Logo El Confidencial
Genética y matemáticas

El secreto de la recuperación de Ana Boyer está en la ciencia y no en la estética

La hija de Isabel Preysler acaba de aterrizar en el Mutua Madrid Open y ya puede presumir de figura recuperada después de poco más de un mes de dar a luz. Y hemos descubierto su secreto...

Foto: Ana Boyer en el Masters 1000 de París en 2017. (EFE)
Ana Boyer en el Masters 1000 de París en 2017. (EFE)

Antes de elucubrar teorías acerca de cómo es posible estar así de estupendísima habiendo dado a luz el 26 de marzo, hay que recordar que, al igual que su marido, Fernando Verdasco, Ana Boyer siempre ha sido una mujer muy deportista, así que no nos extrañaría que estuviera siguiendo una estricta rutina diaria de ejercicios.

Sin embargo, en esta ocasión, además de la genética privilegiada que Ana Boyer ha heredado de su madre, Isabel Preysler, el secreto de su envidiable cuerpo tras la maternidad está precisamente en el calendario.

Ana Boyer en el Mutua Madrid Open.  (Cordon Press)
Ana Boyer en el Mutua Madrid Open. (Cordon Press)

El pequeño Miguel, nombrado así en honor al padre de Ana, el político Miguel Boyer, nació el pasado 26 de marzo en la clínica Ruber Internacional de Madrid, dos semanas antes de la fecha prevista.

Un embarazo perfecto dura 40 semanas y es en las dos últimas en las que las caderas del cuerpo de la madre se ensanchan para que esté preparado para el parto. Precisamente al adelantarse catorce días, Ana Boyer dio a luz en la semana 38, por lo que sus caderas, probablemente, no se habían abierto, lo que habría acelerado notablemente su recuperación física.

Ana Boyer en el Mutua Madrid Open.  (Cordon Press)
Ana Boyer en el Mutua Madrid Open. (Cordon Press)

El parto del pequeño Miguel se adelantó las dos semanas justas, facilitando la pronta recuperación de su madre. Sin embargo, fue algo inesperado para toda la familia. Isabel Preysler tuvo que suspender un viaje que tenía planificado junto a Mario Vargas Llosa para poder estar junto a su hija Ana Boyer.

Adelantar el parto es una técnica común entre las modelos. Además de planificar el nacimiento y poder controlar mucho más sus agendas, al evitar que las caderas se ensanchen, el cuerpo no se altera tanto, lo que agiliza la recuperación y evita el mayor desarrollo de estas.

Como parte de su rutina de recuperación, Ana no ha descuidado las buenas costumbres y sale a pasear a diario con el carrito del pequeño Miguel y acompañada de Fernando Verdasco siempre que puede. Caminar es uno de los ejercicios más completos ya que se pone en forma todo el cuerpo y es la mejor manera de volver a entrar en contacto con el deporte.

Ana Boyer después de dar a luz. (Cordon Press)
Ana Boyer después de dar a luz. (Cordon Press)

En los primeros 40 días tras dar a luz, el útero vuelve a su tamaño original, de ahí que veamos menos hinchado el vientre de Ana Boyer, en comparación con sus primeras fotografías a la salida del hospital. Realizar ejercicios de respiración también ayuda a que el abdomen recupere el tono poco a poco.

Como aprendimos de la recuperación de Eva Longoria, el yoga es un deporte perfecto para respirar de forma adecuada y colocar el cuerpo, aunque para practicarlo deben pasar al menos dos meses del parto. Precisamente la actriz ha tardado casi un año en aparecer en las alfombras rojas con sus looks habituales porque ha respetado con mucha cuatela los tiempos del cuerpo.

Durante los primeros meses tras dar a luz y si se está dando el pecho, no se recomienda el uso de tratamientos con activos muy potentes o los aceites esenciales contraindicados. Sí se puede recurrir al aceite de almendras o de rosa mosqueta cuyas propiedades hidratantes embellecerán la piel.

Aunque todavía es pronto para comenzar a realizar deportes que requieran un mayor esfuerzo, pero vistos los espectaculares resultados de Ana Boyer, no descartamos un posado veraniego en bikini dentro de un par de meses.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios