Es noticia
Menú
¿Por qué tienes que hidratar la piel de tu cuerpo cuando llega el frío?
  1. Estilo
  2. Belleza
no solo sufre en verano

¿Por qué tienes que hidratar la piel de tu cuerpo cuando llega el frío?

Parece que cubierta por capas de ropa, la piel sobrevivirá al invierno sin problemas. Pero no es así…

Foto: No te olvides la hidratante corporal en invierno. (Unsplash)
No te olvides la hidratante corporal en invierno. (Unsplash)

Reconócelo, en cuanto escondes tu piel bajo medias y pantalones, la hidratante corporal pasa a un tercer lugar en tus prioridades de cuidados corporales. Pero ahora, y no más que nunca, sino simplemente como haces en verano, debes cuidar toda la piel de tu cuerpo y te vamos a contar las razones.

¿No has notado que, a veces, la piel de invierno muestra un aspecto opaco y mustio, con zonas muy secas e incluso algo descamadas? El sentido común dice que si la mantenemos a cubierto del frío, el sol, la intemperie, oculta bajo capas de ropa –pantalones, botas, abrigos; vamos, el kit invernal en definitiva–, la piel vivirá esos meses como una reina y llegará a la primavera lista para deslumbrar.

Pero no es así. Primero, porque le prestamos menos atención: no exfoliamos ni hidratamos tanto como en verano porque, al fin y al cabo, no hay que reparar los daños causados por los días de playa. Pero, más allá de que bajemos la guardia, la piel se comporta de distinta forma según la estación. Ignacio Ortega, cirujano plástico y experto en estética de Face Clinic (faceclinic.es), nos revela unos cuantos detalles que conviene tener en cuenta.

placeholder Hidratar el cuerpo en invierno para presumir en verano. (Imaxtree)
Hidratar el cuerpo en invierno para presumir en verano. (Imaxtree)

La piel se deshidrata más

“En invierno, los capilares de la piel se contraen para evitar la pérdida de calor. Al mismo tiempo, las glándulas sebáceas tienden a hibernar y ralentizan la producción de sebo. ¿Conclusión? Hay una mayor deshidratación, sobre todo en las pieles secas, con lo cual el principal reto es mantenerla bien hidratada”.

[LEER MÁS: Aprende a detectar si tienes la piel sensible]

Cuidado con las duchas de agua muy caliente

Con el frío apetece subir la temperatura del agua, a veces hasta el punto de que corremos el riesgo de cocernos o hacernos al vapor. “El agua muy caliente provoca flacidez, por un lado; y por otro, los capilares tienden a dilatarse muchísimo y, si se rompen, se convertirán en arañas vasculares. Está absolutamente contraindicada en caso de varices o piernas pesadas. Aunque resulte menos confortable, lo ideal son las duchas de contraste, que consiste en comenzar con agua tibia (38º) y finalizar en las piernas con un chorro de agua fresca (22º)”.

placeholder Cuida tu piel, en invierno y en verano. (Imaxtree)
Cuida tu piel, en invierno y en verano. (Imaxtree)

Los consejos de un experto

“Hidratación diaria con una leche o loción para pieles normales. Las secas agradecerán aceites varias veces a la semana, y las grasas, fórmulas especiales para evitar la formación de granitos. En cuanto a la exfoliación, lo mejor es añadir unas gotas de aceite esencial de argán o romero o almendras dulces para suavizar sus efectos”.

Leche Corporal a base de caléndula y camomila de Amapola Bio Cosmetics. Una fórmula 100% natural perfecta para pieles normales (12,50 euros).

placeholder Amapola.
Amapola.
Hoy en Amazon

Creme Cleansing Oil Stress Fix de Aveda. Esta crema limpiadora alivia el estrés a través del olfato gracias a la deliciosa mezcla de plantas de su fórmula. El plan perfecto es darse una ducha antes de dormir y dejar que el aroma vaya actuando durante el sueño (a partir de 26,02 euros).

placeholder Aveda.
Aveda.

Hoy en Amazon

Bálsamo Nutritivo UreaRepair de Eucerin. El milagro para las pieles muy secas porque elimina los síntomas –tirantez, picor– de forma instantánea. Y lo mejor: se absorbe en un segundo (a partir de 15,20 euros).

placeholder Eucerin.
Eucerin.
Hoy en Amazon

Acniben Body de Isdin. Con ácido glicólico y salicílico, está formulada para tratar los granos que aparecen en espalda o escote. Es un spray que se aplica a 10 cm de la piel y luego se masajea hasta que penetre (17,95 euros).

placeholder Isdin.
Isdin.
Hoy en Amazon

Guante de crin de Magir. Para muchos dermatólogos, la forma más saludable de retirar las células muertas de la piel. ¿El secreto? Masajear suavemente, sin presionar (18,41 euros).

placeholder Magir.
Magir.

Crema reparadora de pies Atlantia. Los pies también sufren en invierno, así que no los olvides. Utiliza una crema específica para ellos como esta a base de aloe vera y utilízala por la noche, haciendo que penetre con un buen masaje, para que tus pies se vayan a dormir muy relajados (9,40 euros).

placeholder Atlantia.
Atlantia.

Manteca corporal de banana de The Body Shop. Las mantecas son la solución perfecta para suavizar esas zonas del cuerpo que más se resecan: rodillas, talones, codos. Utiliza cantidades muy pequeñas porque tiene una textura muy densa que hay que hacer penetrar con un masaje (16,50 euros).

placeholder The Body Shop.
The Body Shop.

Revitalisin Body Mist Hamman de Rituals. Un chute de energía. Nuestra propuesta: pulveriza tu cuerpo con este bruma a base de romero y eucalipto después de la ducha, y te comerás el mundo (17,50 euros).

placeholder Rituals.
Rituals.

Hoy en Amazon

Havana Blues Body Scrub, de & Other Stories. Delicados cristales de azúcar aromatizados con hoja de tabaco y jazmín y limón (15 euros).

placeholder & Other Stories.
& Other Stories.

Aceite corporal Thé des Vignes de Caudalie. Una mezcla de aceites –uva, hibisco, sésamo y argán–, manteca de karité y activos antioxidantes para hidratar en un gesto la piel del cuerpo. Se absorbe en un segundo y no deja huellas (16,10 euros).

placeholder Caudalie.
Caudalie.
Hoy en Amazon

Reconócelo, en cuanto escondes tu piel bajo medias y pantalones, la hidratante corporal pasa a un tercer lugar en tus prioridades de cuidados corporales. Pero ahora, y no más que nunca, sino simplemente como haces en verano, debes cuidar toda la piel de tu cuerpo y te vamos a contar las razones.