Cayetano Martínez de Irujo: "No sé qué tipo de maleficio me han hecho"
  1. Famosos
CASA DE ALBA

Cayetano Martínez de Irujo: "No sé qué tipo de maleficio me han hecho"

El hijo de la duquesa de Alba ha recibido la Medalla de Oro de la Real Academia de Medicina, acompañado por sus hijos, su exmujer Genoveva y su novia, Bárbara Mirjan

Foto: Cayetano Martínez de Irujo. (Getty)
Cayetano Martínez de Irujo. (Getty)

Cayetano Martínez de Irujo ha recibido la Medalla de Oro de la Real Academia de Medicina. Recuperado de su décima operación y de la caída que sufrió hace unos días en un recorrido hípico, agradeció en primer lugar la distinción y después hizo un alegato a favor de su compromiso con la Casa de Alba. Estuvo acompañado por sus hijos, su exmujer Genoveva Casanova y su novia, Bárbara Mirjan. De su familia, solo asistió su hermano Fernando, que es con el único que mantiene relación.

Al actual duque de Alba le mandó invitación institucional, en su calidad de jefe de la Casa. Por el momento, no tienen intención de dar un paso adelante para la reconciliación. “Mis hermanos tienen falta de humanidad”, dijo refiriéndose a su soledad en el hospital. Reconoció que desde septiembre pasado le han sucedido demasiadas situaciones desagradables y hasta ha llegado a pensar que le han podido echar un maleficio.

Cayetano Martínez de Irujo, en la capilla ardiente de doña Pilar. (Cordon Press)
Cayetano Martínez de Irujo, en la capilla ardiente de doña Pilar. (Cordon Press)

En el homenaje quiso resaltar su trabajo en la Casa de Alba hasta que murió la duquesa. Recordó cómo se redujo la deuda con algunas de sus decisiones: “Me han faltado un par de años para modernizar la Casa". Y terminó con un alegato: “Toda hazaña lleva un alto precio y yo lo he pagado con creces, pero lo llevaré siempre con la cabeza muy alta al haber sido elegido por la duquesa de Alba, mi madre, para esas gestiones. No estoy de acuerdo con el cambio que se está haciendo aunque lo respeto. No me corresponde a mí juzgar al duque de Alba, será la historia". Su libro, 'De Cayetana a Cayetano' (La Esfera), ya va por la séptima edición.

Pregunta: ¿Cómo está la relación con tus hermanos?

Respuesta: Sigue igual. Invité a Carlos, porque es el jefe de la Casa de Alba. Era mi deber decírselo. A los demás no les dije nada, salvo a Fernando, que es una gran persona.

P: ¿Hay posibilidad de que la relación, que se encuentra en un punto muerto, cambie?

R: Es difícil. Me han demostrado cómo son. En septiembre, cuando me operaron y estuve en el hospital, no vinieron a verme. Lo pasé francamente mal y me costó no venirme abajo. Me demostraron su falta de humanidad.

Cayetano presenta sus memorias. (EFE)
Cayetano presenta sus memorias. (EFE)

P: ¿Y por qué no das tú el paso y les llamas?

R: ¿Cómo? No quiero hablar de esas cosas. Es una etapa pasada. No me sale hablar de mis hermanos. Después de aquella operación y de estar diez días en el hospital, tal falta de humanidad... Apaga y vámonos. Cerré la puerta y se acabó.

P: ¿Cuál es el secreto para llevarte tan bien con Genoveva, tu exmujer?

R. Es la madre de mis hijos, que son excepcionales. Y además Genoveva se lleva muy bien con Bárbara (su novia).

P: ¿Qué ha supuesto esta medalla de reconocimiento de la Real Academia de Medicina?

R: Formo parte de la Academia y para mí es un orgullo. Hay que ser siempre humilde ante todo. Lo único que cambia es el reconocimiento.

P: Te has emocionado en tu discurso al recordar a la duquesa de Alba...

R: Es la parte más bonita e íntima al ser la persona de confianza de mi madre. Por esa labor he pagado un precio muy alto. Toda gran misión lleva un alto precio y yo lo he pagado con creces.

Cayetano y la duquesa de Alba, junto a doña Letizia, en una imagen de archivo. (Getty)
Cayetano y la duquesa de Alba, junto a doña Letizia, en una imagen de archivo. (Getty)

P: ¿A quién le dedicas este reconocimiento?

R: A mí mismo, porque me lo he ganado.

P: ¿Cómo estás de salud?

R: Llevo diez operaciones. Me encuentro bien, pero es un accidente detrás de otro. No sé qué tipo de maleficio me han hecho. Estaba haciendo un recorrido de fábula con el caballo y en el último salto me di un trompazo tremendo.

P: ¿Crees en los maleficios?

R: No lo sé. Lo único que puedo decir es que desde septiembre a ahora entré en quirófano, me he roto tres costillas, fui a África a gestionar unas cosas y acabé en el hospital por una infección... Me han pasado cosas que no tienen sentido. Estoy investigando, porque igual que existe el bien, existe el mal.

Cayetano Martínez de Irujo
El redactor recomienda