Logo El Confidencial

Las últimas locuras 'beauty' de las japonesas

Para las niponas estar guapas es un ritual y todo un oficio. Pero a veces tanta perfección y tantas ansias de originalidad les pone las cosas muy difíciles.

Foto: Campaña de Diesel primavera-verano 2014
Campaña de Diesel primavera-verano 2014

Para las niponas, belleza y salud van de la mano. Y estar guapas es todo un oficio y un ritual. Pero, a veces, tanta perfección, combinada con unas ansias enormes de originalidad, les pone las cosas muy difíciles. Repasemos sus locuras más recientes.

MANICURA EXTREMA

Las japonesas son unas fanáticas de la manicura. Para ellas es un complemento de moda más y debe ir a juego con el resto del outfit. Pero, como suele suceder en el país del sol naciente, no basta con llevar los tonos de temporada, sino que hay que darle un toque de virtuosismo con dibujos, líneas, pegatinas, purpurinas y miles de combinaciones que convierten sus uñas en auténticas obras de arte, y las nuestras en un aburrimiento. ¿Lo último para las niponas más atrevidas? La manicura 3D: larguísimas uñas (artificiales, eso sí) con esmalte, purpurina y pequeños muñequitos pegados para completar el conjunto. Todo vale, desde coquetas calaveras a millones de hellokitties. Cómo las chicas japonesas logran superar un día entero con todos estos personajitos en su sitio es un misterio.

OJOS MANGA

¿Cómo conseguir unos ojos dignos de la protagonista de Sailor Moon? La respuesta acaudalada es con cirugía estética; la asequible, con lentillas que agrandan la pupila y un maquiavélico pegamento especial para los párpados. Marcas como 1-day Acuvue y otras de nombres más exóticos, como Barbie Eye, Tutti o ColourVue Big Eyes, ofrecen este tipo de lentillas. Otros de los remedios más originales consiste en un pegamento de nombre Eye Talk de Koji, que se coloca sobre el párpado móvil y que, una vez secado gracias a la presión que se ejerce con un pequeño 'tenedor', permite crear el pliegue que existe en nuestros ojos y no en el de los orientales. Increíble pero, al final, el ojo parece más grande. Si alguien tiene curiosidad, y no se impresiona fácilmente, puede ver el vídeo completo de cómo se hace.

PINZAS DE NARIZ

El complejo de nariz demasiado chata también es uno de los talones de Aquiles de la belleza en este lugar del mundo. Para solucionarlo existe toda una serie de artefactos dignos de la teletienda más bizarra. Uno de ellos (hay cientos de modelos distintos) es el Hana Tsun Nose, que asegura que con tan solo 20 minutos de uso diario es capaz de corregir la forma de la nariz. En realidad, no deja de ser la versión nipona y del siglo XXI de la pinza de la ropa que se ponía cada noche Amy March en Mujercitas para embellecer la forma de la punta de su nariz.

GADGETOBELLEZA

Adiós a las arrugas, a los rostros sin mentón, a la flacidez. Cualquier cosa es posible gracias a los gadgets que pone al alcance de cualquier nipona la teletienda japonesa. Por ejemplo, podemos corregir los efectos del paso del tiempo gracias a una simple boquilla de goma llamada Face Slimer Exercise, que promete ahorrarse dinero en cirujanos plásticos con solo decir las vocales durante tres minutos mientras se muerden estos labios de goma que, para qué engañarnos, recuerdan mucho a los de las muñecas hinchables

¿Más aparatos antiarrugas? Pues las gafas Mejikara aspiran a despedirse de las patas de gallo gracias al efecto masaje que proporcionan en tan comprometida zona. Y el Aluminum Facial Spa, una máscara digna de un luchador mexicano, tiene como objetivo mejorar la calidad del cutis: funciona con el propio vapor que genera nuestra respiración. Y nosotros todavía viendo aburridos anuncios de baba de caracol.

EL SECRETO DE LAS GEISHAS

El verdadero secreto de belleza de las geishas, ya es hora de decirlo, es caca de pájaro, concretamente, de ruiseñor. El producto en sí lleva utilizándose cientos de años y se llama Uguisu no Fun. Su composición es excremento de pájaro, tal cual, de uno en concreto que, por lo visto, contiene una enzima capaz de obrar el milagro de limpiar, aclarar, nutrir, suavizar, tonificar, hidratar y exfoliar la piel. Y además la aclara. Tiene un formato de polvo que se reconstituye con agua templada y se aplica como una mascarilla durante 20 minutos. Hoy por hoy, es el producto de referencia de geishas y actores de kabuki. Eso sí, no es apto para pieles alérgicas ni estómagos sensibles.

LABIOS DE FLOR

No todo tiene por qué ser desagradable en el mundo de las geishas. Por ejemplo, el rojo de sus labios proviene de un extracto de flores llamado beni, disuelto en agua y aplicado con un pincel especial. Hoy en día todavía algunas mujeres prefieren usar beni cuando llevan kimono porque su textura, dicen, es más ligera que la de un pintalabios. La firma japonesa Isehan Honten aún lo fabrica.

Y lo más importante: ¿Quieres saber qué lleva una tokiota en su neceser del bolso? Pincha aquí para ver la galería.

Belleza
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios