¿Cómo afecta realmente el deporte a tu pelo?
  1. Estilo
  2. Belleza
Plan 'fitness' capilar

¿Cómo afecta realmente el deporte a tu pelo?

Un beneficio colateral de ponerte en forma es que optimizas tu melena. No es un mito, lo corroboran los expertos en la materia... Conoce los detalles de la relación cabello-deporte

Foto: Identifica las ventajas de hacer ejercicio en tu melena. (Spencer Davis para Unsplash)
Identifica las ventajas de hacer ejercicio en tu melena. (Spencer Davis para Unsplash)

Ay, septiembre… Es uno de esos meses cargados de buenos propósitos personales como dejar a un lado los refrescos con cafeína, intentar dormir como un lirón, mantener tu rutina facial completa durante más de una semana seguida y, cómo no, hacer más deporte.

placeholder ¿Hacer más ejercicio está entre tus propósitos de nuevo curso? Tu melena te lo agradecerá. (Cortney White para Unsplash)
¿Hacer más ejercicio está entre tus propósitos de nuevo curso? Tu melena te lo agradecerá. (Cortney White para Unsplash)

Los beneficios de la actividad física son innegables. Es una de las bases para una vida sana ya que no solo fortalece el organismo (te ayuda a prevenir enfermedades), incrementa tu energía y te permite mantenerte en un peso recomendado, también ayuda a descansar e, incluso, mejora el ánimo. Sin embargo, ¿qué consecuencias tienen tus sesiones deportivas sobre tu cabellera?

placeholder El ejercicio aeróbico puede hacer mucho por tu melena. (Emy para Unsplash)
El ejercicio aeróbico puede hacer mucho por tu melena. (Emy para Unsplash)

El Dr. Ian Zylberberg, médico especializado en injerto capilar en Face Clinic, destaca tres efectos beneficiosos del ejercicio físico regular, sobre todo de tipo aeróbico, sobre el pelo y el cuero cabelludo en los que se ven involucrados la serotonina, la sudoración y el aumento del flujo sanguíneo.

Cuestión de hormonas

Con la práctica deportiva, el organismo “segrega serotonina y ciertas endorfinas, mientras que disminuye los niveles de cortisol, hormona que aparece en situaciones de estrés y que se produce cuando los niveles de tensión se encuentran elevados de forma sostenida (como por un ritmo de vida muy estresante)”, reconoce el experto. El Dr. Javier Pedraz, director médico de Insparya Madrid, nos explica que “cuando estamos estresados, el cortisol puede presentar valores elevados, alterando los proteoglicanos (moléculas de proteína que se encargan de formar y mantener la estructura de las células y de la comunicación entre el interior y el exterior de las mismas), lo que afecta al normal funcionamiento del folículo piloso, influyendo en su función y regulación”. Además, al mantenerte activa creas un círculo beneficioso ya que el aumento de las endorfinas y de la serotonina, te ayudan a sentirte mejor psicológicamente, lo que repercute en un descenso de los niveles de cortisol.

placeholder Te ayuda a controlar el nivel de estrés, que afecta al crecimiento de los folículos pilosos. (Chu Gummies para Unsplash)
Te ayuda a controlar el nivel de estrés, que afecta al crecimiento de los folículos pilosos. (Chu Gummies para Unsplash)

Pero ¿dónde está el límite? “Si bien sabemos que la producción endógena y fisiológica de serotonina aporta innumerables beneficios a nuestra salud capilar, su exceso puede producir un efecto contrario”, sostiene el Dr. Ian Zylberberg. Esta afirmación se basa en que algunos fármacos, como ciertos antidepresivos, aumentan los niveles de esta hormona y, entre sus efectos secundarios, aparece la alopecia. Además, hay algunos trabajos que lo relacionan pero no son concluyentes… “Por tanto, se puede deducir que, al igual que ocurre con prácticamente todas las sustancias, todo depende de la dosis. Aunque no parece que una producción natural de serotonina suponga un perjuicio a nuestro cabello, sino todo lo contrario”.

