Andrea Levy, romances, looks y canelones: "Tengo el corazón trabajando al 100%"
  1. Famosos
ENTREVISTA

Andrea Levy, romances, looks y canelones: "Tengo el corazón trabajando al 100%"

¿Cuántos pares de zapatos tiene? ¿Qué no ha enseñado en Instagram esta cuarentena? ¿Ha ido de rebajas? ¿Y su romance?

Foto: Andrea Levy, romances, looks y canelones: "Tengo el corazón trabajando al 100%"
Andrea Levy, romances, looks y canelones: "Tengo el corazón trabajando al 100%"

“Me da bastante miedo lo que pueda venir de rebrotes en septiembre” nos comenta Andrea Levy horas antes de coger las maletas e iniciar sus vacaciones. “Me he quedado en Madrid porque no me quería perder el concierto de Lina y Raül Refree en Conde Duque, que fueron un super descubrimiento que hice durante la pandemia”, comenta emocionada. “Me apetecía muchísimo” y eso que las temperaturas en la capital a las 20h de la tarde sobrepasan los 35 grados.

No obstante, en pocas horas la delegada de Cultura del Ayuntamiento de Madrid pronto dejará su ajetreada agenda atrás, sus stilettos de tacones infinitos y todas las cosas (de todo tipo y condición) que le han hecho mantenerse ocupada durante la cuarentena y la desescalada en la que ha se ha convertido en una de las grandes protagonistas de la actualidad desde su madrileño apartamento de 60 metros en los la cocina es la reina de la casa.

Andrea Levy, a su llegada al Teatro Real, hace unas semanas. (EFE)
Andrea Levy, a su llegada al Teatro Real, hace unas semanas. (EFE)

Cosas, como decíamos, de todo tipo, de las que hemos querido hacer balance con ella antes del momento desconexión que tanto anhela. Romances, “pecados” de rebajas, sus pasiones ocultas y sus planes de veraneo… Andrea no se ha dejado nada en el tintero durante nuestra original entrevista vía Facetime. Hasta nos ha confesado los metros cuadrados que tiene su casa y lo que no perdona de su rutina. Tesoros post covid.

Un verano en buena compañía

Tras una de las temporadas más intensas en el ayuntamiento de Madrid de las últimas décadas, tanto Almeida (que descansa ya en Cantabria) como gran parte de su equipo, disfrutan de unos merecidos días de vacaciones. Durante el confinamiento, Andrea Levy tal y como nos contó durante una entrevista al principio de la pandemia, se enfrentó al reto de rediseñar toda la agenda cultural prevista (del tenis a San Isidro pasando por la Feria del Libro) en un escenario de lo más incierto.

Ahora, casi tres meses después de aquella conversación, y tras mucho (muchísimo) contenido en Instagram, Andrea hace balance. “El confinamiento también nos trajo cosas positivas culturales. La obesidad cultural de consumir muchos libros, series, películas…” y que entre otras cosas le hizo descubrir al grupo porque el que ha pospuesto un día más sus vacaciones (que pintan muy bien).

“Pues voy a dejarme caer por algún sitio de playa seguro porque me apetece mucho el mar. Yo vengo de Barcelona donde el mar lo tenemos a 15 minutos desde casi cualquier lugar y normalmente suelo veranear por el norte. Algún día estaré también por el sur, porque tengo algunos amigos y me han invitado, así que también estaré por la zona del Puerto de Santa María y por Málaga”. Un poco de todo, rodeada siempre de gente de lo más apetecible.

¿Algún plan en concreto que te apetezca mucho?, le preguntamos. Siempre celosa de su intimidad, no es muy dada a concretar especialmente, aunque en esta ocasión hace una concesión a Vanitatis. “Espero poder comerme en la costa un buen plato de coquinas. Me gusta muchísimo y por supuesto una cerveza en buena compañía”, asegura.“La buena compañía está asegurada porque tengo buenos amigos”.

Buenos amigos y también algún que otro romance por el que durante el confinamiento ha copado algún que otro titular rosa. Asegura sin tapujos que tiene “el corazón trabajando al 100%” que está “feliz” y que “eso es lo más importante”.

Hablamos, para los despistados, de la supuesta amistad especial que salió a la luz con Pepe Ruiz Gallardón, hijo del exalcalde y ministro de Justicia y uno de los cachorros de la jet más discretos del panorama patrio.

Por ello y por respeto absoluto a “las terceras personas implicadas”, Andrea declina hacer más declaraciones al respecto. Está radiante y feliz, le brillan los ojos y su ropa (cada día más colorida) no hace más que poner de manifiesto que está enamorada.

“Intento arriesgar con los looks”

Aunque más allá de romances y líos de agenda institucional, si por algo ha sido protagonista Andrea durante el confinamiento y la desescalada ha sido por sus looks. Desde hace meses se ha convertido en una influencer de moda en toda regla. Todo lo que se pone se analiza al detalle aunque prefiere destinar sus redes sociales a otros menesteres algo más serios.

“No me siento como tal pero sí que me gusta que al final mi trabajo dentro del área de Cultura refleje también la parte de los diseñadores y creadores de moda. Le presto mucha atención, a cada sitio al que voy, ir acorde a la indumentaria. Creo que es parte de mi trabajo y no me lo tomo como una frivolidad” asegura con rotundidad. “Reivindicar a los diseñadores españoles es parte de mi trabajo y me parece importante hacerlo y, cómo no, me gusta seguir las tendencias, que también es cultura”.

Una mezcla perfecta. Su pasión por la moda no es ningún secreto. Siempre a pie de desfile, no duda en coger ideas de la pasarela, arriesgar y no dejar a nadie indiferente. Sin estilista ni un equipo de asesores que le aconsejen la responsabilidad recae sobre ella, algo de lo que se siente especialmente orgullosa. “No me tomo las tendencias como una influencer, sino que me gusta reflejar a través de lo que me pongo mi estado de ánimo. Que estoy contenta, que estoy bien, que me gusta arreglarme y salir, ese estado de ánimo positivo” confiesa sabedora de que no le gusta pasar desapercibida.

Intento arriesgar porque es verdad que hay que tener un poco ese punto transgresor para demostrar que los diseñadores están ahí y que hay que apoyarles. Mi cargo me permite tener este punto a la hora de vestir” y sus amistades se lo ponen aún más fácil.

La más conocida, la que mantiene con Agatha Ruiz de la Prada, diseñadora que elige para gran cantidad de eventos y cuyos diseños le han llevado incluso a coincidir recientemente con Yola Berrocal. Un “dos mujeres, un vestido” de lo más dispar. “Ese vestido me hizo sentir super guapa y si le hizo sentir igual a Yola me parece estupendo. Agatha tiene mucho positivismo y encima me hizo la mascarilla a juego”.

[LEER MÁS: Andrea Levy, Yola Berrocal y Agatha Ruiz de la Prada, tres mujeres y un vestido]

Su placer oculto (hasta ahora)

Si algo hemos sacado en claro de los análisis de estilo que hacemos en Vanitatis sobre Levy es que es una auténtica enamorada de los zapatos. La Carrie Bradshaw de la Administración Pública.

“Bueno me encantan los zapatos. Es una cosa que habéis descubierto pero es un absoluto secreto el número de pares que tengo. Jamás lo diré” confiesa divertida, “prefiero daros mi receta de canelones con salsa especial”, bromea. “Es una cosa que me gusta desde hace muchísimo tiempo es un placer oculto que me vuelve loca” y que por supuesto ha perpetuado en las rebajas.

Su ‘pecado’: “Me he comprado unos zapatos (risas). Han sido unos zapatos que ya los tenía vistos por internet y que me gustaban”. Un par que nos ha prometido que veremos en septiembre, en la vuelta al cole.

“Yo te prometo zapatos nuevos la temporada que viene” y sabe que le tomaremos la palabra. ¿Y los canelones? (nos puede la curiosidad): "mucha gente me ha dicho que me grabe haciéndolos pero ya es demasiado para mí" (risas). Otro asunto pendiente para septiembre.

Andrea Levy