Chloé Zhao, ganadora del Oscar: cuestionada en China y refugiada entre naranjos
  1. Celebrities
la gran favorita

Chloé Zhao, ganadora del Oscar: cuestionada en China y refugiada entre naranjos

La directora de 'Nomadland' es la segunda en lograr la estatuilla tras rodar una película a caballo entre el documental y la ficción. Su propia vida la ha llevado a hacer un cine inclusivo y realista

placeholder Foto: Zhao, en una imagen de archivo. (Getty)
Zhao, en una imagen de archivo. (Getty)

A simple vista, 'Nomadland' lo tenía todo para triunfar en los Oscar. Y no en los Oscar de los 90 o de los 50, sino en los de los convulsos años 20 de este siglo. Película a caballo entre el documental, la denuncia social y el retrato femenino, cuenta con todos los ingredientes para explicar la época que vivimos: protagonista femenina, sutil denuncia de la crueldad del neoliberalismo, mística visual norteamericana y una directora china. La deseada inclusión de la industria cinematográfica está muy presente en la cinta protagonizada por Frances McDormand. Pero, más allá de cuotas de inclusión, 'Nomadland' también es buena.

Y lo es gracias a Chloé Zhao, una directora de la que todo el mundo habla en Hollywood tras el Oscar como mejor directora conseguido en la noche de este domingo; una mujer cuya profesionalidad ya dio visos de genio en 'The Rider', su segunda película. Hace poco, la revista 'Vulture' ofrecía un extenso reportaje sobre la realizadora. Más allá de su nacionalidad, Zhao empezaba dejando claro que "todos somos ciudadanos del mundo".

La joven creció en el Beijing de los 80 y los 90 siendo una fanática de los cómics, el cine de Wong Kar Wai y las canciones de Michael Jackson. Nacida con el nombre de Zhao Ting, su familia no poseía una economía muy boyante y tuvo dificultades para pagarle los estudios. Su padre aprovechó la industrialización de China y se convirtió en un ejecutivo de la compañía siderúrgica Shougang Group. Después, se pasó al negocio inmobiliario. La madre de Chloé, de la que se divorció, trabajaba en un hospital. Fue Song Dandan, la segunda esposa de su padre, la que acabó por despertar en la niña el interés por el mundo del espectáculo. Dandan era una conocida actriz cómica y compartía con su hijastra gran parte de los secretos de su profesión.

placeholder Zao, en los recientes BAFTA. (EFE)
Zao, en los recientes BAFTA. (EFE)

A los 14 años, Zhao fue internada en un centro del Reino Unido y, desde 2000, se trasladó a vivir a una California que poco o nada tenía que ver con sus orígenes. Vivía sola en un apartamento de Koreatown y se dio cuenta de que el sueño americano no era tan idílico como lo había visto en las películas. "Tenía una versión tan romántica de lo que era Estados Unidos...", confesaba hace poco en una entrevista.

Conforme fue consciente de sus inquietudes, logró matricularse en Ciencias Políticas en Mount Holyoke. Poco después, hizo lo propio en la escuela de cine de la Universidad de Nueva York, donde llegó a tener como profesor al mismísimo Spike Lee. En su último año en esa escuela ya plantó la semilla, el leitmotiv de su carrera. "Tal vez esto que haga sirva para mejorar la vida de alguien", se dijo a sí misma. Ese deseo acabó materializándose en 'Song my brothers taught me', la historia de dos jóvenes que viven con su madre en una reserva de nativos americanos. Después llegó 'The Rider', en la que mezcló con habilidad el documental y la ficción para narrar el desamparo de un chico que vivía de los rodeos. Y de ahí a 'Nomadland', la película que la ha puesto en el punto de mira de todos.

placeholder Fotograma de 'Nomadland'. (Fox)
Fotograma de 'Nomadland'. (Fox)

Apacible, cordial y feliz, Zhao vive en Ojai, a las afueras de Los Ángeles, junto a su pareja, el director de fotografía Joshua James Richards, dos perros y algunas gallinas. Su casa posee bonitas vistas a unos campos de naranjos que son una de sus grandes pasiones. Pero, al igual que la preotagonista de 'Nomadland', Chlóe nació para moverse. Quizá por eso siempre supo que tenía que salir de China, cuyo Gobierno pasó de idolatrarla como un ejemplo nacional a defenestrarla. Todo empezó cuando algunos usuarios de Twitter rescataron entrevistas pasadas en las que Zhao parecía poner en duda algunos aspectos de su país. En un cuestionario de la revista 'Filmmaker', por ejemplo, Zhao dijo que la reserva india en la que rodó su debut como directora le recordaba a "cuando era adolescente en China, estando en un lugar donde las mentiras están por todos lados".

Nada más conocer sus palabras, el Gobierno chino eliminó de un plumazo la mayoría de menciones a Zhao y su película, 'Nomadland', en muchas redes sociales. Tal ha sido el revuelo que Disney tiembla ante el impacto de esta censura. La compañía del ratón Mickey teme que afecte a 'Eternals', la película de Marvel que la directora china ha realizado tras 'Nomadland' y que es uno de las grandes superproducciones de este 2021. Al fin y al cabo, China es un mercado gigantesco capaz de hundir o reflotar cualquier blockbuster estadounidense.

placeholder Zhao, en 2018. (Reuters)
Zhao, en 2018. (Reuters)

Ajena a los aspectos mercantiles de su profesión, Zhao se muestra humilde, suele acudir a las entregas de premios con poco maquillaje y muestra su compromiso social a la primera de cambio. Su carisma y su talento son suficientes para garantizarle una carrera profesional llena de alegrías. Aunque China, su país de nacimiento, no las comparta.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Premios Oscar
El redactor recomienda