Logo El Confidencial

Enseñar el pezón: ¿arma política o corriente de moda?

Estrenamos el 2014 con la certeza de que mostrar los pezones, aún a día de hoy, sigue siendo escandaloso. Las famosas apuestan por desafiar los tabúes.

Foto: Enseñar el pezón: ¿arma política o corriente de moda?

Estrenamos el 2014 con la certeza de que mostrar los pezones, aún a día de hoy, sigue siendo escandaloso. El desfile de Marc Jacobs se hizo con los titulares de revistas de moda y prensa rosa al salir Kendall Jenner con un top transparente que dejaba al descubierto sus pezones, esos que fueron los culpables de que Rihanna casi cerrara su Instagram, presa de la censura que su portada para la revista Lui sufrió. Enseñar los pechos no es pecado en las redes siempre y cuando no se vea el pezón. Scout Willis inició la campaña #FreeTheNipple al pasear por Nueva York en topless. Para subir sus fotos a Instagram, por supuesto, tuvo que cubrir sus pezones.

"En los años 30, los pezones de los hombres eran tan provocativos y vergonzosos como lo son los de la mujer hoy. Ellos protestaron ante la censura. En 1930, cuatro hombres aparecieron sin camiseta en Coney Island. Fueron arrestados. En 1935, un flash mob de hombres en topless se organizó en Atlantic City. 42 de ellos fueron arrestados. Los hombres lucharon y fueron escuchados: cambiaron no solo las leyes, sino la mentalidad de la gente. En 1936, el torso masculino se aceptó. ¿Por qué 80 años más tarde las mujeres seguimos viviendo este tabú?", escribió Scout Willis en XoJane.com. Para asistir a una fiesta de la revista Nylon, no dudó en apostar por un body que no ocultara sus pezones. Una operación -la de protestar ante la censura de Instagram en la alfombra roja- que siguió Rihanna, como veremos luego.

La hermana de Napoleón, Paulina Bonaparte, se paseaba en 1800 con vestidos transparentes que mostraban sus pezones. Un cuadro de Robert Lefèvre pone de manifiesto su afición por enseñar sus encantos, algo que en los siglos XVII y XVIII era bastante habitual entre las francesas más chic. En 1780 se pusieron tan de moda los vestidos con escotes imposibles que mostrar los pezones no era un wardrobe malfunction, sino algo habitual. En el siglo XIX, los trajes del ballet El Lago de los Cisnes eran tan atrevidos que una bailarina se hizo conocida por enseñar siempre un pecho en el escenario. Y no olvidemos que en el siglo XI Lady Godiva utilizó su desnudez como arma política.

Contra todo pronóstico, el paso del tiempo nos ha convertido en seres mucho más puritanos. Si retrocedemos a la gala Super Bowl del 2004, el protagonista no fue Justin Timberlake, que actuó en la gala, ni Janet Jackson, que cantó junto a él. No. El protagonista fue el pezón de la cantante, que por un descuido (o no tanto, que al fin y al cabo llevaba una pezonera) fue expuesto durante décimas de segundo, algo que hizo que la cadena recibiera 540.000 quejas. Se conoce al suceso como Nipplegate. El pezón de Janet (de la que no se ha vuelto a saber, por cierto) lo vieron en ese momento preciso 90 millones de espectadores.

Dar un giro político a los pezones era el objetivo de la campaña Free The Nipple, que Cara Delevingne y Miley Cyrus no han dudado en apoyar. Este movimiento aboga por protestar contra la censura de las leyes americanas, que ensalzan la violencia mientras criminalizan el cuerpo femenino. En Halloween del pasado año, Miley Cyrus se vistió como Lil' Kim hiciera en los MTV VMAS 1999, cuando puso de moda el llamado nipple pasty, es decir: la pezonera a modo de pegatina. Este año, ha vuelto a homenajear a la rapera en el afterparty del desfile de Alexander Wang. Miley ha subido varias fotos a su Instagram en las que cubre sus pezones, esos pequeños responsables de los cierres de diversas cuentas. Y esos que han forzado a los organizadores de los Grammy a mandar normas de vestuario a las asistentes. En el 2013 se pidió a las invitadas que no mostraran sus pezones ni sus curvas en exceso.

Lil' Kim en los MTV Video Music Awards Imagen: I.C.
Lil' Kim en los MTV Video Music Awards Imagen: I.C.

Mientras que Kendall Jenner presumía de pechos sobre la pasarela, su hermana, Kim Kardashian, cubría sus pezones. Están las leyes de la censura y luego, las de la naturaleza: cuando Kendall enseña sus pechos, Kim cubre los suyos. La ley de la naturaleza Kardashian. La celebrity ha apostado por diseños transparentes en tonalidades nude, que ha combinado con sujetadores color carne que han terminado por hacer que parezca que carece de areolas en el pecho. Esos que en el videoclip Bound 2, pese a salir en topless, no aparecen nunca.

Los pezones pueden ser los culpables de arruinar un vestido de Prada en los Oscar. Que le pregunten a Anne Hathaway si se arrepiente de haber dejado que los suyos no se vieran, sino que se intuyeran: la convirtieron en el foco de todas las críticas y todavía hoy habla de este vestido como del que más quebraderos de cabeza le ha traído. Por cierto: el icónico póster en el que Farrah Fawcett aparece con un bañador rojo con el que se le notan claramente los suyos data de 1976 y no despertó, ni de lejos, semejante revuelo

Otros pezones que dieron mucho que hablar fueron los de Beyoncé… aunque en realidad no eran los suyos. Expliquemos esto. La cantante eligió un diseño de The Blonds, que suelen apostar por pezoneras brillantes en sus desfiles. El modelo que escogió Beyoncé contaba con marcados pezones en dorado realizados con cristales Swarovski.  Aunque, en realidad, el body se inspiraba en la obra de Tamara de Lempicka y en su visión del cuerpo femenino.  

Pero hemos de volver a hablar de Rihanna al hacer de los pezones el eje de este artículo. La cantante apareció en el afterparty de Balmain con un top de rejilla sin sujetador alguno, y se convirtió en la protagonista indiscutible de los CFDA gracias a un impresionante diseño de Adam Selman con el que iba prácticamente desnuda. En los Grammy 2011 ya mostró sus secretos (los más vistos del panorama) con un diseño de Jean Paul Gaultier y ha llevado diversos tops de rejilla sin sujetador en sus noches de fiesta. La semana pasada sin ir más lejos, junto con Miley Cyrus, apostó por un diseño de Tom Ford en la gala amfAR que homenajeaba al diseñador. El vestido en cuestión dejaba poco a la imaginación. Cyrus y Rihanna, eso sí, cubrieron sus pezones. SOLO sus pezones. Y pese a que los diseños eran realmente reveladores, no lograron tantos titulares como habrían conseguido si hubieran mostrado sus pezones. ¿O quizás han conseguido que nos hayamos inmunizado a la desnudez?

Si el año comenzó con Marc Jacobs mostrando los pezones de sus modelos, las pasarelas no tardaron en llenarse de pechos al descubierto a medida que pasaron los días y los meses. Burberry Prorsum, Christopher Kane y Erdem han incluido en sus propuestas para el verano 2015 diseños que no dejan nada a la imaginación. Aunque los pezones han estado presentes en los editoriales de moda desde hace décadas, su papel en los desfiles ha sido siempre más limitado. Sin embargo, no hemos de olvidar la aparición de Madonna en el desfile de 1992 de Jean Paul Gaultier con los pezones al aire. La colección estival del 2001 de Alexander McQueen ya incluía vestidos que mostraban los pechos al completo, esos que las pasarelas de la primavera 2014 vieron constantemente. Balmain, Blumarine o Haider Ackermann fueron sus firmes defensores.

La conclusión final es que el tabú de los pezones parece estar llegando a su fin. La moda ya propone diseños que los dejan al aire, algo que Agnès Sorel, la amante favorita del rey Carlos VII de Francia, convirtió en la máxima de su armario. Encargaba vestidos que dejaban sus encantos a la vista de forma específica. Y mientras Scout Willis convierte al pezón en arma de denuncia, no olvidemos que en 1964 se presentó el monokini de Rudi Gernreich, que sirvió como denuncia de las normas sociales y defensa de la libertad. "Las mujeres ya se quitan la parte de arriba de los bikinis en la playa, así que este es el siguiente paso natural. Puede que ahora parezca demasiado, pero en un par de años, los bikinis sin parte superior serán un hecho", auguró a WWW. Y mientras que tenía razón en que hacer topless es algo habitual (en los sitios en los que está permitido, que no son todos), se sorprendería al saber que, en pleno 2014, el que una modelo enseñe sus pechos sea todavía polémico.

Monokini de Judi Gernreich topless swimsuit, 1964 Imagen: Cordon
Monokini de Judi Gernreich topless swimsuit, 1964 Imagen: Cordon
Moda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios