El delineado borroso es la tendencia de maquillaje 'salvalooks' más fácil de copiar
  1. Estilo
  2. Belleza
Visto en pasarela

El delineado borroso es la tendencia de maquillaje 'salvalooks' más fácil de copiar

Tras ingerir cientos de tutoriales para aprender a hacer una raya del ojo perfecta, las tendencias se alían con nosotras para poner de moda el delineado borroso o smudged liner

placeholder Foto: El delineado borroso es la tendencia de maquillaje con la que simplificar el maquillaje. (Unsplash)
El delineado borroso es la tendencia de maquillaje con la que simplificar el maquillaje. (Unsplash)

En las manos adecuadas, el lápiz khol puede ser una herramienta o un arma. La inclinación de la mina, el grosor del trazo o el pulso del artista serán los responsables directos del éxito, o no, del delineado. Durante años, la férrea defensa del delineado más fino y cat eye obligó a renunciar al eyeliner a millones de personas. Pero si algo hay que agradecerle al ingreso de centennials en el mundo de la belleza es su defensa de la pluralidad; traducida en el mundo del maquillaje, en concreto, es la multiplicidad de delineados de moda. Fino y muy rasgado, grueso, a color, con sombras, a ras de pestañas y el más cómodo y rejuvenecedor de todos: el delineado borroso, denominado a nivel internacional como ‘smudged liner’.

placeholder En pasarela, el delineado borroso se convierte en la excusa para oscurecer la mirada sin un trazo visible. (Imaxtree)
En pasarela, el delineado borroso se convierte en la excusa para oscurecer la mirada sin un trazo visible. (Imaxtree)

La máscara de pestañas borrosa con la que Gucci buscaba recrear las lágrimas supusieron el pistoletazo de salida del maquillaje imperfecto, algo que apoyaría también la estética de ‘Euphoria’. El siguiente paso fue subir los maquillajes desdibujados a la pasarela. Chanel y Dior, abiertamente influenciado por Maria Grazia Chiuri, comenzaron a delinear los ojos de sus modelos con el lápiz khol más intenso y oscuro, para después difuminar el trazo hasta convertirlo en un paso previo al smokey eye. El contraste entre el dramatismo de la mirada y el resto del maquillaje níveo ha calado hasta colarse en las alfombras rojas. El Festival de Cine de Venecia es un ejemplo.

placeholder Milena Smit, en el Festival de Cine de Venecia, con un delineado difuminado creado por Givenchy. (Fotógrafo: Andrés García-Luján / Cortesía)
Milena Smit, en el Festival de Cine de Venecia, con un delineado difuminado creado por Givenchy. (Fotógrafo: Andrés García-Luján / Cortesía)

Así hemos pasado del minimalismo en el trazo del eyeliner -con los bastoncillos ultrafinos como herramienta estrella- hasta lo delineados que no priman la imperfección frente a la geometría, sino que buscan el efecto de unos ojos muy oscuros casi a cualquier precio. Si en los antiguos smokey eyes se partía de la forma del ojo, siendo la cuenca del ojo una referencia primordial, en el delineado borroso se simplifica la técnica de tal modo que no serán necesarias ni capas de producto ni un enérgico trabajo del pincel para difuminar. El lápiz de ojos, cuanto más cremoso mejor, ha pasado de ser la varita de Cleopatra a ser el cosmético que no puede faltar en ningún backstage.

placeholder El lápiz kohl es una de las herramientas del smudge eyeliner. (Imaxtree)
El lápiz kohl es una de las herramientas del smudge eyeliner. (Imaxtree)

Los superpoderes del khol (antiage y rápido)

La facilidad con la que se desliza un buen lápiz de ojos lo convierte en un cosmético multiusos que puede sustituir el uso de una sombra de ojos, oscurecer la raíz de las pestañas o crear un delineado fácilmente maleable con la propia yema del dedo. Mientras el trazo cercano al vinilo o a la acuarela de los clásicos eyeliners, además de ser más complicado de realizar, crea un maquillaje menos natural, con el lápiz de ojos se consigue esconder el trazo, haciendo solo visible la oscuridad.

placeholder El delineado borroso se puede realizar con lápices de ojos de distintos colores. (Imaxtree)
El delineado borroso se puede realizar con lápices de ojos de distintos colores. (Imaxtree)

Con el paso de los años, el maquillaje de los ojos se va simplificando, en parte por economizar el tiempo, en parte porque se tiende hacia una imagen menos producida. Alcanzar el ‘no-makeup makeup’ es una de las búsquedas habituales cuando nos adentramos en los 40 y oscurecer la línea de las pestañas, sin tener que estar creando un cat eye de libro, es uno de los pasos esenciales.

placeholder Sofía Vergara. (Getty)
Sofía Vergara. (Getty)

Lo vemos en actrices como Sofía Vergara o Penélope Cruz. Aunque opten por un maquillaje de ojos más marcado, jamás se aprecia un delineado marcado, siempre se difumina hasta lograr que se pierda con la sombra. El resultado es un nacimiento de las pestañas oscuro que las hace parecer incluso más gruesas.

Paso a paso

No existe una técnica secreta con la que conseguir el delineado borroso, lo importante es contar con un lápiz cremoso, con aceites que mejoren su adherencia, maleabilidad y movilidad sobre la piel. La pigmentación es otro importante factor. Cuanto más color deposite, menos pasadas serán necesarias.

placeholder Zoe Kravitz, con maquillaje de Yves Saint Laurent. (Cortesía)
Zoe Kravitz, con maquillaje de Yves Saint Laurent. (Cortesía)

Tras preparar el párpado (o no, tú decides el acabado más o menos borroso), se pasa el lápiz de ojos directamente sobre el párpado, a ras de la línea de las pestañas, asegurándonos de que no queden huecos sin maquillar entre las pestañas, para así lograr un acabado más oscuro y compacto. Para rematar, solo hay que desdibujar el trazo, algo que se puede hacer con la propia yema del dedo, con un pincel para difuminar o con la pluma que encontramos en el extremo de algunos lápices de ojos.

Foto: Detalle del maquillaje oscuro de Penélope Cruz. (Getty)

Otra opción, como pudimos ver en el maquillaje de Milena Smit en el Festival de Cine de Venecia, fue rasgar el delineado con un pincel biselado, extendiendo el pigmento a modo de delineado. El mismo smudge eyeliner se puede conseguir utilizando una sombra de ojos oscura a modo de lápiz, lo que hará menos engorroso el momento del difuminado.

placeholder Detalle del delineado inferior de Letizia en tonos cobrizos. (Getty)
Detalle del delineado inferior de Letizia en tonos cobrizos. (Getty)

Por supuesto, en esta búsqueda de borrosa oscuridad a ras de pestañas, la paleta de colores con la que jugar no se reduce solo al negro. Marrones, verdes, azules o grises, siempre en sus versiones más oscuras, consiguen recrear el mismo efecto borroso del maquillaje tendencia. La propia reina Letizia recurre a esta técnica a menudo, logrando maquillajes con color pero muy discretos y efectistas.

Recrear una gran noche

En la revista ‘Allure’ describían el efecto del delineado borroso de moda “como si fuera de la noche anterior”. El efecto es precisamente ese, un delineado imperfecto y difuminado, al estilo Jack Sparrow, que se hace en unos segundos y que consigue lo que Gabrielle Chanel tanto defendía: el efecto por encima de la forma. Se aplica la justa cantidad de oscuridad, no se aprecia el truco y la mirada queda tan recargada como uno desee, sin precisar de una depurada técnica.

placeholder Cara Delevingne, con delineado borroso, llegando a un desfile de Dior. (Getty)
Cara Delevingne, con delineado borroso, llegando a un desfile de Dior. (Getty)
Maquillaje Trucos maquillaje Tutorial maquillaje Tendencias de belleza
El redactor recomienda