Sia, a los 45 años: la muerte de su gran amor, bisexualidad, adicciones, citas Tinder y una fama sin rostro
  1. Celebrities
Abuela de gemelos

Sia, a los 45 años: la muerte de su gran amor, bisexualidad, adicciones, citas Tinder y una fama sin rostro

La cantante australiana esconde bajo su peluca rubia una carrera plagada de éxitos y problemas de salud mental

placeholder Foto:  Sia. (Getty)
Sia. (Getty)

La última vez que su nombre saltaba a los titulares era pocos días antes de cumplir los 45. La artista compartía el artículo del 'New York Times' con las acusaciones de abusos de FKA Twigs a Shia LaBeouf mostrándole su apoyo y asegurando que ella también había sido "herida emocionalmente" por el actor, al que calificó de "mentiroso patológico" y sobre el que dijo que la había "engañado para mantener una relación adúltera".

Ahora en el ojo del huracán, LaBeouf fue el protagonista de uno de los vídeos musicales más famosos de Sia, para su canción 'Elastic Heart', en el que aparece junto a su musa de toda la vida, la bailarina adolescente Maddie Ziegler.

Precisamente el no aparecer en sus vídeos y ocultarse durante sus conciertos son señas de identidad de la australiana, más conocida en todo el mundo por su música que por su rostro. Sia comenzó su carrera en la década de 1990, cuando formó parte de una banda de jazz llamada Crisp. Después de su disolución, se convirtió en cantante de otro grupo llamado Zero 7.

Foto: La cantante Sia en una imagen de archivo

El siglo XXI fue el momento en el que lanzó con éxito su trayectoria en solitario, consiguiendo éxitos tanto en su país como en el extranjero. Por aquel entonces, la cantante aún no ocultaba su cara en sus conciertos. Las cosas comenzaron a cambiar la pasada década cuando empezó a escribir canciones para estrellas como Kylie Minogue o Rihanna, y su voz apareció en bombazos como 'Titanium' de David Guetta o 'Wild Ones' de Flo Rida, además de firmar éxitos propios como 'Chandelier'.

placeholder  Sia, en concierto. (Getty)
Sia, en concierto. (Getty)

Sia se vio disfrutando de una atención mediática que no deseaba, algo que empeoró su depresión. A lo largo de su vida, según ha confesado ella misma, ha padecido trastorno bipolar, un trastorno autoinmune y dos intentos de suicidio, además de haber caído en el alcoholismo y las drogas. El primer amor de Sia fue un camarero, Dan Pontifex, y aunque su relación duró poco más de un año y medio, siguieron siendo íntimos amigos. Estaban planeando un viaje a Europa juntos cuando el joven fue atropellado por un taxi y falleció, empujando con su muerte a Sia a un agujero negro de adicciones.

La vida de la artista, entonces, se tiñó de gris y tristeza. La noche que escribió 'Breathe Me' intentó suicidarse mezclando Valium y vodka. "Desafortunadamente con un Valium lo único que puedes hacer es dormirte, o debería decir afortunadamente", dijo la cantante en una entrevista con 'Rolling Stone'. Pero aún intentaría acabar con su vida una vez más. Se registró en un hotel e incluso dejó una carta para ahorrar a los empleados el trauma de encontrar su cuerpo sin vida. "Por favor, no entréis. Estoy muerta dentro, llamad a la ambulancia", escribió. Pero antes de que pudiera suicidarse, sonó su teléfono y las palabras de un amigo le salvaron la vida.

En un tono más distendido, en esa misma entrevista contaba que su decisión de mostrar su cara lo menos posible le ha llevado a poder ligar en Tinder sin ser reconocida. "He tenido un par de citas, y fueron genial. Fue muy divertido, una buena práctica. Estoy intentando practicar la intimidad".

Abiertamente bisexual, mantuvo una relación con JD Samson, integrante de la banda estadounidense Le Tigre, que finalizó en 2011. En 2014 se casó con el documentalista estadounidense Erik Anders Lang, del que se separó en 2016. Este verano confesaba que ya es abuela, después de que su hijo menor acogiera a sus propios hijos. "Acaba de tener dos bebés", reveló en el programa 'Zane Lowe's Apple Music'. "Estoy horrorizada", dijo en broma en un principio. "No, estoy bien. Me llaman Nana. Intento que me llamen Lovey, como los de Kris Jenner".

Sia
El redactor recomienda