Logo El Confidencial
Nos sobran los motivos

Si te falta motivación, tranquila, te damos las razones por las que debes hacer ejercicio

Hacer ejercicio debería formar parte de tu rutina diaria, no lo decimos nosotros, te lo pide tu cuerpo

Foto: Motivos para hacer ejercicio. (Brooke Cagle para Unsplash)
Motivos para hacer ejercicio. (Brooke Cagle para Unsplash)

Todos sabemos que para llevar una vida sana debemos cuidar nuestra alimentación y hacer un poco de ejercicio físico. A veces olvidamos todos los beneficios que nos aporta el deporte, agobiados por el día a día.

Por eso de vez en cuando conviene recordar todos esos motivos que nos llevaron a comprar las zapatillas de deporte en primer lugar y a tomar la decisión de cambiar nuestros hábitos a mejor, convirtiendo el ejercicio en nuestra rutina.

Algunas de las mejoras que se producen en nuestro cuerpo no podemos verlas y por eso tendemos a olvidarlas. Por ejemplo todas las que afectan a nuestro sistema circulatorio, el locomotor, el endocrino y el nervioso, así como el inmunológico.

De otras, por el contrario, somos conscientes en el momento, incluso mientras lo estamos practicando. Sin ir más lejos, nos permite evadirnos de nuestros problemas o preocupaciones, centrarnos en lo que estamos haciendo y así despejar la mente.

Los problemas quedan apartados durante un rato, lo que supone un gran alivio y una forma de desconectar de una situación que nos preocupa. Eso sin olvidar todos los procesos que se desencadenan en nuestro cuerpo.

El ejercicio ayuda a liberar nuestra mente de los problemas. (Christopher Campbell para Unsplash)
El ejercicio ayuda a liberar nuestra mente de los problemas. (Christopher Campbell para Unsplash)

No solo nos beneficia a la hora de combatir el estrés, por ejemplo gracias a la liberación de hormonas como la serotonina, sino que también influye en la mejora de nuestro estado de ánimo y hace que nuestra ansiedad se reduzca.

Además el ejercicio contribuye a un descenso de los niveles de cortisol, hormona relacionada con el estrés y la respuesta del cuerpo ante este, y estimula la formación de endorfinas, que producen sensación de bienestar.

Una buena sesión de ejercicio puede conseguir que mejoremos nuestro humor, dejando la tristeza aparcada durante un tiempo, algo que nunca viene mal.

La actividad física nos ayuda a mejorar nuestro estado de ánimo y esto hace que nos sintamos con más energía y vitalidad, lo que supone una gran inyección de autoestima y no solo porque nos ayuda a adelgazar, si lo acompañamos de una dieta adecuada con la que podamos quemar más calorías de las que consumimos.

También porque es una buena forma de cumplir nuestras metas, de sentirnos más fuertes, más ágiles y tener menos dolores. Es un reto al que nos enfrentamos con constancia y ganas de mejorar, por eso, al ir alcanzando nuestras metas, la sensación de bienestar será mayor.

En general, nos ayuda física y emocionalmente a sentirnos mejor. Fortalece nuestro corazón y, con tan solo 30 minutos de ejercicio al día, podemos mejorar nuestra esperanza de vida. ¿Te apuntas?

Ocio

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios