Logo El Confidencial
ARISTOCRACIA ESPAÑOLA

El heredero de la Casa de Alba se prepara discretamente para su futuro

Fernando Fitz-James Stuart cumple el viernes 28 años en un momento crucial de su vida, a menos de un mes de su boda. Conoce bien la historia de su familia, por la que siente "un interés especial"

Foto: Fernando Fitz-James, el duque de Huéscar. (Cordon Press)
Fernando Fitz-James, el duque de Huéscar. (Cordon Press)

Un chico joven vestido con un polo morado se pasea por Alba de Tormes. Viene de Salamanca y ha hecho una parada en la localidad para visitar la exposición 'Vitor Teresa', situada en el Convento de San Juan de la Cruz de los Padres Carmelitas. El característico perfil de la familia le delata, y pronto un par de azafatas se percatan de quién es. Ni más ni menos que Fernando Fitz-James Stuart, el heredero de la Casa de Alba. Ha llegado solo y está interesado en ver varias piezas, entre otras la que ha prestado su familia a la exposición, el lienzo 'Santa Teresa, escritora', firmado por Juan Carreño, que habitualmente se encuentra en el Palacio de Monterrey. La anécdota sucedió esta misma semana y sirve para ilustrar el interés que siente el duque de Huéscar por todo lo concerniente a su ilustrísimo apellido. El joven, en realidad un gran desconocido, se prepara discretamente para el futuro que le espera como jefe de la casa ducal.

[Leer más: Los secretos de la boda de Sofía Palazuelo, el vestido y quién lo ha visto]

Fernando visitó Alba de Tormes el pasado martes. "Preguntado sobre esta venida inesperada, ha reconocido que tiene que volver con más tiempo, sobre todo para ver detenidamente el sepulcro y convento de santa Teresa, una figura tan ligada a su familia", cuenta Salamancartvaldia.es. La muestra reúne cerca de un centenar de obras artísticas, manuscritos, documentos inéditos y enseres personales de la santa, que la han convertido en una muestra única. Mariano Casas, el comisario de la exposición, pudo contarle al duque de Huéscar de primera mano algunos detalles de la exposición, como ya hizo con su padre, el duque de Alba, cuando fue a conocer la muestra el pasado verano.

Sofía Palazuelo y el duque de Huéscar. (Getty)
Sofía Palazuelo y el duque de Huéscar. (Getty)

"Quiero que el Palacio de las Dueñas sea para Fernando. Él, que es tan sevillano como yo y que será jefe de esta casa un día, sabrá cuidarlo como nadie". Con estas palabras, la duquesa Cayetana distinguió en su testamento a Fernando por encima del resto de sus nietos. El joven, que hasta entonces vivía una existencia bastante anónima, fue señalado por los medios como el delfín de la casa. "Él lleva toda la vida estudiando la historia de la casa, interiorizando la importancia de conservar el patrimonio que tienen, pero además tiene un especial interés en todo lo relacionado con la familia, es un chico especial", explica un allegado a Vanitatis.

El 6 de octubre

El joven abogado lleva muy a gala el título de duque de Huéscar, el nombre tradicional de los herederos en la casa ducal. Estudió entre el Santa María de los Rosales y Reino Unido. Es licenciado en Derecho y tiene dos másteres. Mientras cursaba uno de ellos, en el College for International Studies (CIS), conoció a la que se convertirá en su esposa el próximo 6 de octubre, Sofía Palazuelo. Esa será su próxima prueba de fuego. Se casa en el Palacio de Liria, el edificio más señero del linaje, en lo que la prensa internacional ('Point de Vue' le dedicó recientemente una portada) ha calificado como "la otra boda del año".

Fernando Fitz-James con el padre Ignacio Sánchez-Dalp, que oficiará su boda.
Fernando Fitz-James con el padre Ignacio Sánchez-Dalp, que oficiará su boda.

Fernando, en realidad, es un hombre de su tiempo. Trabaja con su padre en Euroexplotaciones Agrarias, una de las empresas tradicionales de los Alba para gestionar sus terrenos en España. Con un activo de 23 millones de euros, el último balance arroja un resultado positivo cercano al millón. Además, el joven es administrador solidario de Mibor Inversiones, una sociedad de inversión inmobiliaria capitaneada por su padre y en la que su madre, Matilde Solís, es también administradora.

['El amor de un grande de España': la boda que ha conmovido a los franceses]

El duque de Huéscar cumple este viernes 14 de septiembre 28 años y apenas queda un mes para su sonado enlace. El regalo de bodas escogido por el duque de Alba para su hijo es toda una declaración. Le ha donado los derechos correspondientes de 'Busto de mujer con sombrero de cerezas', un lienzo de Renoir que Cayetana compró en Londres en 1973. Otro símbolo más del privilegio y la responsabilidad que significa formar parte de esa familia.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios