Isabel Preysler y Vargas Llosa celebran 5 años de amor: así fue su primer encuentro en 1984
  1. Famosos
UN LUSTRO JUNTOS

Isabel Preysler y Vargas Llosa celebran 5 años de amor: así fue su primer encuentro en 1984

Si estuvieran casados, celebrarían sus bodas de madera. Pero la pareja, de momento, no se plantea formalizar una relación que escribió su prólogo hace más de tres décadas

placeholder Foto: Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa. (Getty)
Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa. (Getty)

Isabel Preysler y Vargas Llosa se encontraron por primera vez en 1984 cuando la aún marquesa de Griñón se convirtió en entrevistadora de lujo para '¡Hola!'. Gracias a la intermediación de un amigo del escritor se pudo realizar esa entrevista. Así lo relataba el propio premio Nobel a la revista 'Tiempo' en 1991, y explicaba la sorpresa que recibió cuando ese conocido le dijo que le pagarían mil dólares si conseguía que diera su consentimiento para el encuentro laboral.

Se hizo la entrevista y, a partir de ese día, se inició una amistad que se mantuvo a lo largo de los años. Isabel presentó a Miguel Boyer, y Mario a Patricia, su mujer. Al morir el exministro de Economía, el matrimonio Vargas Llosa acudió al funeral y fue entonces cuando se estrechó el contacto. Dicen que al nobel nunca se le olvidó el encanto que desprendía la bella filipina. Permaneció en su disco duro hasta que, de nuevo, el destino los volvió a reunir.

placeholder Vargas Llosa y Preysler. (Getty)
Vargas Llosa y Preysler. (Getty)

Una ilusión nueva

Para Isabel, comenzar una nueva historia sentimental al año de la muerte de su marido era difícil. Desde que Boyer sufrió el infarto cerebral, su vida cambió radicalmente pero, como ella misma explicaba en su revista de cabecera, "ha sido para mí una prueba de fortaleza". El exministro moría a los 73 años en la clínica Ruber. Nadie imaginaba que Isabel Preysler volvería a ilusionarse y, menos aún, con el que había sido uno de sus primeros entrevistados.

placeholder Isabel Preysler y Miguel Boyer Jr., en el funeral de Miguel Boyer. (Getty)
Isabel Preysler y Miguel Boyer Jr., en el funeral de Miguel Boyer. (Getty)

Han pasado cinco años desde que se hizo oficial el noviazgo y, si su compromiso con el que fuera todopoderoso vicepresidente del Gobierno de Felipe González fue un terremoto, la nueva situación afectiva de la reina de corazones rompió cualquier expectativa mediática. Preysler, por cuarta vez, volvía a enamorarse de un hombre con un perfil de triunfador: escritor de éxito, premio Nobel y con un gran carisma en el mundo de las letras y social.

En este tiempo, la pareja ha superado con matrícula de honor su historia sentimental. Por el momento, no tienen intención de cumplir con los votos matrimoniales y su estado civil se mantiene: Isabel, viuda y Mario, divorciado. No hay impedimento alguno para que ambos se conviertan en consortes.

La noche de los Oscar

Este quinto aniversario ha servido para echar la vista atrás y hacer una especie de 'déjà vu' de su historia sentimental. Antes del viaje que realizaron juntos a Londres, patrocinado por Porcelanosa para el reportaje anual con el príncipe de Gales, Isabel y Mario ya habían comenzado un acercamiento. El primero fue cuando Patricia Llosa viajó a Lima para pasar un tiempo con su madre, que se encontraba delicada de salud. Era la primera vez que el escritor se quedaba solo sin el manto protector y vigilante de su mujer. Isabel llamó a la secretaria del matrimonio para invitarlos a ambos a su casa para ver la retransmisión de la entrega de los Oscar. Patricia no estaba en España y fue solo el escritor.

placeholder Patricia Llosa, en una imagen de archivo. (EFE)
Patricia Llosa, en una imagen de archivo. (EFE)

Tiempo atrás habían circulado rumores sobre la amistad entrañable de Mario con una guapa actriz española. Estas dos palabras, que ya utilizó Corinna Larsen para definir su relación extraconyugal con el rey Juan Carlos, se han convertido en un genérico que también afectó en su día a Vargas Llosa.

Un periodista de la sección de cultura de una emisora de radio se sorprendió al ver a Isabel Preysler en el patio de butacas del teatro Español en uno de los ensayos de la obra 'Los cuentos de la peste', que protagonizaban Vargas Llosa y Aitana Sánchez-Gijón. No dio más importancia y al comentarlo en su redacción, un redactor de sociedad hizo sus cábalas y acertó al insinuar el posible romance entre la 'socialité' y el escritor. Al cabo de los meses, la intuición se convirtió en realidad al aparecer las primeras fotos de los protagonistas juntos.

A partir de esas imágenes, los rumores dieron paso a una realidad inesperada: Vargas Llosa dejaba a su mujer, con la que había compartido cuatro décadas, y se subía a su último tren afectivo. El escritor rompió con parte de su familia que, después de estos cinco años de noviazgo, volvió a recuperar. Mantiene una buena sintonía con sus tres hijos y sus nietos, a los que adora. La tempestad dio paso a una calma y un equilibrio que, seguramente, acabará en boda.

Isabel Preysler Mario Vargas Llosa
El redactor recomienda