La reina Sofía: las incómodas situaciones que ha lidiado junto al rey Juan Carlos
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL ESPAÑOLA

La reina Sofía: las incómodas situaciones que ha lidiado junto al rey Juan Carlos

Tras superar todos los escollos que ha encontrado a lo largo de su matrimonio, cuando incluso parecieron insalvables, la emérita se encuentra una vez más en una difícil posición

Foto: La reina Sofía, en una imagen de archivo. (EFE)
La reina Sofía, en una imagen de archivo. (EFE)

Un tropiezo, la manera más simbólica de representar la caída en picado de la popularidad de una persona, fue el comienzo de una nueva página escrita (esta vez no con las amables palabras que solía inspirar) sobre el rey Juan Carlos.

Ocurrió en 2012. El padre de Felipe VI sufrió una aparatosa caída que destapó una escapada privada a Botsuana, donde entre otras cosas se entretuvo cazando elefantes. La polémica fue tremenda, no solo por la tan mal vista afición de matar animales por diversión, sino porque con ella el hoy emérito desvelaba un modo de vida despreocupado y a todo lujo en un momento crítico en nuestro país, en plena crisis económica.

[LEA MÁS Cuando Corinna era 'buena': de los correos de Urdangarin a la luna de miel de los Reyes]

El tropiezo (literal y metafórico) de don Juan Carlos también destapó otra incómoda realidad. Su cercana amistad con Corinna zu Sayn-Wittgenstein.

Por primera vez, el entonces Rey tuvo que pedir disculpas públicas: "Lo siento mucho, no volverá a ocurrir", fueron sus palabras.

placeholder El rey Juan Carlos, tras su operación de cadera al volver de Botsuana. (Getty)
El rey Juan Carlos, tras su operación de cadera al volver de Botsuana. (Getty)

En el accidente de Botsuana, don Juan Carlos se fracturó la cadera. Junto a él no estaba la reina Sofía. Prefirió viajar a Grecia para participar en la Pascua ortodoxa, siendo esta la primera vez en la que no ejerció de consorte. Hoy sabemos que su papel en aquel momento no fue nada agradable.

Con los rumores de infidelidad por parte de su marido en todo lo alto, la reina Sofía, siempre alabada por su discreción y serenidad, contó con el apoyo de gran parte de la sociedad afín a la monarquía.

La entonces Reina tardó tres días en visitar a su marido en el hospital San José, donde fue intervenido tras su fractura de cadera.

Las disculpas públicas del Rey no fueron suficientes. Dos años más tarde, don Juan Carlos se vio obligado a abdicar para que su hijo Felipe y la esposa de este, Letizia, comenzaran una nueva etapa dentro de la institución y renovar así la imagen de la misma.

placeholder El rey Juan Carlos I, saludando a Corinna zu Sayn-Wittgenstein. (EFE)
El rey Juan Carlos I, saludando a Corinna zu Sayn-Wittgenstein. (EFE)

Los rumores de infidelidad de don Juan Carlos a doña Sofía no cesaron tras conocerse la identidad de Corinna. Otros nombres de mujeres saltaron a la palestra y con ellos los rumores también de crisis entre los eméritos.

Durante muchos meses, los viajes por separado de uno y otro se sucedieron, y el distanciamiento parecía evidente. Pero aquello de que el tiempo todo lo cura pareció tener efecto en el matrimonio.

En el mes de julio de 2019, doña Sofía sorprendió a todos al acompañar a su marido, por primera vez, a las regatas de Sanxenxo. Pocos días después, los eméritos volvieron a mostrar unidad y reconciliación en Mallorca, al visitar juntos la Academia de Tenis de Rafa Nadal y pasar el fin de semana en Marivent.

placeholder El rey Juan Carlos, la reina Sofía y la infanta Elena, a su llegada al Real Club Náutico de Sanxenxo. (EFE)
El rey Juan Carlos, la reina Sofía y la infanta Elena, a su llegada al Real Club Náutico de Sanxenxo. (EFE)

Doña Sofía parecía haberle dado otra oportunidad a su matrimonio y al Rey emérito. Pero nuevos y desagradables acontecimientos han vuelto a surgir en torno a don Juan Carlos tras la documentación a la que 'The Telegraph' aseguró haber tenido acceso y que podría demostrar que Felipe VI figuraba como beneficiario de dos fundaciones de su padre investigadas en Suiza por presuntos delitos de blanqueo de capitales.

Después de estas informaciones, la Casa Real hizo público un comunicado inaudito e informó de que se privaba al rey Juan Carlos de su asignación económica y de que el rey Felipe VI renunciaba a una hipotética herencia futura.

Tras superar todos los escollos que la reina Sofía ha encontrado a lo largo de su matrimonio, cuando incluso parecieron insalvables, la emérita se encuentra una vez más en una incómoda situación junto a don Juan Carlos.

placeholder La reina Sofía. (EFE)
La reina Sofía. (EFE)

Rosa Villacastín, una de las cronistas de referencia desde hace décadas, tiene claro lo que sería una buena opción para la Reina emérita: "Se debería ir sin representación alguna a vivir a algún lado lejos de su marido. Por respeto a sí misma. La reina Sofía es el espejo en el que muchas mujeres se miran y no es un buen ejemplo en este sentido. No hay ninguna justificación en el amor ni en la responsabilidad. Su hijo ya es rey, que es uno de sus sueños hechos realidad, lo ha conseguido. Sin duda, le vendría muy bien retirarse de la vida pública. No tiene justificación que siga a su lado, en un momento que estamos diciendo a las mujeres que denuncien, que no aguanten...", afirmaba hace unos días en Vanitatis.

[LEA MÁS. Rosa Villacastín: "La reina Sofía debería irse lejos de su marido, por respeto a sí misma"]

"Don Juan Carlos ha hecho cosas muy buenas y yo soy muy consciente de ellas porque las he vivido. Yo le había defendido siempre porque sé lo que le ha tocado vivir, crecer alejado de sus padres, ponerse en manos de Franco... No lo tuvo nada fácil y ahora resulta incomprensible que se lo haya jugado todo por las mujeres. Siempre se dijo que era el mejor embajador que tenía España y en cierta medida eso era muy cierto. Se intuían algunas cosas, pero no de este alcance", añadía.

Reina Sofía Rey Don Juan Carlos
El redactor recomienda