La reina Máxima, una reunión por Zoom y un grosero comentario: su impagable reacción
  1. Casas Reales
NO DABA CRÉDITO

La reina Máxima, una reunión por Zoom y un grosero comentario: su impagable reacción

El desconcierto y la incomodidad de la reina de Holanda en el vídeo que se ha hecho viral son evidentes al no creer lo que acaba de oír

placeholder Foto: La reina Máxima, en una imagen de archivo. (EFE)
La reina Máxima, en una imagen de archivo. (EFE)

Si por algo destaca la reina Máxima de Holanda es por su naturalidad y simpatía. Es una de las royals más expresivas y su cercanía encanta a los fanáticos de la realeza.

Este domingo, un vídeo de ella está corriendo como la pólvora a través de redes sociales. En él y ante una situación más que incómoda, Máxima de Holanda vuelve a hacer gala de esa expresividad que la caracteriza.

La esposa de Guillermo de Holanda se encontraba reunida con 100 mujeres emprendedoras en una conferencia que todas realizaban a través de Zoom, en los Países Bajos.

Foto: Los reyes de Holanda. (Efe)

Para comprender lo que sucede en el vídeo que vamos a mostrar a continuación, es necesario conocer la expresión holandesa 'kut', que se podría traducir como 'apestoso'. Es una expresión grosera y coloquial que muchas personas utilizan en el ámbito privado.

placeholder Máxima de Holanda. (EFE)
Máxima de Holanda. (EFE)

En el vídeo, se puede ver en plano a la reina Máxima de Holanda, relajada, esperando a que la reunión dé comienzo. El moderador le da la bienvenida a Máxima: “Bienvenida, es un honor tenerla con nosotros”, se le escucha decir.

La conferencia da comienzo, pero entonces una voz que es escuchada por todos, incluida por la reina Máxima, dice: “Kan het beter beeld worden? Of is het dit kutbeeld?”, que traducido quiere decir: "La imagen ¿va a ser mejor o va a ser esta imagen apestosa?".

La reacción de la reina de Holanda es inmediata. Máxima da un respingo en el asiento, abre los ojos, incrédula ante lo que acaba de escuchar, y mira con estupefacción hacia los lados, donde suponemos que se encuentran sus asistentes. La expresión de su rostro lo dice todo. Está completamente desconcertada.

La extrañeza del moderador también se hace notar, al igual que su incomodidad. Trata de disculparse con la reina ante lo ocurrido e intenta dar una explicación: “¿Disculpe?", dice primero, para luego aclarar rápidamente: "Esto no ha sucedido en esta habitación. No sé lo que ha pasado. Alguien no tiene una imagen nítida, supongo...".

Máxima de Holanda, visiblemente incómoda, termina sonriendo: "Tengo que decir que no sé qué hacer. Perdóneme", responde.

No ha trascendido quién realizó el comentario inapropiado, pero lo cierto es que ha generado una de las situaciones más extrañas en las que se ha visto implicada una royal. El uso que la pandemia está obligando a hacer de las nuevas tecnologías y la poca experiencia de muchos usuarios con las mismas pueden provocar momentos y despistes poco deseados.

Máxima de Holanda
El redactor recomienda