Descubrimos el refugio de Rosa Maria Sardà en el Empordà: su casa de pueblo en Ventalló
  1. Famosos
CASAS DE FAMOSOS

Descubrimos el refugio de Rosa Maria Sardà en el Empordà: su casa de pueblo en Ventalló

La actriz compró una vivienda en 1998 junto a su entonces pareja, Josep Maria Mainat, que adquirió la colindante. Allí tenía un grupo que formaban Terenci Moix y Benet i Jornet

Foto: Rosa Maria Sardà, en Zaragoza. (EFE)
Rosa Maria Sardà, en Zaragoza. (EFE)

Largas sobremesas nocturnas en el restaurante La Bassa, paseos por el campo, cerca del estanque, incluso alguna escapada a la playa de l’Escala. Rosa Maria Sardà, fallecida este jueves, tenía su refugio lejos de Barcelona, en Ventalló, Empordà, un paraíso terrenal en el que la actriz pasaba temporadas aislada de todo. Allí la visitaban amigos con quienes compartía sus secretos. Después de ir a Ventalló durante años, Sardà se compró una casita de pueblo en 1998 junto con quien era su pareja en aquel momento, Josep Maria Mainat, fundador de Gestmusic, quien adquirió la casa colindante.

LEA MÁS.: Rosa Maria Sardà y la carta a su madre: "Me he convertido en un ser duro"

No hablamos de una gran masía ni de una propiedad de lujo, algo que espantaba a la Sardà. Se trata de un inmueble de 60 metros cuadrados divididos en una planta baja y dos pisos más, con un pequeño patio que hace de jardín. Las buganvillas de la puerta demuestran el amor con el que Sardà cuidaba de su casa ampurdanesa.

Rosa Maria Sardà, tras recibir el galardón Max de Honor 2015. (EFE)
Rosa Maria Sardà, tras recibir el galardón Max de Honor 2015. (EFE)

En 1995, la actriz apareció en el programa que su amigo Terenci Moix tenía en TVE en Catalunya, ‘Terenci a la fresca', y allí le contaba que disfrutaba de sus escapadas a Ventalló, donde se sentía tranquila. El fallecido escritor también tenía una casa en el mismo pueblo, cerca de la de Sardà y Mainat, un lugar al que tuvo que dejar de ir cuando la enfermedad le impedía subir escaleras.

La 'colla de Ventalló'

Allí, en este pueblecito de Girona de menos de 1.000 habitantes, solían reunirse los amigos, la 'colla de Ventalló' (la pandilla de Ventalló), entre los que se contaba el también fallecido Josep Maria Benet i Jornet, reconocido autor teatral, quien recordaba en un libro sus visitas a la casa de Terenci “como algunos de los momentos más plácidos que he vivido en la vida”.

El pasado mes de septiembre, Rosa Maria Sardà, ya enferma, no quiso perderse el homenaje que el pueblo le rindió a Terenci y asistió a la descubierta de una placa en la casa en la que había vivido. Aquella jornada, Sardà y otros amigos, como la hija del citado Benet i Jornet, comieron en el restaurante La Bassa, donde se celebró la 29ª Fira de l’Oli (feria del aceite), una tradición que ninguno solía perderse.

Tractores en Ventalló, el día del referéndum del 1 de octubre. (EFE)
Tractores en Ventalló, el día del referéndum del 1 de octubre. (EFE)

Major, Schaaf, Moll

Entre los amigos de 'la colla’ que solían subir siempre a Ventalló estaba también el actor Enric Majó, la actriz Àngels Moll -una de sus mejores amigas- y el realizador de televisión Sergi Schaaf. Este último lo recordaba en un artículo el viernes: “Ya nunca volveremos a nuestro Camelot particular en ese pueblo ampurdanés. Allí anduvimos Moix y Enric Majó, Sumsi y Papitu Benet i Jornet, Mainat y tú, y Àngels y yo, y los hijos de todos. Ya nunca andaremos por aquellos senderos, tú con las manos levantadas para que no se te hincharan, yo tropezando con piedras y raíces, ya nunca más sentiremos el frío de las nocheviejas y el calor del verano en las noches en La Bassa de Ventalló”.

Ventura Pons, entre las actrices Rosa Maria Sardà y Amparo Moreno. (EFE)
Ventura Pons, entre las actrices Rosa Maria Sardà y Amparo Moreno. (EFE)

Otro de los visitantes a ese refugio era el director Ventura Pons, quien recordaba este viernes que “me dejaba caer algunas veces, pero lo encontraba todo demasiado endogámico y prefería relacionarme con cada uno de ellos por separado, era más llevable”. Pons se refería a que tanto Sardà como Mainat mantenían sus propiedades pese a no ser ya pareja y que la amistad y la relación que unía a ambos era algo que podía dejar fuera a los visitantes.

Casa en el Eixample

Sardà vivía en el Eixample de Barcelona, en una zona noble, una clásica casa modernista, de techos altos, llena de libros que la actriz devoraba como buena lectora que era. La casa, comprada en 1999, consta de 185 metros cuadrados y tiene un patio de 11 metros cuadrados que hacía las veces de jardín. Es allí donde pasó sus últimos momentos, alejada del aire puro de los campos del Empordà, ese paraíso al que no ha podido volver.

Rosa Maria Sardá, en su casa barcelonesa. (Atresmedia)
Rosa Maria Sardá, en su casa barcelonesa. (Atresmedia)

Casas de famosos