Logo El Confidencial
EL BALMAIN SQUAD

Olivier Rousteing crea un showroom virtual con su propio avatar y modelos digitales

Descubre la nueva experiencia virtual de Balmain, que abre las puertas de la andadura digital de la moda

Foto: Olivier Rousteing, en el cierre de su último desfile en París. (Reuters)
Olivier Rousteing, en el cierre de su último desfile en París. (Reuters)

Desfiles virtuales como los celebrados en la London Fashion Week, press days llevados a cabo en Instagram y la presencia de modelos digitales como sustitutas de las modelos reales, tal y como ha ocurrido al convertirse la influencer digital Noonoouri en imagen de Stephen Jones, dejan claro que el universo virtual ha llegado para salvar a la moda, de acuerdo, pero sobre todo, para quedarse. La pandemia ha sido la que le ha dado a la industria el empujón definitivo, pues aunque cada temporada hacía un nuevo guiño al mundo virtual, parecía estar siempre en contra de apostar por el boom digital que ahora se impone por necesidad.

Olivier Rousteing es el director creativo que más presume no solo de diseños, sino de físico. Nos recuerda a Marc Jacobs, que en su juventud posaba en sus campañas, se inmortalizaba junto a sus modelos y no tenía ningún reparo en desnudarse en los anuncios de su fragancia homónima. Ahora el director creativo de Balmain hace lo propio junto a Cara Delevingne y se convierte en uno más de su squad Balmain a golpe de selfies, y por supuesto en su incursión en la nueva andadura digital no lo ha dudado y ha creado su propio avatar, para el que ha grabado su voz y cuyas expresiones faciales ha supervisado para que el resultado fuera lo más realista posible.

Balmain ha abierto su primer showroom digital en la 44 rue François de París, una dirección histórica de la casa al ser donde Balmain creó la marca en 1945, para mostrar sus colecciones crucero de hombre y mujer. Un avatar de Olivier Rousteing proyectado en 3D sirve de bienvenida a esta experiencia inmersiva en la que modelos virtuales desfilan con las creaciones de la marca y se muestran imágenes de las costureras trabajando desde casa. “La gente está más interesada en el proceso que desemboca en la foto perfecta que en el resultado final. Una palabra que es ahora esencial es savoir faire. Es lo que aporta a tus diseños algo único”, explicaba a ‘WWD’ el diseñador.

No hemos de olvidar que Olivier ha sido uno de los primeros diseñadores en sumarse a TikTok ni que durante la cuarentena ha entretenido a sus seguidores con sus entrenamientos. También formó parte del desfile virtual de Carine Roitfeld, siendo de hecho el encargado de iniciar el show con sus palabras. El francés lleva meses trabajando en la creación de este showroom digital.

“Queríamos que fuera lo más cercano al ADN de la marca posible. Ha sido un largo proceso. El mundo digital es mucho más arduo que cualquier otra experiencia real porque todo ha de ser planeado por adelantado. No puedes hacer cambios de última hora y has de estar muy centrado”, ha aclarado el diseñador, que asegura que pronto espera poder hacer también una presentación física de sus propuestas.

Moda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios