La princesa Leonor celebra su confirmación: los detalles de la ceremonia y la elección de padrino
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL ESPAÑOLA

La princesa Leonor celebra su confirmación: los detalles de la ceremonia y la elección de padrino

La ceremonia será a las 12:00 horas de la mañana en Nuestra Señora de Aravaca. Solo pueden acudir padres y hermanos, y el Rey o la Reina ejercerán como padrinos

placeholder Foto: La princesa Leonor, en una imagen de archivo. (Limited Pictures)
La princesa Leonor, en una imagen de archivo. (Limited Pictures)

Este viernes, 28 de mayo, la princesa Leonor celebra su confirmación a las 12:00 horas de la mañana en la parroquia Nuestra Señora de Aravaca, donde también hizo su primera comunión. A diferencia de otros años, cuando únicamente los alumnos de primero de Bachillerato recibían el sacramento, esta vez la dirección del colegio Santa María de los Rosales ha decidido que los jóvenes de 4º de la ESO también estén en el grupo de los confirmantes.

Una medida ajena a la costumbre habitual, según confirman a Vanitatis algunos padres del colegio: “Nunca, en toda la vida del centro, a ningún curso de 4º de la ESO se le había adelantado un año la confirmación”. Este cambio de costumbre causó sorpresa entre los progenitores, a los que no se les comunicó en septiembre, al comenzar el colegio, esta decisión. Una de las posibles interpretaciones que han barajado las familias para esta innovación religiosa tendría que ver con el hecho de que la Princesa de Asturias estudie el año que vienen en un internado en Gales, el World Atlantic College.

La Princesa de Asturias. (LP)

Los confirmados contarán únicamente con la presencia de la familia más cercana, ya que las condiciones sanitarias han provocado una serie de limitaciones. Así pues, Leonor y sus compañeros de clase estarán acompañados por padres y hermanos, independientemente del número de estos últimos. Quedan, por lo tanto, fuera de la invitación los abuelos, algo que ha creado cierto malestar entre algunas de las familias del Rosales. En el caso de la Princesa de Asturias, estará rodeada de don Felipe, doña Letizia y la infanta Sofía.

Así pues, abuelos y otros familiares se perderán esta cita religiosa que supone la confirmación de la fe católica y el compromiso de llevar una vida acorde con las doctrinas cristianas. Ni la reina Sofía, ni Jesús Ortiz ni Paloma Rocasolano acompañarán este viernes a Leonor, a diferencia de lo que ocurrió en su primera comunión. Ese 20 de mayo de 2015, la Princesa tuvo junto a ella a sus padres, su hermana, sus cuatro abuelos y su bisabuela Menchu Álvarez del Valle. En esta ocasión, aunque fuera posible la presencia de los abuelos, la heredera no contaría con don Juan Carlos, su padrino de bautizo, quien se encuentra en Abu Dabi desde el pasado mes de agosto.

A pesar de las quejas de las que ha tenido constancia este medio, el viernes pasado el curso A de 4º de la ESO recibió la confirmación en esas condiciones. Solo alumnos, padres y hermanos. La Princesa está en el B y se hará de igual manera. Una de las dudas que surgió con esta limitación es qué ocurriría con los padrinos. Algunos hablaban incluso de que el Derecho Canónico prohíbe que los padres ejerzan como tales. En el caso de los alumnos que tengan hermanos mayores ya confirmados no había problema, pero qué ocurre con los que no, como es el caso de Leonor.

Los padres pueden ser padrinos

Sin embargo, Vanitatis se ha puesto en contacto con el Arzobispado de Madrid, desde donde confirman que no hay problema ninguno para que los padres puedan ejercer de padrinos. Sí que está prohibido en el caso del bautismo, pero no en el de la confirmación. Así pues, Leonor deberá escoger entre don Felipe o doña Letizia, ya que Sofía no puede al no haber recibido ella el sacramento. Se desconoce si la Reina está confirmada, pero sabemos que el Rey sí que lo está y que, además, fue su padre quien ejerció de padrino.

placeholder Los únicos asistentes a la confirmación. (EFE)
Los únicos asistentes a la confirmación. (EFE)

El entonces príncipe Felipe tenía nueve años -estaba a punto de cumplir los diez- cuando, en una ceremonia privada en la capilla del palacio de la Zarzuela, celebró su confirmación ante una decena de invitados. Fue el 15 de enero de 1978 junto a sus hermanas, las infantas Elena y Cristina, de 15 y 12 años respectivamente, quienes también recibieron el sacramento. En el caso de don Felipe, fue su padre quien ejerció de orgulloso padrino, al que, tal como marca la tradición, tendió la mano derecha sobre su hombro cuando el cardenal primado de España, monseñor González Martín, le hizo la señal de la cruz en su frente con óleos sagrados. ¿Se repetirá la historia?

Leonor Borbón
El redactor recomienda