Logo El Confidencial
trabajo y trabajo

Las tres fabulosas propiedades de Eugenia Silva: Madrid, Badajoz y Formentera

La modelo ha sabido invertir su éxito como modelo internacional en tres casas, que han protagonizado reportajes de revistas de decoración y hasta algún anuncio de televisión

Foto: Eugenia Silva, en una entrega de premios. (Getty)
Eugenia Silva, en una entrega de premios. (Getty)
Autor
Tiempo de lectura5 min

Esta semana, la modelo Eugenia Silva ocupaba la portada de la revista '¡Hola!' mostrando su nueva casa en Madrid. Un espectacular piso de más de 330 metros cuadrados frente al parque del Oeste, en una de las zonas más nobles de la capital, donde el precio medio por metro cuadrado supera con creces los 4.000 euros. La modelo y empresaria la compró hace tres años, pero la vivienda ha estado de reformas este tiempo. Una cara renovada de la que se han encargado Gonzalo Machado y Mafalda Muñoz.

[LEA MÁS. Eugenia Silva y Alfonso de Borbón están de estreno: así es la increíble casa de sus sueños]

Silva es una de las modelos españolas que más éxito han cosechado a nivel internacional, de las pocas maniquíes nacionales que han sido realmente relevantes en la industria de la moda mundial. Empezó a trabajar con 16 años, tras ganar el concurso Elite Look of the Year, y desde entonces no ha parado. Ha trabajado con los mejores fotógrafos, desde Mario Testino a Steven Meisel, David Bailey, Gilles Bensimon o Bruce Weber, y ha protagonizado las portadas de todas las revistas del sector. Silva vivió la época de las top model de los 90, cuando Linda Evangelista hizo su celebérrima declaración: "No me levanto de la cama por menos de 10.000 dólares diarios".

La modelo, que entre viaje y viaje por el mundo consiguió licenciarse en Derecho (procede de una conocida familia de juristas), ha ganado dinero y lo ha sabido invertir. Además de algunos negocios fallidos, como un restaurante en Formentera que tuvo que dejar "porque no tenía tiempo de estar allí", Eugenia ha adquirido a lo largo de su carrera diversas propiedades, incluido un apartamento en Nueva York donde vivió durante años, mientras su carrera estaba en el cénit.

En España tiene tres propiedades, cada una con un carácter y un estilo propios. Tres casas que ella misma ha querido mostrar en las revistas de decoración y que le harán a usted afilar el colmillo por el motivo más humano del mundo: la envidia.

Ver esta publicación en Instagram

Morning walk #ladehesadearriba #extremadura #family ❤️

Una publicación compartida de Eugenia Silva (@eusilva) el

En el año 2001, Silva adquirió una dehesa que había sido propiedad de su abuela paterna. La familia de Eugenia (con algún miembro ilustre como el expolítico Antonio Hernández-Mancha) procede de Guareña (Badajoz), por lo que la zona le era muy conocida. Su finca está en el sur de la provincia, cerca de Puebla del Maestre, y allí cría cerdos ibéricos pata negra. “Compré la finca de mi familia en Extremadura, más que nada para que no se dividiera. Era de mi abuela Pepa y en ella creció mi padre, es una dehesa maravillosa con un cortijo precioso”, contaba la propia Eugenia en la revista 'Mujer Hoy'. La propiedad tiene una extensión de cerca de 300 hectáreas.

[LEA MÁS: La working girl con más estilo es Eugenia Silva]

La modelo tiene un gusto exquisito para la decoración, un campo donde todavía podría desarrollarse profesionalmente. Tanto que esa 'casa de campo' (como se la define en las revistas de decoración en las que ha aparecido) ha servido de escenario para algunos anuncios de televisión, como aquel de El Corte Inglés que protagonizaron Blanca Suárez, Aitana Sánchez-Gijón y Goya Toledo. La casa fue reformada por su hermano José Luis y decorada por Luis Galliussi con una orden: "No quería un cortijo y sí una casa bohemia y sencilla, como de viejecita inglesa excéntrica, en la que nada combinase con nada", según contó la propia Eugenia a 'AD'.

Eugenia Silva, divertida con dos ovejas en un evento en Madrid. (Getty)
Eugenia Silva, divertida con dos ovejas en un evento en Madrid. (Getty)

"Al mando de la obra se puso el constructor Rafael Tardío Reyes. En lo que era la casa del pastor levantaron un pabellón para la piscina, sin puertas frente al paisaje, y convirtieron el palomar en una segunda planta con tres habitaciones y dos baños. Respetaron el tamaño de la construcción, sus techos abovedados, y el magnífico suelo de barro rojo de la planta baja y la escalera", se puede leer.

Cuando decidió adquirir otra propiedad de vacaciones, esta vez en Formentera, volvió a contratar a Luis Galliussi. Entre aguas transparentes, el polvo del paraíso balear y con unas vistas privilegiadas, la modelo se construyó Can Eu, una casa de 230 metros cuadrados enclavada en un terreno cercano a una hectárea. Entre pinos, higueras y algarrobos, la casa de Silva destaca por su construcción: varios cubos pintados del mismo tono que la tierra, lo que hace que se mimetice con los colores del campo.

[LEA MÁS: Eugenia Silva cumple años, aunque no te lo creas... ni se note]

"En las habitaciones y junto a la piscina todo es sencillo y fresco, casi primitivo. Mesas y butacas de madera comida por el tiempo, hamacas hechas con ramas y sarmientos, muebles-tronco, telas paisanas que cubren camas, fibras vegetales...". La modelo también ha abierto las puertas a las revistas de decoración de su casa balear, un refugio de simpleza ideado para el descanso.

La modelo, en el Festival de Cannes. (Getty)
La modelo, en el Festival de Cannes. (Getty)

El último proyecto en el que se ha involucrado la empresaria, que acaba de lanzar la tienda online Cabinett, es su flamante casa madrileña. Cuenta con una terraza de más de 30 metros cuadrados con vistas al parque del Oeste y a la Casa de Campo, y propiedades similares en la zona se venden por no menos de un millón y medio de euros. Hay un cambio sustancial en la vida de Eugenia que se puede leer también en esta casa, y es que en estos años la empresaria ha sido madre de dos niños. Es una casa para disfrutar, "las casas las hacen las personas, no los muebles". "Por un lado, recoge en un solo espacio todo lo que tenía en mi casa de Madrid y en mi casa de Nueva York. Es la unión de todos estos años: mi colección de arte, libros, muebles... Y por otro, es la casa de mis hijos y donde se ha gestado mi nueva tienda online".

La modelo recorre sonriente con la revista los distintos rincones de la casa, desde el despacho al salón, las habitaciones de sus hijos o la cocina, que confiesa no utilizar demasiado. La suya es una vida privilegiada conseguida a base de esfuerzo. Nos morimos de envidia, Eugenia.

Eugenia Silva y Alfonso de Borbón, en el cumpleaños de la empresaria. (Getty)
Eugenia Silva y Alfonso de Borbón, en el cumpleaños de la empresaria. (Getty)

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios