantearse la conveniencia de celebrar la boda. Por el momento, ya está cancelada la recepción que iba a tener lugar en el palacio de Buckingham, tras la ceremonia en la capilla del palacio de Saint James. Así lo ha confirmado un portavoz de la familia a los medios de comunicación: “La princesa Beatriz y el señor Mapelli Mozzi están ansiosos por casarse, pero son igualmente conscientes de la necesidad de evitar asumir riesgos innecesarios en las circunstancias actuales. Son particularmente conscientes de los consejos del Gobierno en relación tanto con el bienestar de los miembros mayores de la familia como con las grandes reuniones de personas".

Beatriz de York y Edo Mapelli, en una imagen de archivo. (EFE)
Beatriz de York y Edo Mapelli, en una imagen de archivo. (EFE)

Con la fiesta suspendida, queda por saber ahora cómo será la primera parte y más importante, la ceremonia, de la que aún hay dudas. Según el mismo portavoz, los novios se están planteando si es conveniente o no realizar una boda íntima, con un grupo reducido de amigos y familiares. Una opción que, de celebrarse, dejaría la lista de invitados más que mermada. Por lo pronto, no podría contarse con las personas de avanzada edad, dadas las recomendaciones médicas. Y entre ellas estarían la reina Isabel II, que se aislará dentro de unos días en Windsor, y el duque de Edimburgo, cuyo estado de salud es más que delicado.

Pero no serían los únicos grandes ausentes. Y es que la duda de si el príncipe Harry y Meghan Markle asistirían quedaría resuelta de seguir la situación actual, ya que actualmente las fronteras canadienses permanecen cerradas, por lo que les sería imposible viajar a Reino Unido para asistir al enlace. Así, la boda que imaginábamos el pasado septiembre, de perfil alto, televisada y con toda la familia Windsor reunida de nuevo, se ha quedado en una pequeña reunión privada, con solo unos cuantos testigos presentes en este atípico 'sí, quiero'.

Fotografía del anuncio de compromiso de Beatriz de York y Edo Mapelli. (Reuters)
Fotografía del anuncio de compromiso de Beatriz de York y Edo Mapelli. (Reuters)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios