Humberto, el patriarca de los Janeiro, fallece en el hospital de Jerez
  1. Famosos
A LOS 76 AÑOS

Humberto, el patriarca de los Janeiro, fallece en el hospital de Jerez

Humberto Janeiro ha fallecido a los 76 años en el hospital de Jerez de la Frontera .Durante los últimos meses el deterioro de su salud era

Foto: Humberto Janeiro. (Cordon Press)
Humberto Janeiro. (Cordon Press)

Humberto Janeiro ha fallecido a los 76 años en el hospital de Jerez de la Frontera. Durante los últimos meses el deterioro de su salud era notable con ingresos y altas habituales. Por eso la familia pensaba que este último achaque también tendrían consecuencias positivas y que saldría adelante. De hecho varios de los hijos no se encontraban en el hospital y una vez que les comunicaron la noticia Jesús y María José Campanario se dirigieron hacia el centro hospitalario.

Ingresó el pasado 16 de julio por una infección en el pie provocada por la diabetes que padecía y esta semana lo trasladaron a la UCI del hospital universitario. Humberto Janeiro fue durante años el jefe del clan y el promotor de la carrera de su hijo Jesulín cuando comenzó a torear. Era menor de edad y la imagen del padre siempre en el callejón de las plazas era una figura habitual.

El padre de Jesulín en una de sus corridas. (CP)
El padre de Jesulín en una de sus corridas. (CP)

Durante años la relación entre padre e hijo fue estable hasta que determinados acontecimientos provocaron la ruptura y el torero se marchó de Ambiciones, donde se quedaron a vivir sus padres. Con el tiempo este reducto que representaba el poder del torero estuvo en la cuerda floja con embargos que junto con las malas inversiones obligaron a Jesulín a volver a los ruedos. El torero recompró la finca.

Después llegaría el divorcio de Carmen Bazán, las apariciones estrambóticas en televisión y los reportajes con novias variadas que explicaban anécdotas e intimidades de Humberto y resto de la familia. Con el tiempo padre e hijo volvieron a encontrarse y en estos últimos años Jesulín estuvo pendiente de su padre al que respetaba y quería.

Jesulín de Ubrique María José Campanario
El redactor recomienda