Un plus de sudoración…

Lo primero que percibimos es que un exceso en la transpiración va a provocar que el cabello se ensucie antes, tenga menos brillo y se sienta apelmazado. Sin embargo, el Dr. Ian Zylberberg afirma que también ayuda a eliminar toxinas acumuladas, algunas de las cuales bloquean el ciclo natural del crecimiento capilar. “Muchas de esas toxinas tienen un pH ácido que, en caso de permanecer demasiado tiempo en contacto con nuestro pelo, puede llegar a provocar fragilidad y rotura de la fibra capilar”, sostiene.

placeholder La transpiración ayuda a eliminar toxinas, también del cuero cabelludo. (Lyfe Fuel para Unsplash)
La transpiración ayuda a eliminar toxinas, también del cuero cabelludo. (Lyfe Fuel para Unsplash)

Ante la idea equivocada de que puede producir un aumento de la caída, el experto reconoce que puede suceder, pero solo afectaría a las fibras capilares presentes en ese momento, no a largo plazo. “La eliminación de toxinas a través de la sudoración favorecerá que los ciclos habituales de crecimiento y caída del pelo (fases de anagen, catagen y telogen) se produzcan con normalidad. Y que, cuando el cabello se caiga (lo que ocurre de forma habitual), pueda recuperarse con normalidad”, apuntan desde Insparya Madrid.

Un aumento de la microcirculación

placeholder Una mejor oxigenación ayuda a una mejor nutrición de tu cabello. (Alex Shaw para Unsplash)
Una mejor oxigenación ayuda a una mejor nutrición de tu cabello. (Alex Shaw para Unsplash)

Al moverte contribuyes a que se produzca una mejor oxigenación del cuero cabelludo. Eso ayuda a optimizar la circulación de la zona y, por lo tanto, los cabellos que se encuentran en él consiguen un mayor volumen de nutrientes, lo que se traduce en más vitalidad. “Se genera un incremento del flujo sanguíneo, lo que significa más nutrientes que facilitarán una alimentación más rápida de los folículos pilosos, favoreciendo el crecimiento”, reconoce el Dr. Javier Pedraz.

Buenos hábitos para una melena 'sporty'

El Dr. Zylberberg recuerda que es importante cuidar del pelo durante el ejercicio prestando atención a los detalles como protegerlo, junto al cuero cabelludo, de las radiaciones solares. Aunque existen infinidad de fórmulas que crean una película sobre las cutículas, el experto se decanta por utilizar medios físicos, como gorras y pañuelos, ya que los cosméticos pueden diluirse o evaporarse por culpa del sudor y de la subida de la temperatura corporal. También aconseja “utilizar medios de absorción del sudor como las diademas o cintas para evitar que se acumule y, en el caso de tener el pelo largo, llevarlo recogido en coleta con el fin de que la transpiración drene de una forma más dirigida”.

placeholder Protege tu cabellera del sol. (Kalen Emsley para Unsplash)
Protege tu cabellera del sol. (Kalen Emsley para Unsplash)

Respecto a la limpieza, es esencial que tras cada sesión hagas un lavado a conciencia con un champú de uso habitual que sea respetuoso con la piel (tenga un pH neutro) y no dañe la fibra capilar. ¿Una o dos champunadas? El doctor puntualiza que "es más importante hacerlo una vez pero bien que empeñarse en hacer múltiples lavados”.

¿Qué sucede con la natación?

placeholder El cloro puede ser un gran enemigo capilar... Alíate con referencias hidratantes. (Joshua Rawson Harris para Unsplash)
El cloro puede ser un gran enemigo capilar... Alíate con referencias hidratantes. (Joshua Rawson Harris para Unsplash)

En la piscina surgen un par de amenazas más que debes tener en cuenta: el uso del gorro y el cloro. Ante el primer dilema, la recomendación experta es elegir un material que no dañe el cabello (sobre todo si lo tienes fino o frágil) como el nylon, frente a las opciones de látex. Respecto al cloro, unido a un plus de sudoración, puede afectar a la hidratación de tus cutículas. Así, en estos casos, “tienes que ser especialmente cuidadosa y proporcionar al cabello la suficiente hidratación mediante acondicionadores y mascarillas tras el uso del champú.

Alopecia Caída del pelo Cabello Ejercicios piernas
El redactor recomienda