María Esteve: su gran labor para mantener el legado de su padre con su viuda
  1. Famosos
EN UN GRAN MOMENTO

María Esteve: su gran labor para mantener el legado de su padre con su viuda

La hija de Marisol y Pepa Flores es la presidenta de la Fundación Antonio Gades, de la que Eugenia Eiriz es directora general

Foto: María Esteve, en una imagen de archivo. (Getty)
María Esteve, en una imagen de archivo. (Getty)

Cuando el pasado 25 de mayo ejerció de portavoz de su madre y sus dos hermanas, Celia Flores y Tamara Esteve, en la ceremonia de los Goya, María Esteve reivindicaba el gran legado artístico de Pepa Flores, para ella y sus íntimos, Pepita, que sigue muy vigente con la constante redifusión de sus películas y sus canciones, que llegaron para quedarse en el imaginario colectivo de diferentes generaciones.

María, al igual que su hermana Celia. que ya ha lanzado tres discos y trabaja en el cuarto, ha seguido sus pasos artísticos. Mediada la década de los 90 protagonizaba en teatro una revisitación del clásico de Oscar Wilde 'La importancia de llamarse Ernesto' junto a Jesús Vázquez y Mónica Molina, a la que seguirían sus primeros papeles en el cine en películas como 'Atómica', 'Cuarteto de La Habana', 'Mensaka', 'Nada en la nevera' y 'El arte de morir', ambas dirigidas por Álvaro Fernández Armero, quien fuera su pareja durante cinco años. Su carrera se consolidó posteriormente con títulos tan taquilleros como 'El otro lado del a cama' y su secuela, 'Los 2 lados de la cama', 'Días de fútbol' y 'Solo química', además de la recordada serie de televisión 'Doctor Mateo'.

[LEE MÁS: Tamara Esteve, la 'silenciosa' e importante labor solidaria de la hija de Pepa Flores]

María Esteve, con sus hermanas en los Goya. (EFE)
María Esteve, con sus hermanas en los Goya. (EFE)

Ya desde sus primeros pasos, María dejó muy claro que no iba a tirar de apellidos ni de linaje para abrirse camino (utilizó el de su padre, Esteve, pero no Gades, con el que el bailarín y coreógrafo se convirtió en leyenda), y pese a la popularidad de sus progenitores, supo mantener su vida completamente apartada de los focos. Hasta tal punto que cuando se casó en 2011 no quiso desvelar ni la identidad de su marido, algo que ella misma explicaría posteriormente a la revista '¡Hola!'.

"Mi vida no ha cambiado. Lo que me ha extrañado es que se haya dicho que era una boda secreta... Fue algo íntimo simplemente. No me gusta airear mi vida privada y en un momento tan especial lo que quería era estar rodeada de mi gente más allegada. Fue todo maravilloso. Mi marido es un hombre estupendo, pero no tiene nada que ver con el medio en el que yo me desenvuelvo y no me gustaría tener que obligarle a exponerse y que todo el mundo hable de él", verbalizaba toda una declaración de intenciones y una actitud vital que también ha llevado a su faceta profesional.

[LEE MÁS: Celia Flores apuesta por la litertad como su madre, Marisol: "Estoy en paz"]

Eugenia Eiriz, en una imagen de archivo. (EFE)
Eugenia Eiriz, en una imagen de archivo. (EFE)

De hecho, de manera paralela a su trabajo como actriz ha estado muy involucrada en la Fundación Antonio Gades, que se creó en 2004 para mantener vivo el legado del protagonista también de la mítica trilogía cinematográfica de Carlos Saura 'El amor brujo', 'Bodas de sangre' y Carmen', que falleció ese mismo año a la edad de 67. De nuevo, su manera de despedirle estaba muy acorde a los valores de su familia, como anunciaban en un comunicado: "Por expreso deseo personal, no se realizará ningún tipo de acto fúnebre y su cuerpo será incinerado en la más estricta intimidad".

El rigor y el compromiso ético del mítico bailarín está muy presente en el espíritu de la fundación, que tiene cuatro líneas de trabajo: la conservación del legado del artista, su difusión, la formación y la acción social. Para poner en marcha los proyectos que abordan tienen como guía un patronato presidido por la propia María Esteve, lo dirige su viuda, Eugenia Eiriz, y cuentan con uno de los más cercanos colaboradores de Gades en los últimos años de su vida, Josep Torrent, en las labores de secretariado.

Gran entendimiento

La relación entre María Esteve y Eugenia Eiriz no solo es excelente en lo profesional, también en lo personal. De hecho, contrariamente a lo que ocurre a veces con otras sagas artísticas, ambas han remado en la misma dirección y pueden presumir de enormes logros como la supervivencia de la compañía del gran artista quince años después de su muerte, como reconocía en marzo del año pasado su viuda: "Es casi un milagro la pervivencia de una compañía privada de baile tras la muerte de su fundador. No habrá muchos otros casos en el mundo. En España por desgracia somos casi una excepción".

La contrastada labor de la fundación sería reconocida con la Medalla de Oro 2019 de la Academia de las Artes Escénicas: "Ha sido una gran alegría. y su entrega se convirtió en una noche muy especial no solo porque mi padre, porque Gades, nos dejara esta joya de su legado entre manos, sino también porque se reconociera el trabajo fundacional que estamos haciendo, que es de gran envergadura", admitía con emoción María Esteve en una entrevista a 'Opera World'..

Esteve hablaba también con orgullo de los consejos de su progenitor: "Siempre cuento que cuando hice mi primera función en un teatro grande llegué al camerino la primera noche y me encontré una nota de mi padre en el espejo que decía: 'No hay arte sin disciplina, ni disciplina sin sacrificio. Nadie te dijo que esto fuera fácil. Trabaja y que te vaya bien". Con esa premisa suya me quedo con un montón de cosas que me trasmitió. Muchas las he aplicado en mi trabajo y a mi vida, por supuesto".

María Esteve Pepa Flores 'Marisol'
El redactor recomienda