Guía para dar con tu cepillo ideal (y saber cómo cuidarlo en clave profesional)
  1. Estilo
  2. Belleza
Nunca subestimes a tu brush...

Guía para dar con tu cepillo ideal (y saber cómo cuidarlo en clave profesional)

Te ayudamos a triunfar en la misión de adquirir la herramienta de peinado idónea y a que vuestra relación de amor capilar dure mucho tiempo... En perfectas condiciones

placeholder Foto: Las herramientas de peinado son esenciales para la salud de tu cabellera. (Averie Woodard para Unsplash)
Las herramientas de peinado son esenciales para la salud de tu cabellera. (Averie Woodard para Unsplash)

A veces infravaloramos los accesorios más básicos (y absolutamente imprescindibles) de los cuidados beauty. Los cepillos, a pesar de ser la gran herramienta capilar, suelen incluirse en la categoría de los eternos olvidados… “Hay que tener en cuenta que no sirven solamente para desenredar el cabello o moldearlo, también son muy importantes para conseguir mantener un cuero cabelludo sano”, apunta Miriam Continente, del salón Conti Hair Barcelona para Termix. Entre sus funciones está la de mejorar la circulación en las raíces, eliminar las células muertas que se acumulan en la superficie y distribuir la grasa de la piel a lo largo del pelo para crear una capa protectora sobre las cutículas y mostrar una melena más brillante y sana.

placeholder Además de peinar y moldear, los cepillos se encargan de mejorar la circulación del cuero cabelludo y eliminar las células muertas. (Imaxtree)
Además de peinar y moldear, los cepillos se encargan de mejorar la circulación del cuero cabelludo y eliminar las células muertas. (Imaxtree)

Por eso, es tan importante la calidad de las cerdas de un cepillo. “Si pusiésemos bajo un microscopio las fibras utilizadas en uno mediocre veríamos como unas pequeñas cuchillas, que acabarían dañando la estructura capilar”, reconoce la experta. En términos generales, identifica que las púas pueden ser naturales (tienen la misma estructura superficial que el propio cabello, lo que las convierte en un comodín para todas las melenas) o sintéticas. En función de las características de las cerdas de nylon seleccionadas pueden ser más indicadas para un pelo fino (sus fibras son más flexibles y suaves) o uno grueso (más densas y menos flexibles). Por último, destaca que “los cepillos con púas de plástico y planos resultan ideales para desenredar y conseguir realizar un alisado más rápido cuando tu cabello es ondulado o tiende al encrespamiento”.

Una herramienta para cada tipo de cabello

placeholder Elige un cepillo según las características de tu cabellera. (Tim Mossholder para Unsplash)
Elige un cepillo según las características de tu cabellera. (Tim Mossholder para Unsplash)

Sergi Rubio, education expert de Authentic Beauty Concept, parte de la idea de que el brush imprescindible para cualquier melena es aquel “que puedas usar en mojado o en seco, que tenga unas púas finas y que ayude a pulir la fibra capilar. Suelen tener cerdas naturales, con materiales resistentes tanto al agua como al calor. Gracias a esos requisitos puedes solucionar la gran mayoría de dilemas, te peines mucho o poco”, afirma.

Si vas al detalle, el profesional reconoce que para los cabellos finos, más delicados, debes decantarte por una herramienta con púas mas blandas y finas, con el objetivo de minimizar el riesgo de rotura. Cuando por el contrario tus cutículas son gruesas, lo básico es seleccionar un cepillo más resistente, con cerdas más anchas, “con el fin de que puedas peinarte sin roturas o sin generar mucha agresividad en el gesto”.

Encrespamiento bajo control

placeholder Minimiza el frizz con tus cepillos. (Imaxtree)
Minimiza el frizz con tus cepillos. (Imaxtree)

El frizz no es incompatible con un buen cepillado, pero hay que matizar su uso. Lo ideal es optar por cepillos aptos para usar bajo la ducha o sobre el cabello aún mojado (recién lavado, con solo retirar el agua con una toalla). “En una melena encrespada, cuanto menos la trabajes en seco, más fácil tiende a ser su control. Pero si tiene que ser así, aliarte con unas púas más finas y con acabado similar a las de jabalí, te ayudará a dominarlo de forma natural”, reconoce Sergi Rubio.

Pautas de mantenimiento de tu herramienta de peinado

Los profesionales coinciden en que lo esencial es que, tras cada uso, retires todos los restos de pelo que queden en su superficie (puedes despegar los más rebeldes haciendo palanca con un accesorio fino y alargado).

placeholder Cuida tus brushes y alarga su vida útil. (Adam Winger para Unsplash)
Cuida tus brushes y alarga su vida útil. (Adam Winger para Unsplash)

Después, y al menos una vez en semana, tienes que lavarla con agua tibia y un chorrito de champú o con un spray limpiador con base de alcohol. Debes secar el agua con un paño y dejar que la humedad desaparezca por completo (para que no se acaben descomponiendo) antes de volver a utilizarlo. Caroline Greyl, presidenta de Leonor Greyl, aconseja que no lo dejes sobre el radiador y que no te olvides de presionar lo cepillos que tienen 'almohadilla' para que no se quede ningún resto dentro.

¿Cuándo y por qué cambiar tu cepillo?

Cuando no se encuentra en un estado óptimo, tu melena se resiente. Miriam Continente afirma que a simple vista podemos notarla más quebradiza y poco brillante (“la cutícula se está rasgando”). Además, al no estimular de forma correcta el cuero cabelludo, se puede percibir “el pelo débil y sensibilizado desde la raíz”. Desde Authentic Beauty Concept también insisten en que eso puede derivar en un aumento del encrespamiento, cambios en el crecimiento y en el color (“por no protegerlo de la temperatura o porque el peine se caliente demasiado”).

placeholder Presta atención al cuidado de tus accesorios y presume de una melena de backstage. (Imaxtree)
Presta atención al cuidado de tus accesorios y presume de una melena de backstage. (Imaxtree)

Cuando el brush seleccionado es de buena calidad, y seguimos las pautas adecuadas de cuidado, tiene una durabilidad muy larga (hasta más de 5 años). Sin embargo, hay indicios que revelan que un cepillo ha llegado al fin de su vida útil. Fíjate si las púas están giradas, rotas o parecen quemadas por las altas temperaturas de secador, o si el fuelle del accesorio tiene restos de agua porque eso significa que se ha agujereado la base y puede penetrar. Entonces es el momento de buscar recambio a tu fiel compañero de cepillado.

Vegan Hair Brush, de Authentic Beauty Concept

placeholder Authentic Beauty Concept.
Authentic Beauty Concept.

Las fibras naturales de Vegan Hair Brush, de Authentic Beauty Concept (45 euros), eliminan suavemente las células muertas del cuero cabelludo mientras estimulan la circulación sanguínea.

Cepillo Termix Evolution Plus, de Termix

placeholder Termix.
Termix.


Ideal para cabellos gruesos. El accesorio Termix Evolution Plus, de Termix (desde 10,55 euros, en Amazon), cuenta con unas fibras de nylon ionizadas más densas, lo que las hace más resistentes y cuidadosas con las cutículas.

Tangle Teezer Fine & Fragile, de Tangle Teezer

placeholder Tangle Teezer.
Tangle Teezer.

Tangle Teezer Fine & Fragile, de Tangle Teezer (10,99 euros), es una versión del icónico cepillo desenredante que mantiene un sistema de cerdas más suaves para cuidar las cutículas y el cuero cabelludo del pelo más fino.

Cepillo Desenredante Natural Fiber, de Beter

placeholder Beter.
Beter.


Elaborado con un material biodegradable, el Cepillo Desenredante Natural Fiber, de Beter (10 euros), cuenta con púas más flexibles con la misión de trabajar cualquier tipo de melena, también las rizadas y encrespadas.

White Detangling Brush, de Balmain

placeholder Balmain.
Balmain.

White Detangling Brush, de Balmain (30 euros), es una referencia comodín, apta para cualquier cabello y se puede usar en húmedo y seco.

Cabello Peinado
El redactor recomienda