Logo El Confidencial
FAMILIA REAL ESPAÑOLA

El día que Letizia 'rompió' con Mallorca: hablamos con quienes lo vivieron 'in situ'

Ese "¿Tú te crees que esto son vacaciones privadas? ¿Tienes tú la solución?" que les espetó a varios periodistas una calurosa tarde del verano de 2010 se ha repetido hasta la saciedad

Foto: La reina Letizia. (Limited Pictures)
La reina Letizia. (Limited Pictures)

Cuando pensamos en el combo Letizia y Mallorca se nos vienen automáticamente dos escenas a la mente. La primera, cómo no, el rifirrafe entre doña Letizia y doña Sofía en las puertas de la catedral de Palma después de la misa de Pascua, un enfrentamiento que dio la vuelta al mundo y del que opinó incluso la princesa Marie-Chantal de Grecia, para disgusto de Letizia. La segunda es la famosa frase que pronunció la ahora Reina y que año tras año volvemos a poner en su boca los medios de comunicación cuando se acerca el mes de agosto. Como ahora, que queda nada para que los Reyes pisen la isla. Él lo hará este sábado y ella, con sus hijas, la semana que viene.

Ese "¿Tú te crees que esto son vacaciones privadas? ¿Tienes tú la solución?" que la entonces Princesa de Asturias les espetó a varios periodistas una calurosa tarde del verano de 2010 en el Club Náutico se ha repetido hasta la saciedad. Seguro que todavía resuena en la mente de doña Letizia, quizás maldiciendo por qué pronunció aquellas palabras que Carmen Duerto, que se encontraba allí, relató el siguiente sábado en su crónica para 'El Mundo'. Esa pregunta sumada a los rumores de que a la ahora Reina no le gustaba Mallorca hicieron correr ríos de tinta.

Letizia, llegando al Club Náutico el día D.  (Getty)
Letizia, llegando al Club Náutico el día D. (Getty)

En ese encuentro también se encontraban otros informadores aparte de la propia Duerto, como Vanessa Sánchez, Arantxa Furundarena, Carlos Garcia-Calvo y el fotógrafo Bernardo Paz, que lleva treinta años cubriendo la estancia de la familia real en Palma y recuerda esa mañana con total nitidez. Con él hemos hablado en Vanitatis para que nos cuente más detalles de aquel 'exabrupto' de la Reina.

"La Princesa llegó a la instalaciones sola. El Príncipe había embarcado para participar en la regata. Iba vestida con un pantalón pirata, una camiseta de rayas, bolso en bandolera y gafas de aviador. Estábamos en la puerta del Náutico y se entretuvo con nosotros y luego fue a la sala de prensa. Le preguntaron también si echaba de menos su profesión y dijo que estaba muy contenta con su trabajo actual. Después estuvo charlando con gente de la Fundación Álex", nos relata Paz, quien tiene su propia opinión acerca de lo pronunciado por Letizia y su posterior repercusión.

Desde la perspectiva que da el tiempo, el fotógrafo considera que "la repercusión que tuvieron sus palabras fue exagerada. Hay que tener en cuenta que cuando se está de vacaciones, hace un calor y una humedad tremenda. Lo que quieres es estar sin hacer nada y en la playa o en la piscina. Y entiendo que vestirse para presentarse en el club, hacer el posado, participar en la recepción institucional, recibir en Marivent al presidente del Gobierno y sus consortes y otros personajes importantes son trabajo, y creo que eso fue lo que quiso transmitir. No que no le gustara Mallorca".

También hemos hablado con la periodista Vanessa Sánchez, quien cada año sigue los pasos de la familia real en Mallorca y que además estuvo presente en la famosa conversación. Nos cuenta que Letizia se lo dijo directamente a Carmen Duerto, en "un tono muy Letizia". "Recuerdo que comentamos luego: 'Pues, hija, Mallorca es un destino ideal de vacaciones', ella no lo oyó", nos revela Sánchez, quien nos aclara qué cree que no le gusta a la Reina de Mallorca: "No le gustan los amigos pijos de Felipe y considera que aquí no tiene privacidad".

"Tampoco es que tenga muchas amigas aquí, pero se lleva muy bien con Jaume Anglada y su mujer", confiesa. De esa relación de amistad de Letizia y el cantante ya teníamos constancia, pues en numerosas ocasiones ha acudido a sus conciertos: "De hecho, ella se va de marcha con él, sin las parejas", cuenta Sánchez, que nos dice que sí que tiene un grupito con los que sale a cenar, pero que se le nota que no le gusta demasiado. "También, aquí, somos muy de Sofía", termina.

Palma había sido el paraíso para los Borbón desde hacía años, sobre todo para la reina Sofía, que durante el verano tenía por fin a hijos, sobrinos y parientes cercanos juntos en Marivent. Nadie consideraba que esa etapa estival fuera un sacrificio y menos un trabajo como años más tarde definiría Letizia su estancia en la isla. Desde ese momento la prensa que cubría la información de los miembros de la familia real intuyó que algo estaba sucediendo y que las estancias de Felipe en Mallorca serían cada vez menores, como así ha sido.

Hubo incluso la teoría de que Felipe cedería ante Letizia y que se despedirían para siempre de Mallorca. Pero no. A pesar de otra frase atribuida también a Letizia, que "las tradiciones están para romperlas" -según varios periodistas la dijo en su viaje a Jordania cuando le preguntaron si pasarían la Semana Santa en Mallorca con los eméritos-, parece que a la Reina le queda Palma para rato, a pesar del coronavirus.

La familia real, en el Club Náutico. (EFE)
La familia real, en el Club Náutico. (EFE)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios