El ataque directo de Nicole Coste, madre del hijo ilegítimo de Alberto de Mónaco, contra Charlène
  1. Casas Reales
PRINCIPADO DE MÓNACO

El ataque directo de Nicole Coste, madre del hijo ilegítimo de Alberto de Mónaco, contra Charlène

Según Nicole Coste, Charlène aprovechó que Alberto no estaba para cambiar a su hijo de habitación, llevándolo al ala de los empleados

Foto: Alberto de Mónaco, junto a Nicole Coste. (CP)
Alberto de Mónaco, junto a Nicole Coste. (CP)

Más leña al fuego. Con motivo del 18 cumpleaños de Alexandre Grimaldi Coste, el hijo que el príncipe Alberto tuvo con Nicole Coste, madre e hijo han protagonizado una exclusiva para la revista 'Paris Match' en la que han hablado, entre otras cosas, de Charlène. Dieciséis años después de que en el mismo magacín Nicole revelara al mundo que Alexandre era hijo de Alberto y que este se negaba a reconocerlo, algo que provocó que a los pocos meses el soberano diese un paso adelante, aceptando públicamente esa paternidad, la exazafata ha vuelto a portada, esta vez para echarle flores a Alberto, pero no a su actual mujer.

Nicole reconoce que su intención siempre ha sido la de llevarse bien con Charlène: "Teniendo en cuenta nuestros respectivos lazos con el príncipe deberíamos apoyarnos cordialmente. En nuestra situación, la diplomacia debe imponerse". Sin embargo, no duda en contar un episodio en el que deja a la mujer de Alberto en una posición complicada. Y es que, según narra, "he vivido cosas que me han alertado e impactado [...], por ejemplo, cambió a mi hijo de habitación, aprovechando la ausencia de su padre y lo instaló en el ala de los empleados".

Sin duda, una declaración que convierte a Charlène en una de esas madrastras de los cuentos de hadas. "Como madre, no encuentro palabras para describir este comportamiento", concluye. En cambio, solo tiene buenas palabras para el padre de su hijo: "Alberto siempre ha asumido su papel de padre y nunca se ha tenido que llegar a ningún acuerdo económico entre nosotros. Suelen practicar deporte juntos y también hablan de política". Una buena relación que corroboran las imágenes de padre e hijo disfrutando cada año del verano juntos.

También habla Nicole sobre la relación entre Alexandre y sus hermanos pequeños, los mellizos de Alberto y Charlène, de seis años: "Jacques y Gabriella son aún muy pequeños, pero cuando Alexandre tiene la oportunidad de verlos, juega feliz con ellos". Y confirma la buenísima relación que mantiene con su hermana mayor, Jazmin Grace, la hija que el soberano tuvo con Tamara Rotolo.

Alexandre, que fue inscrito en su nacimiento con el nombre de Éric Alexandre Stéphane Tossoukpé y no adoptó el apellido Grimaldi hasta 2014, es fruto de la relación del príncipe monegasco con la azafata togolesa Nicole Coste, a quien conoció en un vuelo de Air France, compañía aérea para la que trabajaba. Surgió entonces una relación que duró seis años hasta que, al parecer, el príncipe Rainiero le pidió que pusieran punto y final a su historia de amor.

Aunque el príncipe Alberto de Mónaco se hizo responsable financieramente de su hijo desde su nacimiento, su reconocimiento legal no llegaba, por lo que Nicole Coste decidió hacer pública su situación revelando la historia en 'Paris Match', revista a la que el príncipe demandó con éxito por un delito de invasión a la privacidad. Meses después, el 5 de julio de 2005, y por medio del abogado Thierry Lacoste, el soberano admitió públicamente a través de un comunicado su paternidad.

placeholder La portada de 'Paris Match'.
La portada de 'Paris Match'.

En cuanto a los derechos dinásticos, a pesar de ser reconocido como hijo de Alberto de Mónaco, Alexandre nunca ha estado en la lista de sucesión, ya que, según la Constitución monegasca, modificada el 2 de abril de 2002, solo pueden estar presentes los hijos de parejas casadas. Por ejemplo, Raphaël, el hijo de Carlota Casiraghi y Gad Elmaleh, no figura en dicha lista ya que sus padres no se casaron y, en cambio, su hermano pequeño, Balthazar, vástago de Carlota y su actual marido, Dimitri Rassam, sí que tiene derechos sucesorios al haber ellos contraído matrimonio.

El redactor recomienda