Logo El Confidencial
en breve usará el plasma

“Y llegas tú”: de cómo Paula Echevarría usa Instagram para comunicarse con el mundo

La actriz es más dada a dar información sobre su vida en Instagram que en la vida real. Analizamos cinco veces en que nos ha dicho más de lo que parecía a simple vista

Foto:

Paula Echevarría es un poco de esos que dicen “prefiero los perros a las personas”, pero aplicado a la comunicación. Lo suyo es más tipo “prefiero contar las cosas en mis redes sociales que hablar con la prensa”, cosa que entendemos porque al final tu perfil de Instagram o de Twitter te lo gestionas tú y ahí cuentas y dices lo que quieres, cuando quieres y como quieres. En eso se viene a parecer un poco (¿quién nos los iba a decir?) a Mariano Rajoy y su famoso plasma. Con lo bonito que es el contacto humano…

[LEE MÁS ¿Quién lo dijo: Ana Obregón o Mariano Rajoy? Haz el test y sal de dudas]

Entendemos que es más cómodo y menos engorrosa esta forma de comunicación que te permite hilar fino y dejar caer cosas sin verbalizarlas. Claro que a veces la no comunicación verbal da pie a malos entendidos: por ejemplo, si en vez de comentar “oye, que me voy a Los Ángeles, que tengo una cosita que hacer allí con una marca”, pones una foto tuya con maletas por el aeropuerto y dejas que los demás rellenen los huecos (¿dónde va?, ¿para qué?, ¿con quién?...) pues descolocas, desinformas y luego hay que salir a desmentir.

Vamos que nos vamos!!! ✈ #PerfectingTheJourney

Una publicación compartida de Paula Echevarria (@pau_eche) el

Revisando la cuenta de Instagram de la actriz, hemos llegado a la conclusión de que la asturiana sabe como pocos racionar la información y que es una acróbata de la palabra, algo que ya demostró aquella vez (que ha quedado para la historia) en que sintetizó su crisis matrimonial sin marcha atrás con un simple “en mi casa pasan cosas”. Chapó.

Sabiendo como sabemos que cualquier frase de la aún mujer de David Bustamante merece una segunda (e incluso una tercera) lectura, hemos analizado algunas de las últimas publicaciones realizadas por la asturiana para sacar algunas conclusiones de cómo le va la vida más allá de lo que a veces nos cuenta en las presentaciones y las alfombras rojas. Como en el cuento de Pulgarcito, seguimos las miguitas de pan para llegar al meollo del asunto.

Prueba 1: está enamorada

Pocas cosas que añadir a lo que ya dice el texto: “Y llegas tú, y entiendo por qué la primavera viene después del frío, y me parece imposible que vuelva el invierno. Y cualquier día de la marmota suena perfecto contigo”.

Imagen de Instagram Stories de Paula.
Imagen de Instagram Stories de Paula.

A buen entendedor… Si esto fuera una clase de análisis de textos, diríamos que 'tú' es Miguel Torres y 'la primavera viene después del frío' hace alusión al nacimiento de un nuevo amor después de un periodo duro de inclemencias sentimentales. La última parte de esta declaración de intenciones hace referencia a aquella película de Bill Murray en la que el protagonista vivía una y otra vez el mismo día. Lo que para cualquiera sería un infierno (repetir una y otra vez lo mismo) a ella (si es junto a él) le parece ma-ra-vi-llo-so.

Prueba 2: de hecho, muuuuyy enamorada

Otra demostración de su estado de enamoramiento es esta publicación donde vemos un libro abierto por una página en la que se lee: “El amor es el mayor poder del universo: haz tuyo ese poder”. Y a continuación un párrafo (bastante bonito, la verdad) con el siguiente texto: “Abre los ojos para sentir que estás en el lugar adecuado y en el momento correcto para hacer lo que tienes que hacer y actúa desde el amor ahora, porque por la calle del después se llega a la plaza del nunca...”. Pau lo recoge afirmando que este es un “mantra para fines de semana, de mes, de vida… y para el comienzo (corazón + flor + arcoíris)”. Ilusionada no, lo siguiente está Paula con Miguel.

Prueba 3: feliz como un perdiz

“¿Quién te ha hecho sonreír?”. Esta es la frase que subía la protagonista de 'Velvet' en una de sus últimas publicaciones. Nosotros podemos asegurar que a ella le arranca una sonrisa él, su hija Daniella, sus amigas (con las que es fácil verla compartir muy buenos momentos) y probablemente algunos de los cientos de titulares y artículos como este que disertan sobre ella y su mundo.

Buenas noches! 😃 #GraciasAQuienesMeHacenSonreír 💖

Una publicación compartida de Paula Echevarria (@pau_eche) el

Prueba 4: ha aprendido de los errores

Hace un año las redes sociales ardían después de escuchar unas declaraciones en las que la influencer hablaba del feminismo equiparándolo con el machismo, sin notar la (no tan) sutil diferencia que hay entre ambos conceptos: “Yo creo que no hay que ser feminista ni machista, yo creo que los extremos no son buenos ni para un lado ni para el otro”, decía entonces. Hasta Lucía Etxebarria dejaba un recadito para la actriz escribiendo en su Twitter: "¿Paula Echevarría diría “No hay que ser ni racista ni activista anti racismo, los extremos no son buenos”?".

Un año después Pau nos muestra a través de su IG que ha aprendido la lección y es una superwoman.

Prueba 5: rabia puede, nunca rencor

Pau tiene su genio, es normal, es persona, es humana (sí, como Chenoa) y por tanto también tiene su puntito de rabia. Tampoco es de extrañar con lo que tiene que aguantar a diario. Por eso, cuando subió esta publicación hace un par de meses supimos que detrás de esa sonrisa perfecta también se esconde una mente con un listado de gente a la que le mandaría una pequeña descarga. ¿Estaremos entre ellos?

🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🙌🙌🙌🙌

Una publicación compartida de Paula Echevarria (@pau_eche) el

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios