Logo El Confidencial
ajo arriero, morteruelo y helado de queso

El menú de Felipe y Letizia en el lugar donde pasaron la primera noche de su luna de miel

El Parador donde pasaron su noche de bodas y comieron este jueves posee unas vistas privilegiadas a las famosas casas colgadas y ocupa un antiguo convento

Foto: Los Reyes visitan Cuenca. (EFE)
Los Reyes visitan Cuenca. (EFE)

Comer en el Parador de Cuenca es un placer para cualquier mortal, tenga o no tenga sangre azul. Y si no, que se lo pregunten a don Felipe y a doña Letizia, que, tras las obligaciones protocolarias de su visita a la ciudad, disfrutaron de una comida en una fonda que no les es desconocida. Fue en ese mismo Parador en el que los Reyes pasaron la primera noche de su luna de miel, hace ya dieciseis años.

La comida apenas duró una hora y el menú estuvo compuesto por algunas de las especialidades de la casa. Ajo arriero, morteruelo y helado de queso fueron los platos que degustaron los Reyes. Pese a que estuvieron muy atendidos por el personal o el jefe de cocina del Parador, Miguel Ángel Martínez, no quisieron disfrutar de ninguna exclusividad, tal y como revela 'Las Noticias de Cuenca'. Ni sala aparte ni trato preferencial: ambos prefirieron compartir espacio con el resto de clientes y comensales en el comedor principal.

Los Reyes, por las calles de Cuenca este jueves. (EFE)
Los Reyes, por las calles de Cuenca este jueves. (EFE)

Minutos antes de esa comida, los Reyes llevaron a cabo una visita a la asociación ASPADEC de personas discapacitadas y después pasearon por la catedral y el Museo de Arte Abstracto. Tal y como señalábamos en Vanitatis, mucho han cambiado Felipe y Letizia desde aquellas otras fotografías de su presencia en Cuenca allá por 2004, cuando todavía eran los Príncipes de Asturias. Aquel año, el hoy Rey se estaba preparando todavía para su rol de monarca, al que accedió diez años después tras la abdicación de don Juan Carlos. Por su parte, Letizia ejercía en aquella época de nuera perfecta, siempre callada, después del rapapolvo del "déjame terminar" de la pedida y aprendiendo del "ejemplo impagable de la reina Sofía".

Felipe y Letizia, en Cuenca en 2020 y en 2004. (LP / EFE)
Felipe y Letizia, en Cuenca en 2020 y en 2004. (LP / EFE)

Este paseo fue, por tanto, muy distinto de aquel otro pese a que el Parador donde pasaron la primera noche de su luna de miel y comieron este jueves no ha cambiado en absoluto. El lugar posee unas vistas privilegiadas a las famosas casas colgadas y ocupa un antiguo convento, algo notorio si se pasea por sus estancias, ya que ha seguido conservando su diseño arquitectónico original. Un lugar perfecto donde vivir la noche de bodas o darse un festín gastronómico, tal y como hicieron los Reyes de España.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios