Una sentencia en catalán impide el derrumbe de la 'casa de los famosos'
  1. Famosos
los problemas de 'casa lola'

Una sentencia en catalán impide el derrumbe de la 'casa de los famosos'

La defensa de Paquita Marsans aduce “no entenderla”. La providencia que condena al derribo de gran parte de esta mansión en la zona Es Cubells sigue sin ejecutarse

Foto: Casa Lola en una imagen promocional.
Casa Lola en una imagen promocional.

Francisca Sánchez Ordóñez, también conocida como Paquita Marsans, la denominada 'casera de los famosos' tras alojar vips como José Maria Aznar, Paulina Rubio o Esperanza Aguirre en sus negocios inmobiliarios de Málaga e Ibiza, está de enhorabuena. La empresaria ha conseguido sortear el derribo de su espectacular mansión, Casa Lola, al recibir una sentencia que está redactada en catalán. Su defensa aduce “no entenderla”.

La providencia que condena al derribo de gran parte de esta mansión en la zona Es Cubells sigue sin ejecutarse. Ya ha pasado casi año y medio y la empresaria se ha librado del derribo. Desde que realizase obra ilegales, sin licencia y tras varios litigios, el expediente municipal concluyó que prácticamente la totalidad de la edificación era ilegal.

Paquita, de fiesta con su familia. (VA)
Paquita, de fiesta con su familia. (VA)

Vanitatis se ha puesto en contacto con Paquita Marsans, que actualmente reside en Marbella. Se encontraba de viaje fuera de la ciudad en compañía de su letrado. Su hija Rocío Martín fue la que nos atendió. De momento, prefiere no hablar. “Esto lo siguen llevando los abogados, son asuntos que ya llevan tiempo y de momento solo suscribimos lo que alegaron en su día”.

Los letrados que llevan el caso de Casa Lola adujeron en su momento "indefensión" por desconocer el idioma, por lo que el juzgado pidió en octubre de 2016 una traducción de la orden de derribo a Gerencia Territorial del Ministerio de Justicia en Baleares. Y esa traducción aún no ha llegado al entorno de la familia Marsans. De esta manera el 'casoplón' de 21 suites que se alquila a través de internet por 60.000 euros a la semana sigue comercializándose.

"Es una treta"

El equipo jurídico del consistorio balear denuncia que los abogados de la propiedad saben hablar catalán. Aseguran que “es una treta para demorar el proceso de derribo”. Pero con la legalidad vigente no pueden hacer nada hasta que el escrito se redacte en castellano.

Foto: Paquita Marsans, en un montaje junto a José María Aznar, Jacqueline de la Vega y Vicky Martín Berrocal (Vanitatis)

Por iniciativa propia, el juez del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 3 de Palma de Mallorca redactó en catalán la orden de derribo el pasado 11 de octubre de 2016.

La defensa de la propietaria, la empresa Inversiones Hoteleras El Faro S.L, pertenece a Francisca Sánchez Ordóñez. El Juzgado pidió una traducción a Gerencia Territorial del Ministerio de Justicia en Baleares el 28 de octubre de 2016. Pero hasta ahora no ha sido así. El Ayuntamiento de San José abrió el expediente de disciplina urbanística de Casa Lola en el año 2010, después de que se hiciese constar que se estaban ejecutando obras sin licencia, concretamente más habitaciones, terrazas y dos piscinas, hasta completar 2.000 metros cuadrados de construcción.

Paquita Marsans en un fotomontaje de Vanitatis.
Paquita Marsans en un fotomontaje de Vanitatis.

El expediente concluyó además que prácticamente la totalidad de la edificación era ilegal. Seis años después, y tras un largo periplo judicial, la Justicia dio la razón al Ayuntamiento. Con esta sentencia, el consistorio tendría derecho a demoler el complejo en el caso de que la propiedad no ejecute la providencia, pero de momento ni siquiera se da por notificada “por el incómodo asunto de estar redactada en catalán”.

Detenida en Pachá

Esta ilegalidad de su complejo ibicenco no es el único problema que la empresaria tiene con la Justicia. Tal como publicó Vanitatis, Paquita Marsans fue detenida a las puertas de Pachá Ibiza en agosto de 2013 y rodeada de famosos. Sobre ella pesaba una orden de busca y captura del Juzgado de lo Penal número 4 de Málaga desde febrero de 2008. Esa orden la condenaba a dos años de prisión por defraudar 867.469 euros. Por este motivo llegaría a pasar diez meses en la prisión de Ibiza. En su círculo de inquilinos y amistades, recopilado por Vanitatis, figura el expresidente Aznar, la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, Jacqueline de la Vega, Vicky Martín Berrocal, Paulina Rubio, Rafael Amargo, Cari Lapique, Javier Merino, Manu Tenorio o Falete.

Casas de famosos Baleares
El redactor recomienda