Logo El Confidencial
LA ACTRIZ Y EL HIJO DE SU REPRESENTANTE

Marisol y Carlos Goyanes: 50 años de la boda que paralizó a España

Medio siglo después de su celebración, aquel enlace sigue siendo muy representativo de la deriva que luego tomó la carrera de la artista, que dejó de ser una niña prodigio cuando pronunció el 'sí, quiero'

Foto: Marisol y Carlos Goyanes en su boda. (Getty)
Marisol y Carlos Goyanes en su boda. (Getty)

La niña prodigio acabó pasando por el altar. Y nadie en España se lo quiso perder. Adiós a Marisol, a la inocencia que había representado para millones de espectadores en películas como 'Un rayo de luz'. El 16 de mayo de 1969, hace ahora medio siglo, Pepa Flores y Carlos Goyanes se casaron en la iglesia de San Agustín de Madrid. Miles de personas agitaban sus brazos para saludar a la actriz y cantante a las puertas del templo. Los admiradores de la Marisol niña que la habían visto en el cine querían ver su paso hacia el matrimonio, el momento en el que se convertía definitivamente en una mujer.

Vestida de Silvan y con un enorme pañuelo en la cabeza, Marisol le dio el 'sí, quiero' al hijo del hombre que la había descubierto, Manuel Goyanes. Tal y como publica 'Vanity Fair', Pepa Flores recordó en alguna ocasión que a su suegro no le hizo demasiada gracia aquella boda. Y no, no tenía miedo de perder a su hijo Carlos, sino de perderla a ella. "Mi madre no quería ir a la boda y mi padre tampoco. El padre de Carlos se llevó un disgusto de padre y señor mío porque me escapaba de su lado", aseguró.

Marisol, retratada por César Lucas. (Cordon Press)
Marisol, retratada por César Lucas. (Cordon Press)

Hacía un par de años que la prensa (y el público) se habían dado cuenta de que Marisol ya no era una niña. Y fue entonces cuando empezaron los rumores acerca de un novio que llegó del mismo entorno en el que se había movido la adolescente: el de los Goyanes. Algo natural si se tiene en cuenta que a aquella 'muchachita' le quedaba poco tiempo libre entre rodaje y rodaje, entre presentación y presentación.

Las crónicas de la época trataron aquella ceremonia con todo el boato posible. Sin embargo, no llegó a durar más de quince minutos. Los periodistas de 'ABC' destacaron que al novio, "que estaba esperándola en la escalinata con su madrina y madre de la novia, doña Josefa González, le costó más de veinte minutos llegar hasta la novia, pues una muralla de público que había acudido para ver la ceremonia se lo impedía". Y aquellos impedimentos amargaron lo suyo a algunos de los invitados, entre los que estaban Rocío Dúrcal, Lola Flores, Emma Penella, Carmen Sevilla o la eterna secundaria de muchas de las películas de Marisol, Isabel Garcés. Quien más y quien menos tuvo que repartir codazos para hacerse un hueco en el templo.

Unos días más tarde, la pareja se fue de luna de miel. El viaje fue convenientemente retratado por los periodistas de 'Lecturas'. Muchos adivinaron entonces lo poco espontánea que había resultado la boda de la actriz. En las fotografías, Marisol y Goyanes posaban juntos en Marbella y el Algarve y daban una imagen de felicidad que se acabó rompiendo unos años después, cuando ella sufrió un aborto y su relación contractual con el suegro se rompió. En 1972 la separación de la pareja ya era vox populi. Muchos amigos ya podrían haber adivinado el fin del matrimonio leyendo la crónica de 'ABC': "Finalizada la ceremonia religiosa, el público se arremolinó en torno a Marisol, que más blanca que el propio traje de novia estuvo a punto de desmayarse. Rodeada de todos los testigos logró salir a la calle, no sin que antes hubiese sido balanceada en varias ocasiones por el público. Una vez vacío el público se pudieron observar numerosos zapatos en los suelos, algunos bancos caídos y flores pisoteadas". Nadie ha descrito mejor la confrontación entre el amor y la fama.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios