Es noticia
Menú
Brachel, el corte de pelo si quieres ser la Jennifer Aniston de los 90 pero más actual
  1. Estilo
  2. Belleza
Dará que hablar

Brachel, el corte de pelo si quieres ser la Jennifer Aniston de los 90 pero más actual

Da igual si Jennifer Aniston se queda encerrada sin salir de casa durante una década. Su pelo siempre es fuente de noticia y de inspiración, ahora la Gen Z lo reinventa en el brachel

Foto: La melena 'brachel' de la influencer Shay Sullivan. (Instagram/@ShaySullivann)
La melena 'brachel' de la influencer Shay Sullivan. (Instagram/@ShaySullivann)

Un momento, si es un corte de pelo inspirado en Jennifer Aniston y la influencer que lo ha puesto de moda es de Tennessee, ¿por qué tiene un ‘je ne sais quoi’ francés? Aunque Shay Sullivann sea del emblemático Nashville y su esponjosa melena sea la mejor representación del corte de pelo 'brachel' según la prensa francesa, este noventero estilismo tiene su origen en una nostalgia aún más añeja que la de los centennials, pues debemos viajar hasta los años 60 para comprenderlo.

Basta con descomponer la palabra ‘brachel’ para comenzar a comprender en qué consiste el corte de pelo. El término surge de la contracción de Brigitte y Rachel; es decir, que combina parte de la estructura voluminosa del cabello de Birgitte Bardot con la melena de Rachel que Jennifer Aniston puso de moda.

placeholder Brigitte Bardot, Jennifer Aniston y Shay Sullivan. (Cordon Press/Instagram)
Brigitte Bardot, Jennifer Aniston y Shay Sullivan. (Cordon Press/Instagram)

Probablemente, los dos mayores iconos de pelo del siglo XX se fusionan para dar forma a una media melena con capas a diferentes alturas, degradados, flequillo y un corte con el que enmarcar el rostro. Así se explica ese efecto casual pero esponjoso que aportan las capas y que asociamos inmediatamente al estilo francés (la parte Bardot). Si a eso le sumamos el largo clavicut que enmarca el rostro, además de un corte de pelo con volumen, conseguimos acentuar las facciones (asoma aquí Rachel) en una suerte de estilismo cincelado como cada bucle del David de Miguel Ángel.

Foto: Modelo con una melena 'u-shape' y capas estilo 'octopus hair' en el desfile otoño-invierno 2022 de Chanel. (Getty/Pascal Le Segretain)

La responsable directa de la fama del brachel y quizá la mejor representación del novedoso corte es la estadounidense Shay Sullivann. Cuando hace unos meses la influencer pasó de un shag con capas, pero siempre peinado en recto o con efecto wet, a un corte de pelo adaptado a la caída natural de su melena, a sus facciones y a la naturaleza de su cabello, el resultado fue un estilo que, aderezado de la forma correcta, triplicaba su volumen. Desde entonces, la forma de vestirse o incluso de maquillarse ha cambiado radicalmente, hacia una estética más noventera y a la vez minimal.

Para conseguir ese volumen esponjoso, entran en juego herramientas como los rulos, tanto los de calor como los tradicionales, las tenacillas, los secadores, los cepillos redondos, las planchas o incluso los cepillos eléctricos. Toda fuente de calor permite moldear el brachel, solo depende de lo que tengas a mano, de si eres diestro en su manejo y de cómo se comporte tu cabello. Los dos únicos aspectos que no perder de vista son las raíces levantadas y las puntas redondeadas. Cada capa debe ser moldeada para conseguir la curvatura y el volumen de raíz que dará esa sensación de esponjosidad. "Ya sabéis mi rutina diaria: Dyson, rulos y maquillaje", resumía la influencer Shay Sullivann.

El corte de pelo puede recordar mucho al de Matilda Djerf, un estilismo con nombre propio que también se apoyaba en las capas; sin embargo, aquel corte a medida precisaba de un constante degradado. No había dos mechones iguales ni capas identificables que luego peinar por secciones. En el brachel, gracias a la herencia del rachel, sí hay líneas marcadas. También ese desfilado frontal, con el que el curtain fringe se pierde en el resto de la melena, se puede acercar mucho al flequillo drape, uno de los estilismos del año.

El corte de pelo que Chris McMillan creó para las primeras temporadas de Jennifer Aniston en ‘Friends’ consistía en una media melena con mucho volumen, que se basaba en la combinación de capas largas, más cortas en torno al rostro para enmarcarlo, con un finísimo flequillo que ni llegaba a ser curtain fringe y que necesitaba de un peinado, prácticamente mechón por mechón. Son cientos las fotografías en las que el estilista texturiza cada fina capa, sin olvidar que, desde la coronilla, el cabello se peinaba hacia atrás para ganar volumen como un cardado natural.

Foto: Sophie Marceau, en 'La Boum'. (Cordon Press/Rue des Archives/RDA)

La popularidad de la serie y la demandas constantes en las peluquerías del ‘corte de pelo de Rachel’ lo convirtieron en una entidad en sí mismo. Tanto es así que si tecleas las palabras ‘corte Rachel’ en Google, te saldrá un icono tipo widget en el primer resultado.

placeholder Jennifer Aniston, como Rachel Green en 'Friends'.
Jennifer Aniston, como Rachel Green en 'Friends'.

Por otro lado, el corte de pelo de Brigitte Bardot pasó más bien de ser un estilismo generacional a convertirse en un corte de pelo que se podría explicar simplemente con mencionarla. En concreto, el flequillo Bardot es el que pasará a la fama. El padre de los flequillos cortina era más grueso, rozaba las pestañas y se abría en el centro de la frente, cayendo a los lados como una sutil cascada que nunca sobrepasaba de largo las mejillas.

De nuevo, la forma en la que la actriz francesa peinaba su cabello se convirtió en historia. Cada mechón era moldeado para conseguir un acabado de voluta de columna jónica. La raíz, como vemos en el brachel, se levantaba, despegándose del cuero cabelludo y aportando volumen. Nunca estaba de más el cardado, eso sí.

placeholder Brigitte Bardot, en 'La vérité', de 1960. (Cordon Press/Topham)
Brigitte Bardot, en 'La vérité', de 1960. (Cordon Press/Topham)

Y del corte de pelo de Brigitte Bardot, el brachel también puede tomar prestado otra cosa, el color. Aunque cuando hablamos de corte de pelo no hacemos referencia a una tonalidad exacta, las capas, el flequillo y el peinado son mucho más vistosos en melenas rubio vainilla, como la de Bardot y Sullivann. Teniendo en cuenta la nostalgia noventera que ha seducido a la generación Z y el poder que iconos como Pamela Anderson despiertan en la actualidad, también es fácil encontrar la similitud del brachel con la melena de la vigilante de la playa.

El brachel se postula así como ‘lo mejor de los dos mundos’. Tiene capas estructuradas, flequillo desfilado y un largo a la clavícula, es glamour francés y naturalidad estadounidense. Su única parte negativa es que, precisamente, esa precisión de corte, capas y degradados requiere un constante mantenimiento, algo que aprendimos de Matilda Djerf -peluquero cara tres semanas- y que Shay Sullivann salva cortándose ella misma el flequillo. Los cortes de pelo de esta década llevan tiempo, como todo lo que se inspira en el pasado. Pero el resultado, lo sabemos, es tan adictivo que te hemos creado una necesidad. Sorry not sorry.

Un momento, si es un corte de pelo inspirado en Jennifer Aniston y la influencer que lo ha puesto de moda es de Tennessee, ¿por qué tiene un ‘je ne sais quoi’ francés? Aunque Shay Sullivann sea del emblemático Nashville y su esponjosa melena sea la mejor representación del corte de pelo 'brachel' según la prensa francesa, este noventero estilismo tiene su origen en una nostalgia aún más añeja que la de los centennials, pues debemos viajar hasta los años 60 para comprenderlo.

Tendencias de belleza Color cabello
El redactor recomienda