Letizia vs. Juan Carlos: las duras críticas a la Reina que hoy parecen minucias
  1. Casas Reales
CASA REAL ESPAÑOLA

Letizia vs. Juan Carlos: las duras críticas a la Reina que hoy parecen minucias

Fría, presumida, poco natural, antipática, altiva... Los adjetivos poco halagadores atribuidos a la Reina se han sucedido mientras Juan Carlos permanecía intocable

Foto: El rey Juan Carlos y la reina Letizia, en una imagen de archivo. (EFE)
El rey Juan Carlos y la reina Letizia, en una imagen de archivo. (EFE)

Nadie podía imaginar hace unos años que el rey Juan Carlos se vería señalado como hoy lo está siendo. El cambio generacional del trono trajo consigo una apertura de visión dirigida hacia la familia real de una manera más realista, menos idealizada y más permisiva en lo que se refiere a la crítica pública.

Don Juan Carlos siempre ha encarnado a una de las figuras clave de la época de la Transición, una personalidad respetable que ejercía a la perfección su papel de relaciones públicas a nivel internacional. Humilde o campechano fueron calificativos que siempre se le atribuyeron. Si los rumores sobre supuestas infidelidades o sobre el origen de sus negocios surgían, estos afloraban en 'petit comité', 'off the record', nunca en la prensa ni en la imagen pública que se proyectaba de él de cualquiera de las maneras.

[LEA MÁS. La reina Sofía: las incómodas situaciones que ha lidiado junto al rey Juan Carlos]

Muy diferente fue el trato dado a la hoy reina Letizia. En 2003 comenzó un amor secreto con el entonces príncipe Felipe. El 1 de noviembre de aquel año, la Casa Real anunció el compromiso.

placeholder Letizia Ortiz, durante el anuncio oficial de su compromiso con don Felipe. (Getty)
Letizia Ortiz, durante el anuncio oficial de su compromiso con don Felipe. (Getty)

Una mujer periodista, de familia humilde y divorciada era el perfil (parece que poco deseado por el padre del novio, sentimiento que se hizo extensible a muchos monárquicos) de la futura reina de España.

Llegó pisando fuerte, haciendo gala de su marcada personalidad desde el primer momento en el que se convirtió en foco mediático por su papel como futura reina. Su ya famoso 'déjame hablar', haciendo callar al príncipe, el día del anuncio de su compromiso, fue el pistoletazo de salida de las críticas sin descanso a una Letizia que resultaba demasiado espontánea y contestataria, demasiado protagonista para los que estaban acostumbrados a una doña Sofía discreta y siempre en segundo plano.

Letizia realizó una carrera de fondo en su preparación para asumir un papel tan destacado. Más contenida con el paso del tiempo, no pudo evitar, sin embargo, que aflorara de vez en cuando ese marcado carácter que ya la delató el día del anuncio de su compromiso con Felipe.

placeholder Los reyes Felipe y Letizia, sus hijas y los eméritos, en la catedral de Palma. (EFE)
Los reyes Felipe y Letizia, sus hijas y los eméritos, en la catedral de Palma. (EFE)

La regañina en público a un guardaespaldas por no avisarla de un desnivel en el suelo por el cual tropezó fue un buen ejemplo de ello. Su rifirrafe con doña Sofía en la catedral de Palma fue el más destacado, recordado, criticado y condenado, por no hablar de sus transformaciones físicas o las elecciones de sus looks, que han hecho correr ríos de tinta.

Fría, presumida, poco natural, antipática, contestataria, protagonista, altiva... Los adjetivos poco halagadores que se le han atribuido a la Reina se han sucedido uno detrás de otro a lo largo de los años, mientras Juan Carlos permanecía intocable.

¿Pero qué son hoy los 'pecados' de Letizia al lado de los que se le vienen atribuyendo a su suegro en los últimos tiempos?

placeholder El rey Juan Carlos y Corinna Larsen, en una imagen de archivo. (EFE)
El rey Juan Carlos y Corinna Larsen, en una imagen de archivo. (EFE)

El perdón del emérito tras su viaje a Botsuana, en el que se divertía cazando elefantes en plena crisis económica, y la entrada en escena de una amante, Corinna Larsen, lo cambiaron todo. La imagen del Rey comenzó a decaer.

Dos años más tarde, don Juan Carlos se vio obligado a abdicar para que su hijo Felipe y la esposa de este, Letizia, comenzaran una nueva etapa dentro de la institución y renovar así la imagen de la misma.

En marzo de 2020, el rey Juan Carlos fue protagonista de uno de los episodios más vergonzosos de la monarquía tras las informaciones vertidas en diversos medios de comunicación y tras la documentación a la que 'The Telegraph' aseguró haber tenido acceso y que podría demostrar que Felipe VI figuraba como beneficiario de dos fundaciones de su padre investigadas en Suiza por presuntos delitos de blanqueo de capitales.

placeholder Felipe VI y su padre, el rey Juan Carlos I. (Getty)
Felipe VI y su padre, el rey Juan Carlos I. (Getty)

Después de estas informaciones, la Casa Real hizo público un comunicado inaudito e informó de que se privaba al rey Juan Carlos de su asignación económica y de que el rey Felipe VI renunciaba a una hipotética herencia futura.

Hoy, el futuro de don Juan Carlos en España se perfila complicado tras la noticia de que está siendo investigado por el Tribunal Supremo por las supuestas comisiones de la construcción del AVE a La Meca. ¿Hace esto menos erróneos los fallos de Letizia? No, pero ahora parecen minucias al lado de los del emérito.

Criticas Rey Don Juan Carlos Reina Letizia
El redactor recomienda