Carmen Morales y Luis Guerra: su cadena de gimnasios, en la cuerda floja por el covid
  1. Famosos
EMPRESAS

Carmen Morales y Luis Guerra: su cadena de gimnasios, en la cuerda floja por el covid

Los hijos de Rocío Dúrcal, muy queridos por el público, celebran estos días la recuperación de Antonio Morales tras pasar el coronavirus. La pandemia les ha dado de lleno también empresarialmente

Foto: Carmen Morales y Luis Guerra, en una imagen de archivo. (Getty)
Carmen Morales y Luis Guerra, en una imagen de archivo. (Getty)

Salvo alguna 'gamberrada' de Carmen Morales, hace años que los dos hijos mayores de Rocío Dúrcal y Junior han decidido pasar a engrosar la lista de personas anónimas. Antonio nunca quiso ser famoso y ha soportado con estoicismo el interés de medios como el nuestro por su vida privada. Carmen, que se había labrado una carrera en la televisión y el teatro, decidió un buen día dedicarse a los negocios y abandonar su carrera artística. Shaila es la única que continúa en el 'show business', aunque trabaja fundamentalmente en Estados Unidos, donde lleva asentada mucho tiempo. A pesar de esa pretensión de intimidad, cuando la semana pasada saltó a los medios de comunicación que Antonio Morales había superado el coronavirus tras varias semanas de lucha, la noticia se convirtió inmediatamente en una de las más leídas del día.

"Después de 15 días de hospital (8 de UCI), puedo decir sin ninguna duda que no hay nada como estar en casa con la familia. Es lo único y verdaderamente importante en este mundo junto con esos amigos que pasan la barrera de la amistad y se convierten también en familia. Al final todo vuelve a lo mismo, el círculo que cada uno tiene y que le acompaña en lo bueno y lo malo de la vida, y que por desgracia a veces se nos tiene que dar un toque de atención para que nos enfoquemos y no perdamos la perspectiva de lo verdaderamente importante en este universo. Sin duda a mí me lo ha dado, y lo sabía y tenía presente, pero nunca está de más que te lo recuerden, aunque haya sido con un susto que, gracias a Dios, no ha llegado a más. Gracias a todos los que con sus ruegos y ánimos habéis estado apoyándome a mí y a Bárbara Suanzes en estos días complicados", escribió el propio Antonio en su perfil de Instagram, que inmediatamente se llenó de mensajes de ánimo y apoyo también de los fans de Rocío Dúrcal y Junior.

Los hermanos Morales de las Heras celebran hoy que el mayor se está recuperando de esa experiencia. Eso ha sido lo prioritario estos días y la gran alegría de la familia. Aunque, lógicamente, en su calidad de empresarios no han dejado de mirar de reojo cómo la pandemia les estaba golpeando también desde el punto de vista económico. La cadena de gimnasios propiedad de Luis Guerra, el marido de Carmen Morales, permanece cerrada hasta nueva orden desde mediados de marzo. El Ministerio de Sanidad contempla la apertura de estas instalaciones para la fase 3, la avanzada, lo que en la Comunidad de Madrid (donde Holiday Gym tiene la mayor parte de su negocio) no llegaría hasta el 22 de junio si no se relajan antes los plazos de la desescalada.

Apoyo al Gobierno

Fundada en 1984 por Luis Guerra, la compañía ha tejido una red de 22 centros deportivos en España. La mayor parte está en Madrid, pero también hay gimnasios en Alicante y Zaragoza. Estos meses de parón, Guerra ha ofrecido clases online a sus clientes, ha sorteado meses de entrenamiento gratis y hasta ha tendido la mano al Gobierno para la realización de test. A mediados de abril, Luis Guerra, en calidad de presidente de la cadena, puso a disposición del Estado todas sus instalaciones a nivel nacional para la realización de pruebas a la población, con el fin de colaborar en la lucha contra el covid-19. Según la empresa, la propuesta surgió también para tratar de paliar el cliché negativo que hay sobre los gimnasios como foco de contagio. "Con las medidas correctas, los gimnasios son seguros", aseguraba Guerra entonces, aunque la iniciativa no cuajó.

placeholder Rocío Dúrcal, en una preciosa imagen con su hija Carmen de niña. (Getty)
Rocío Dúrcal, en una preciosa imagen con su hija Carmen de niña. (Getty)

Holiday Gym estaba en plena reconversión antes del parón de actividad. En el último informe de auditoría del que dispone el Registro Mercantil, los expertos señalan que la empresa tiene un fondo de maniobra negativo y que mantiene una elevada deuda con la Agencia Tributaria y los bancos. Para tratar de remediarlo, Guerra ha cambiado su estrategia empresarial desde marzo de 2019. Según los auditores, desde esa fecha se ha producido un cambio en la línea de negocio de la sociedad, abandonando la explotación de gimnasios y dedicándose al alquiler de edificaciones. Actualmente, de los 22 gimnasios de la cadena, cuatro se explotan en propiedad y el resto en régimen de arrendamiento operativo. También han reducido costes.

Muchos ciudadanos habituales de los gimnasios sienten estos días auténtico 'mono' por volver a disfrutar del deporte en estos espacios especializados. Los Holiday Gym gozan de amplias instalaciones, con una media de 2.000 metros cuadrados repartidos entre zona de musculación y cardio, varias salas para actividades dirigidas y un espacio para practicar deportes de contacto. En sus perfiles, la cadena ya avanza que está preparando el regreso: han creado un protocolo de buenas prácticas anticovid, han puesto en marcha la posibilidad de pedir cita previa y mantienen a su comunidad activa a través de las redes sociales. En esta labor ayuda en lo que puede Carmen Morales, que estos días también ha compartido algunas de las iniciativas que ha puesto en marcha la cadena, además de un romántico mensaje hacia su marido por sus nueve años de casados.

Carmen también tiene una vena emprendedora. Trabajó durante dos décadas en la televisión, el teatro y el cine. Pero en 2017 decidió iniciar una faceta profesional completamente diferente y fundó Clover Events, una agencia especializada en la organización de eventos, con su cuñada Bárbara Suanzes y una amiga de toda la vida, Paloma. En 2018 probó de nuevo, esta vez en el terreno de la moda. Puso en marcha junto a otras tres socias WThefab, una firma de moda online para mujeres normales y con una amplia gama de tallas.

Antonio, el único hijo varón de Rocío Dúrcal, apenas vivió una pequeña experiencia como cantante en su infancia, pero desde siempre tuvo claro que lo suyo no eran las tablas. Morales, de hecho, ha triunfado en los negocios. Además de gestionar la herencia de sus padres (que incluye varias propiedades en Madrid o Almería), lidera una cadena de restaurantes de comida americana con varios locales en Madrid que también han sufrido las consecuencias de la pandemia. Aunque lo importante, como él mismo ha dicho, no tiene nada que ver con eso.

Carmen Morales Rocío Dúrcal Antonio Morales