Logo El Confidencial
FAMA

Chábeli Iglesias celebra los 18 años de su hijo desde su buscado anonimato en Miami

Se llama Alejandro Altaba Iglesias, es el nieto mayor de Isabel Preysler y Julio Iglesias, y sigue siendo un desconocido para todos

Foto: Chábeli Iglesias, en un bonito retrato de juventud. (Getty)
Chábeli Iglesias, en un bonito retrato de juventud. (Getty)
Autor
Tiempo de lectura4 min

Chábeli Iglesias lleva años 'perdida' en la ciudad norteamericana de Miami. La hija mayor de Isabel Preysler y Julio Iglesias pasa sus días alejada del 'mundanal' ruido, entendiéndose este por el universo en el que se mueven, como pez en el agua, el resto de sus hermanos.

Hoy estará soplando las velas de su primer hijo, y también nieto mayor del cantante y la socialite, y lo hará en la intimidad de su hogar o con sus amigos. Pero no veremos nada en redes sociales, propias ni ajenas. Alejandro Altaba Iglesias vive, como sus padres, alejado del foco público. La última vez que se le vio en España fue en 2010 y el pequeño tenía entonces ocho años.

Chábeli Iglesias, en una imagen de archivo. (Cordon Press)
Chábeli Iglesias, en una imagen de archivo. (Cordon Press)

Chábeli, de las teles al anonimato

Tenía la misma mirada ilusionada impresa en los ojos rasgados de su madre, las mismas ganas de triunfar en el mundo de la moda y de la televisión. Y España mostraba una gran curiosidad sobre ella. Chábeli, la hija mayor de Julio Iglesias e Isabel Preysler, fue famosa desde la cuna y también cumplió 18 años en las revistas. Como ahora sus hermanas gemelas, la primogénita también quería dedicarse a la moda, los medios de comunicación, cualquier cosa que tuviera que ver con el estilo de vida de su famosísimo clan. Hoy, sin embargo, lleva una vida prácticamente anónima junto a su familia en Miami y no quiere oír hablar de la popularidad. No es rechazo, es indiferencia.

"Eras niña de largos silencios y ya me querías bien / Tu mirada buscaba la mía, jugabas a ser mujer", cantaba Julio Iglesias en los años 80 en su celebérrima 'De niña a mujer'. Hoy podría cantárselo a sus hijas gemelas, que este 1 de mayo cumplen 18 años y podrán ser despixeladas más allá del '¡Hola!'. Hace tiempo, cuando la ley no era tan protectora con los menores, los hijos de los famosos crecían ante la audiencia. Se convertían en pequeñas celebridades desde la cuna. Algunas, como Chábeli o Rocío Carrasco, intentaron rentabilizarlo una vez que se hicieron mayores, con suerte dispar.

Chábeli lo intentó por varias vías. Editó un vídeo en el que daba lecciones de estilo de vida, patrocinó diversas marcas amadrinada por Isabel Preysler, concedió exclusivas y también se convirtió ella misma en entrevistadora. En los años 90 tuvo su propio programa en Univisión. Las crónicas de entonces anuncian: "Este mes, Chábeli lanza su propio programa de entrevistas dos veces al mes en la cadena de televisión en español en Estados Unidos Univisión, que espera que atraiga la atención del público estadounidense. Chábeli reservó a Michael Douglas, Plácido Domingo y, por supuesto, a papá para los próximos shows: 'Estoy muy emocionada".

[LEA MÁS: Ricardo Bofill, ex de Paulina Rubio, de su caída a los infiernos a su nueva vida actual]

El presidente de Univision, Ray Rodríguez, aprovechó la oportunidad para contratar a Chábeli cuando el expublicista de Julio Iglesias mencionó en una entrevista las ambiciones televisivas de la joven. "Ella es el sueño de un ejecutivo de televisión: brillante, hermosa y tiene un apellido mágico", dijo entonces. La cadena pretendía rentabilizar el tirón de su boda con Ricardo Bofill, pero ni una cosa ni la otra salieron bien. Dieciocho meses después de la boda rompían el matrimonio porque él era "demasiado bohemio" (eufemismo donde los haya) y la 'magia' de su apellido no había funcionado.

Julio Iglesias junto a sus hijos, Enrique, Julio y Chábeli, y Tamara Falcó. (Getty)
Julio Iglesias junto a sus hijos, Enrique, Julio y Chábeli, y Tamara Falcó. (Getty)

Chábeli lo intentó más veces. En el año 97 protagonizó una sonora espantada en el primer programa de 'Tómbola'. Acudía con su madre a eventos publicitarios. Pero no encontró la paz hasta que conoció al empresario Christian Altaba, un americano no especialmente apuesto que, sin embargo, le brindó la vida que ella quería.

Con Altaba ha formado una familia de la que al principio daba cuenta en las revistas. Una exclusiva por aquí en la mansión de Carolina del Norte. Otra por allá en la nueva casa de Miami. Algún altercado familiar que quedó en nada. Hasta que dejó de hacerlo. Un día anunció que había sido madre de su segunda hija, Sofía, sin que nadie en España supiera ni siquiera que estaba embarazada y el mito de Chábeli se rompió definitivamente.

Chábeli junto a su marido, Christian Altaba. (Getty)
Chábeli junto a su marido, Christian Altaba. (Getty)

La última vez que estuvo en Madrid por cuestiones laborales fue en 2015, cuando acudió a un acto de la joyería Suárez. Luego la hemos visto en la boda de su hermana Ana con Fernando Verdasco, y poco más. No le interesa la fama. Lleva una vida discreta en Miami junto a sus dos hijos y su marido, no suele acudir a eventos en la ciudad ni allí es considerada una celebrity. La popularidad es ahora asunto de sus hermanos, con los que mantiene buena relación.

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios