Logo El Confidencial
FAMILIA REAL ESPAÑOLA

Los amigos del rey Juan Carlos reúnen dinero para 'salvarlo': ¿de quiénes hablamos?

Son amigos que han compartido sus años gloriosos y que ahora están dispuestos a echar una mano. Nombres como Alicia Koplowitz o los primos Alberto Cortina y Alberto Alcocer

Foto: El rey Juan Carlos. (Limited Pictures)
El rey Juan Carlos. (Limited Pictures)

El rey Juan Carlos no se ha trasladado a ningún sitio desde que se decretó el estado de alarma en marzo. No ha salido del palacio de la Zarzuela, que sigue siendo su domicilio y donde recibe de vez en cuando a su hija la infanta Elena y a las amistades más íntimas, que son ahora su principal apoyo. No ha viajado a Sanxenxo desde septiembre pasado y es muy posible que ese sea el único lugar al que se desplace este verano.

El grupo gallego, con Pedro Campos a la cabeza, forma parte de ese círculo de incondicionales que nada tiene que ver con las antiguas “amistades peligrosas”, como definía Sabino Fernández Campo a la corte de Mallorca. Muchos de ellos están muertos y en su día tuvieron conflictos con la justicia. Los que aún viven de aquella época prefieren ser invisibles. Uno de estos incondicionales de profesión liberal prefiere no identificarse y explica a Vanitatis: “Cualquier opinión que demos se va a manipular. Se encuentra tranquilo y torpón a la hora de moverse. No me extraña que haya un grupo de empresarios que quieran contribuir a su futuro. Me parece justo que lo hagan. No se le puede dejar como si fuera un perro sin dueño”.

Esta afirmación tiene que ver con la información publicada este martes por el diario 'El Mundo' que asegura que varios empresarios habrían formado una asociación para que cada uno de ellos aportara 200.000 euros y así colaborar en el mantenimiento de la nueva vida de don Juan Carlos si su hijo, el rey Felipe, decide finalmente que debe abandonar Zarzuela. La cantidad total sería de dos millones de euros, que servirían para el alquiler de una vivienda en Madrid y contratación de personal que le atendería. Esta decisión la habrían tomado una vez que el anterior jefe del Estado dejó de recibir la asignación que le correspondía de los presupuestos.

El Rey, en Sanxenxo el año pasado. (EFE)
El Rey, en Sanxenxo el año pasado. (EFE)

Según han confirmado a Vanitatis, en ese listado no se encontraría el grupo gallego. Don Juan Carlos mantiene una estrecha amistad con Pedro Campos, armador del Bribón, el barco con el que ha competido durante los últimos años. El presidente del Club Náutico de Sanxenxo es el anfitrión del monarca cuando acude a tierras gallegas. Se aloja en su casa, que nada tiene que ver con los grandes pazos de la zona y sí con un chalé familiar, donde vive el empresario con los suyos.

Aseguran a Vanitatis que ni él ni el resto del entorno de 'los gallegos' (como se les conoce), entre los que se encuentran Juan Carlos Escotet, Mauricio Sánchez-Bella, José Luis Angoso, Tara Getty, Peter Dubens, Francisco Botas y Josep Cusí, el amigo leal y fiel desde hace medio siglo, participan en la asociación benefactora. Al menos por el momento.

Hay en cambio otro listado de nombres que forman parte del entramado empresarial español y que ya se barajan como posibles contribuyentes una vez que don Juan Carlos tenga que salir por decisión propia o ajena del palacio de la Zarzuela. Son amigos que han compartido los años gloriosos del anterior jefe del Estado y que ahora están dispuestos a echar una mano. Nombres como Alicia Koplowitz, los primos Alberto Cortina y Alberto Alcocer, el expresidente del Real Madrid y armador Vicente Boluda, Pedro Trapote, Miguel Arias o Manuel Piñera, presidente del grupo Scholtz, son algunos de los incondicionales que podrían estar en ese listado, siempre según fuentes cercanas al emérito.

Todos ellos mantienen una excelente relación personal. El año pasado, Alicia Koplowitz junto con el añorado Javier Solana, su mujer, Concha Giménez, Plácido Arango y Cristina Iglesias compartieron una cena informal en un restaurante de Torrelodones, localidad cercana a Madrid. Cuenta una persona que conoce bien a las hermanas que ambas estarían dispuestas a contribuir al mantenimiento del monarca, si hiciera falta.

“Más Alicia, que sí tiene amistad con don Juan Carlos, que Esther, que tuvo que ceder parte de su acciones de Construcciones y Contratas a Carlos Slim. La economía de Alicia es lo suficientemente solvente para que en el caso de que quisiera aportar esos 200.000 euros su patrimonio no se viera alterado”. Algo parecido sucede con el abogado y armador Vicente Boluda, compañero de jornadas cinegéticas este invierno en Aranjuez. El expresidente del Real Madrid ha sido en ocasiones anfitrión de don Juan Carlos en su finca de Navajas, en Castellón. Resulta imposible confirmar al 100% los nombres de estos empresarios que están dispuestos a ayudar al Rey, porque prefieren, al menos de momento, hacerlo desde la privacidad.

Y si hiciera falta un inversor amigo de fuera de España, los Fanjul estarían dispuestos a ofrecer sus mansiones en República Dominicana. Esta familia de origen cubano es propietaria de Casa de Campo, uno de los lugares donde hay mayor número de millonarios por metro cuadrado. Hace seis años, los hermanos Fanjul homenajearon al amigo real al bautizar una de las avenidas más importantes de la lujosa urbanización con el nombre Rey Juan Carlos I. Ese día, con la presencia del monarca, el empresario le dedicó unas palabras que acabaron con un reconocimiento de fidelidad: Tengo el privilegio de ser su amigo desde hace más de cuarenta años y mi familia y yo estaremos siempre a su lado”.

Como aseguran a Vanitatis, el Rey emérito no está solo: “Hay amigos que estamos con él en estos tiempos de tormenta. Hay que separar su papel como Rey de todos los españoles y los actos negativos que ha podido cometer”.

El rey Juan Carlos. (Reuters)
El rey Juan Carlos. (Reuters)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
35 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios