Es noticia
Menú
Ni tazón, ni pixie: el cambio de look de Charlène de Mónaco es "un garçon de libro"
  1. Estilo
  2. Belleza
Tendencias royal

Ni tazón, ni pixie: el cambio de look de Charlène de Mónaco es "un garçon de libro"

La princesa de los cambios de look ha incluido en su repertorio de belleza un nuevo estilismo, el garçon más corto de la realeza y al estilo Mia Farrow

Foto: Charlène de Mónaco, junto a sus hijos y el príncipe Alberto de Mónaco, estrenando cambio de look. (Instagram/@palaisprincierdemonado)
Charlène de Mónaco, junto a sus hijos y el príncipe Alberto de Mónaco, estrenando cambio de look. (Instagram/@palaisprincierdemonado)

Ya confesó en su día que no iba a dejar de probar todo tipo de cambios de look y, tras más de un año de ausencia, Charlène de Mónaco ha reaparecido posando con su marido y sus hijos, y con un nuevo, flamante e inesperadamente chic cambio de look. Justo ahora, cuando las tendencias en peluquería dictaminan que la revisión noventera del pixie sería el estilismo más sofisticado del año, la princesa de Mónaco sorprende con un cabello más corto.

Más corto, sí, pero sin raparse. Atrás queda ese bowl cut con el que Charlène protagonizó los titulares de la prensa internacional. La sudafricana adora los cambios de look y cada pocos meses sorprende con un corte de pelo cada vez más arriesgado. Ella fue en realidad la primera en llevar el bob francés al accesorizar su melena bob con un flequillo entre choppy y baby bang.

En esta ocasión, en vez de apostar por un corte de pelo arriesgado, la monegasca ha elegido quizá el estilismo más chic de la historia. “Charlène de Mónaco ha apostado por un corte garçón de libro, muy corto, que a la fisonomía de su rostro y a su estilo les va muy bien. Además, el rubio acompaña a la perfección el corte iluminándolo”, explicaba Eduardo Sánchez, director de Maison Eduardo Sánchez.

Foto: Charlène de Mónaco, con uno de sus cambios de look. (Getty)

El estilista se desmarca así de los titulares que hablaban de un corte pixie, un error bastante habitual, y explica que la diferencia está en la longitud del cabello: "No hay que confundir el corte de Charlène con el pixie. El corte garçon mantiene todo el cabello cortado en la misma longitud; el corte pixie, por su parte, conserva la nuca y los laterales más cortos, mientras que la parte frontal del cabello se mantiene más larga”. El corte garçon es para el experto uno de esos cortes atemporales y eternos que siempre están de moda, con una estética ligeramente masculina, “ultracómodo y altamente favorecedor”.

placeholder Detalle de la nuca despejada de Charlène de Mónaco. (Instagram/@palaisprincierdemonado)
Detalle de la nuca despejada de Charlène de Mónaco. (Instagram/@palaisprincierdemonado)

Como se aprecia en las fotografías que la familia real monegasca compartía en Instagram, la nuca de Charlène se mantiene muy pulida, pero el largo del cabello es el mismo en toda la cabeza, lo que no impide que se texturice en la parte frontal, pudiendo cambiar de peinado con facilidad, una cualidad especialmente apreciada por la princesa. Más corto y pegado a la cabeza o más largo. La técnica, según el estilista, es primordial: “Como todo corte clásico requiere de una gran maestría técnica y de ejecución, así como conocer a la perfección cómo trabajar cada textura, para que quede perfecto”.

Foto: Gabriella de Mónaco en sus últimas fotografías familiares. (Instagram)

Se trata, por tanto, de un corte medido al milímetro y adaptado al cabello y facciones de la princesa: “Es un corte que se presta a brillar en caras angulosas u ovaladas, pero puede funcionar en cualquier tipo de fisonomía -en caso de rostros redondos, por ejemplo, habrá que crear un movimiento lateral-, todo depende del estilo propio de la mujer que lo elige. Eso sí, es preferible que la naturaleza del pelo sea ligeramente ondulada o lisa para conseguir un acabado pulido”. Este es el caso de Charlène, cuyo cabello liso se ve beneficiado de cada mechón y pudiendo incluso crear algo de volumen en la parte delantera del cabello.

placeholder Charlène de Mónaco, junto a sus hijos, con su nuevo cambio de look. (Instagram/@palaisprincierdemonado)
Charlène de Mónaco, junto a sus hijos, con su nuevo cambio de look. (Instagram/@palaisprincierdemonado)

El minucioso paso a paso del corte de pelo garçon requiere además una pulida técnica con la navaja, recurriendo a un corte prácticamente artesanal: “Trabajado con navaja en los contornos y la nuca y con tijera en su interior, la clave del corte garçon es que todo el perímetro está a la misma altura: nuca, laterales y parte frontal. Una vez seco, se vuelve a esculpir en su totalidad para adaptarlo a la perfección a la textura del cabello”. Para lucir en perfectas condiciones el elegante estilismo, el retoque del corte debe hacerse de seguido cada pocas semanas para mantener el largo regular.

Foto: Emili Sindlev, con su rubio 'curated' en la Semana de la Moda de Milán. (Imaxtree)

El color, un rubio platino ligeramente parecido al nectar blonde que despierta destellos dorados, resulta también fundamental en el acertado cambio de look, como apunta Eduardo Sánchez, un corte atemporal, de estilo masculino y muy favorecedor para las facciones de la princesa. Es imposible no ver un reflejo de Mia Farrow y su conocidísimo cabello corto en Charlène de Mónaco. Su coloración, más rubio cobrizo que la de la sudafricana, también tiene papeletas para convertirse en uno de los looks del 2022.

placeholder Vidal Sassoon, cortándole el pelo a Mia Farrow en 1968 en el set de rodaje de 'La semilla del diablo' de Paramount. (Cordon Press)
Vidal Sassoon, cortándole el pelo a Mia Farrow en 1968 en el set de rodaje de 'La semilla del diablo' de Paramount. (Cordon Press)

Encantado con la nueva imagen de Charlène de Mónaco, Eduardo Sánchez aplaude el atrevimiento de la princesa y explica que “quien se decide por este tipo de corte es una mujer valiente, atrevida y con personalidad. Una mujer que sabe lo que quiere y tiene criterio propio, que decide por sí misma y no se deja influenciar por lo que digan los demás. También es una mujer práctica y pragmática que quiere un peinado que suponga un importante ahorro de tiempo a la hora de cuidar y peinar su cabello”. Desde luego, una descripción que encaja con el carácter de Charlène y que sentencia la determinación de “no dejar de atreverse con cambios de look atrevidos” que ya confesara en su día.

* Si no ves correctamente este formulario, haz click aquí

Ya confesó en su día que no iba a dejar de probar todo tipo de cambios de look y, tras más de un año de ausencia, Charlène de Mónaco ha reaparecido posando con su marido y sus hijos, y con un nuevo, flamante e inesperadamente chic cambio de look. Justo ahora, cuando las tendencias en peluquería dictaminan que la revisión noventera del pixie sería el estilismo más sofisticado del año, la princesa de Mónaco sorprende con un cabello más corto.

Mónaco Tendencias de belleza
El redactor recomienda